Un iPhone 4S sufre una combustión espontánea

Un iPhone 4S sufre una combustión espontánea

R. Arranz

No es la primera vez que leemos una historia similar ocurrida con algunas unidades de terminales inteligentes. En esta ocasión, ha sido una mujer, propietaria de un iPhone 4S, la que afirma que su teléfono sufrió una combustión espontánea. Al parecer, el smartphone estaba sobre una mesa, sin conexión a ningún cargador, cuando se apagó, empezó a salir humo y al querer cogerlo, estaba demasiado caliente. Cuando quiso quitar la batería, ésta estaba bastante deteriorada.

La fuente de este suceso es la red LinkedIn a través de una usuaria, Shibani Bhujle, directora de marketing de una empresa afincada en la ciudad de Nueva York. Por lo que cuenta en su historia, su iPhone 4S, de un año de antigüedad, estaba sobre la mesa, sin conexión a ningún sistema de carga. De repente, el terminal se apagó y empezó a salir humo de su interior. La carcasa también se calentó y cuando la dueña quiso -y pudo- retirar la parte posterior, vio cómo se había deteriorado la batería. La imagen del resultado de este suceso aparece a continuación de este párrafo. No es la primera vez que escuchamos una historia de combustión espontánea de un terminal, pero lo mejor viene después, cuando la protagonista trató de solucionar el problema de su iPhone 4S “chamuscado”.

Problemas con la batería de un iPhone 4S

La historia no acaba en la combustión

Efectivamente, la protagonista de este suceso acudió a una Apple Store para que le ayudaran con el problema, bien reparando el terminal o reemplazándolo por otra unidad. Según ha declarado a la página, Venture Beat, fue en ese momento cuando se dio cuenta de que su problema tendría difícil solución, ya que todos sus esfuerzos, por el momento, no han servido para nada. Shibani Bhujle sostiene que ha hablado en repetidas ocasiones con el personal y directivos de la tienda que Apple tiene en la calle 14 y que está claro que no le van a dar ni siquiera un terminal de reemplazo.

Un iPhone 4S con problemas de combustión espontánea

Si la historia ha ocurrido tal y como lo cuenta su protagonista, y así lo entiende ella, está claro que lo que le ha sucedido a su iPhone 4S es consecuencia de un “defecto del producto” que “Apple se niega a reconocer y trata de ocultar”. Su incredulidad es aún mayor cuando la empresa ni siquiera le ha ofrecido un teléfono de reemplazo y sobre todo, si entendemos, que es un problema de fabricación de la unidad, más bien de su batería. De momento, Apple, no ha hecho declaración alguna sobre este tema.