El Samsung Galaxy Note 3, trucado para mejorar en los test de rendimiento

Después de comprobar que la GPU de los Samsung Galaxy S4 aumentaba su frecuencia de funcionamiento por encima de lo normal cuando se ejecutaba un test de rendimiento, el Samsung Galaxy Note 3 generó de inicio desconfianza. Ars Technica ha llevado a cabo un análisis para determinar si el phablet también falsea los resultados de estas plataformas de rendimiento. Éste es el resultado.

Tras el lanzamiento comercial del Samsung Galaxy Note 3 han proliferado las puntuaciones logradas por el phablet en pruebas y test que calculan su rendimiento. Las estadísticas conseguidas, en comparación con otros modelos que equipan exactamente el mismo procesador y GPU como el LG G2, hablaban de un rendimiento netamente superior. Ante esta situación y los precedentes en Samsung y su Galaxy S4, la conocida firma Ars Technica ha llevado a estudio el caso.Samsung-Galaxy-Note-3_1

Resultados en Geekbench 3

Dada la disparidad de los resultados, se procedió a analizar el comportamiento del procesador en el transcurso de las pruebas de rendimiento. Mientras que habitualmente una de las fases requiere que el procesador entre en modo de ahorro energético para medir la puntuación de otras partes del hardware, el Samsung Galaxy Note 3 no disponía de tal modo. Y es que en condiciones normales tres de los cuatro núcleos del chip Qualcomm Snapdragon 800 deberían desactivarse y el cuarto mantenerse con un perfil de consumo mínimo, a 300 MHz.Samsung-Galaxy-Note-3_2

Las comprobaciones llevadas a cabo por la fuente indicaban que el procesador no solo no desactivaba ninguno de los cores, sino que se mantenía un modo de máximo rendimiento para que a la menor exigencia funcionase a la máxima frecuencia, 2.3 GHz.

¿Cuál es la ganancia y diferenciación en la puntuación en este tipo de pruebas respecto a la competencia? La firma ArsTechnica ha podido calcularlo gracias a que ha sido posible desactivar el modo del procesador configurado por Samsung para este tipo de pruebas. La fórmula no ha sido más que cambiar el nombre de la aplicación por otro. De esta manera el software del Samsung Galaxy Note 3, que estaría capacitado para detectar el nombre de las apps más populares en este campo,  no podría reconocer esta vez GeekBench 3.Samsung-Galaxy-Note-3_3

El resultado es que el test de rendimiento se ejecuta en condiciones normales, sin un plus de rendimiento. De este modo, la recopilación de puntuaciones ha permitido calcular la potencia extra que este tipo de apps asignaba al Note 3. Según el estudio, Geekbench 3 ofrecía una puntuación en torno al 20% superior. El caso más destacado es el de Linpack, test que llegaba a marcar hasta un 50% más en los resultados.Samsung-Galaxy-Note-3_4

Ahora queda por ver la postura y reacción de Samsung, que ya hace unos meses se pronunció sobre un caso parecido que afectaba al Samsung Galaxy S4.