Windows Phone Blue no requerirá botones, compartirá hardware con Android

Windows Phone Blue no requerirá botones, compartirá hardware con Android

Carlos González Villamil

Los de Redmond ocupan, a nivel global, la tercera posición en cuanto a sistemas operativos móviles. Actualmente queda Windows Phone relativamente bajo la sombra de iOS y Android, de Apple y Google. Sin embargo, los rumores en torno a las novedades que este sistema operativo móvil incorporará hacen pensar que en 2014 la oferta de Microsoft puede ser mucho más competente. La novedad que a continuación desarrollamos, que aparecerá con Windows Phone Blue, así podría modificar la situación actual del sistema.

Días atrás ofrecíamos las novedades que traerá consigo la actualización a Windows Phone 9. Esta próxima versión que llegará en 2014 supondrá la «pérdida» de la interfaz Metro, aunque podremos devolverla a la pantalla del dispositivo manipulando fácilmente la configuración del teléfono inteligente o la tableta. Además, veremos cómo queda en el pasado la variante RT del sistema operativo de Microsoft, siendo «fundida» esta con Windows Phone. Por lo tanto, los de Redmond muestran intención de «universalizar» su sistema operativo, algo que tiene mucho que ver con la información que presentamos.

windows-phone-9

Windows Phone Blue permitirá compartir hardware con Android

Además de unir dos sistemas operativos actuales bajo Windows Phone 9, los de Microsoft también pretenden dar un cambio radical a Windows Phone para conseguir la compatibilidad de hardware con Android. Windows Phone Blue no requerirá de botones físicos en el dispositivo, lo cual significa que los fabricantes podrán desarrollar teléfonos inteligentes -uno mismo- que incorporen Windows Phone o Android. Esto quiere decir, no que encontraremos dispositivos con doble sistema operativo móvil, sino que el mismo «aparato» se podrá adquirir indistintamente con uno u otro, el de Google o el de Microsoft.

Evidentemente, esto podría suponer para los de Redmond un importante crecimiento en la demanda, puesto que más fabricantes estarían interesados en su Windows Phone. Teniendo en cuenta lo anterior, las posibilidades para el usuario serán mayores y, además, al haber una mayor oferta de dispositivos -teléfonos inteligentes- con Windows Phone, los precios podrían disminuir ligeramente en estos dispositivos. Sea como fuere, lo que está claro es que Microsoft quiere volver a dar un importante paso evolutivo con su sistema operativo móvil y que, gracias a esto, podrían encontrar una mejor posición en el mercado.

Fuente: IntoMobile