HTC J Butterfly será HTC DLX para el resto del mundo

HTC

Esta misma semana se ha conocido el lanzamiento en Japón del terminal HTC J Butterfly, que tiene pantalla de 5 pulgadas y que tiene como objetivo competir con modelos con paneles de estas dimensiones o mayores, como por ejemplo Samsung Galaxy Note 2 o LG Optimus Vu. Se esperaba que, en no mucho tiempo, se produjera su llegada en el resto del mundo… lo que parece ser que ocurrirá más pronto que tarde.

Según Android Central, la versión de este phablet para los mercados que no sean el japonés, se denominará HTC DLX (una contracción de la expresión de lujo en inglés -Deluxe-). Por lo tanto, la primera incursión del fabricante taiwanés con pantalla de 5 pulgadas o más, llegará a todo el mundo y, por lo tanto, sólo queda esperar su llegada para poder disfrutar de las especificaciones más que interesantes que incluye este terminal. Aquí os dejamos una de las fotos que hemos conseguido.

Con todo lo necesario para triunfar

Los compañeros de Android Central han tenido de poder conocer a este terminal de primera mano, por lo que han dado su opinión al respecto. Aquí os dejamos un extracto de lo más interesante que, además, viene a confirmar las características que tendrá HTC J Butterfly (HTC DLX).

La pantalla de 5 pulgadas parece ser que será tipo SuperLCD 2 y que será compatible con 1080p ya que su resolución es de 1.920 x 1.080 (lo que permite una densidad de 440 ppp). Por lo tanto, se confirma que la calidad de imagen será espectacular. Ahora, habrá que conocer el consumo de este componente, que puede ser excesivo y repercutir directamente en la autonomía.

Una de las contradicciones que se indican es que la cámara es de 8 megapíxeles, cuando se esperaba una de 12 Mpx. De confirmarse este punto, en el apartado de la fotografía estaría un poco cojo este terminal en lo que a sensor se refiere, aunque si la lente e de buena calidad 8 Mpx es más que suficiente para realizar buenas tomas.

Se confirma el SoC Qualcomm Snapdragon S4 Pro de cuatro núcleos a 1,5 GHz y los 2 GB de RAM, por lo que el buen rendimiento está asegurado y, además, con capacidad para no tener “miedo” a ningún modelo que exista en el mercado. Por cierto, tiene como se esperaba 16 GB de almacenamiento y batería de 2.500 mAh (que no es extraíble). Este último dato es importante, ya que esta carga puede resultar escasa para un modelo con una pantalla tan grande y que busca el rendimiento.

En lo que al diseño se refiere, la carcasa será de policarbonato y el altavoz está en el mismo lugar -y parece que es de la misma calidad- que el incluido en el HTC One X. Por cierto, se indica que el botón de encendido no está en un lateral, como es ya habitual en esta compañía, se encuentra en la parte superior del terminal. De stylus, nada de nada.

Finalmente, el sistema operativo es Android 4.1, como no puede ser de otra forma, y se confirma que se incluirá la versión Sense+ como interfaz de usuario. Sin duda, un buen producto este HTC J Butterfly (HTC DLX), que será una opción interesante en todos los mercados, tanto el europeo como el norteamericano.

Escrito por Iván Martín