El Samsung Galaxy Gear puede ejecutar Android 4.2.2 y sus apps

Samsung

En el mundo de la tecnología móvil no siempre se acaban las cosas donde dice el fabricante. De hecho, al igual que sucede con los apasionados del motor, hay miles de personas que se encargan de “tunear” los dispositivos y cambiar dentro de sus limitaciones todo lo que pueden. Además, también están los hackers, que a veces consiguen cosas como que un smartwatch ejecute el sistema operativo de un terminal móvil.

Esto es lo que ha sucedido con el Samsung Galaxy Gear, la apuesta de reloj inteligente de la compañía coreana que tanto está dando de qué hablar. Pues bien, unos hackers han conseguido destripar parte de su tecnología de programación y han conseguido que el Galaxy Gear ejecute Android 4.2.2, además de las aplicaciones de Android.

Pese a contar con un hardware relativamente bajo en potencia, estas personas han conseguido, de momento, esa ejecución del sistema operativo en los Galaxy Gear. No obstante, por lo que respecta a las apps, para poder acceder a todas las que se puede tener en otro tipo de terminal Samsung, habrá que tener ciertos conocimientos técnicos para su implantación.

Galaxy Gear

Limitaciones lógicas

Pese a lo curioso de la noticia, y la importancia relativa que tiene, puesto que para los amantes de Samsung es muy interesante poder contar con todas sus apps, hay que ser concientes de todas las limitaciones que presenta el Galaxy Near. Para empezar, su display de 1.6, pero también seguido de su procesador de 800 MHz, así como los 512 MB de RAM, y los 4 GB de memoria interna, es decir bastante primario en lo que se refiere a la equitación técnica como para pretender ofrecer unas prestaciones adecuadas a las necesidades actuales.

Además, hay que sumar que no cuenta con una  conexión de datos nativa. Sin embargo, no parece demasiado difícil de activar la depuración USB en primer lugar, y que posteriormente permitirá que se use ADB para aplicaciones de carga lateral en el dispositivo.

Con todos estos problemas no parece que su funcionalidad pueda ser la mejor, pero lo que se pretendía demostrar es que se podía hacer, y se ha hecho. Ahora ya será cada usuario, y las necesidades que tenga las que le lleven a incluir Android en su Galaxy Near.

Escrito por Raúl Masa