Ya puedes poner Jelly Bean a tu Samsung Galaxy S Advance

El pasado mes de enero, la web SamMobile anunció que el terminal Samsung Galaxy S Advance recibiría una actualización a Android Jelly Bean. Samsung lanzó este terminal hace ya bastantes meses atrás como una especie de evolución del Samsung Galaxy S, y aunque llegó un poco tarde desde Samsung no pueden quejarse por las buenas ventas obtenidas con este dispositivo.

Recordad que en un principio el Samsung Galaxy S Advance traía otra versión del sistema operativo, concretamente la Android 2.3 Gingerbread en su interior. Como hemos dicho anteriormente, el pasado mes de enero ya se anunció que este dispositivo se podría actualizar a Jelly Bean pero no ha sido hasta hace unos días cuando los usuarios del Samsung Galaxy S Advance han podido empezar a disfrutar de dicha actualización.

Como se puede ver en la imagen que hay bajo estas líneas, el dispositivo recibe el nombre de código GT-I9070 y la actualización a Android 4.1.2 Jelly Bean aparece como I9070XXLQE. Si bien es cierto que dicha actualización construida el pasado 9 de abril se pudo actualizar oficialmente sólo para el modelo ruso, el modelo del Samsung Galaxy S Advance destinado al resto de Europa ha tenido que esperar hasta ahora para poder disfrutar de esta actualización.

Ya está disponible la actualización de Jelly Bean para Samsung Galaxy S Advance en Europa.

Instalar Jelly Bean en tu Samsung Galaxy S Advance es muy sencillo

A día de hoy, podemos asegurar que la actualización estará disponible en varios países, aunque no en todos. Los países afortunados son Alemania, Hungría, Ucrania y Polonia y podrán descargársela a través de KIES, software que nos permite gestionar nuestros backups así como actualizar firmwares y roms entre otras cosas.

Como no podía ser de otra manera, la actualización a Jelly Bean trae alguna que otra mejora al dispositivo que hará que la experiencia de usuario sea más sencilla. Una de estas mejoras, por ejemplo, es el Butter Project, una herramienta que nos ofrece la posibilidad de gestionar las diferentes aplicaciones y funciones que tenemos en el terminal muy fácilmente.

Llegados a este punto, debemos decir que si tenéis este dispositivo y tienes intenciones de instalar Jelly Bean no tienes que olvidar que el dispositivo al menos debe tener el 80 por ciento de la batería y has de realizar un backup, ya que se formateará. Por otro lado, avisar que si eres usuario habitual de NFC, ten en cuenta que esta nueva versión por el momento no es compatible con el sistema NFC que llevan algunos modelos de Samsung Galaxy S Advance.

A continuación te dejamos un vídeo donde se puede explicado de manera bastante sencilla cómo actualizar el dispositivo. Esperamos que te sirva de ayuda:

12 Comentarios