Nokia piensa seriamente en un futuro tablet

Escrito por R. Arranz
Nokia

Nokia está tratando de crear un producto que excite a los consumidores y, porque no decirlo, al mercado para romper esa tendencia a la baja que le acompaña en los últimos años. Parece que el esperado terminal Lumia 920 con Windows Phone 8 no ha sido el revulsivo que los mercados esperaban y así lo ha demostrado con una caída de las acciones de más de un 10% tras su presentación. ¿Será el momento de pensar en el segmento de las tabletas?

Tras la presentación de su Nokia Lumia 920, y viendo la respuesta del mercado, quizá sea el momento de pensar en grande, en concreto nos referimos a la entrada del fabricante finlandés en el mundo de las tabletas. ¿Por qué ahora? Pues porque Nokia necesita romper una tendencia que le está llevando a perder puestos en el mercado de los dispositivos móviles a medida que avanzan los meses, además de ingresos y rentabilidad comercial, y porque sus competidores, Apple y Google ya están a años luz. Esta parecería la lógica reacción a la situación actual del mercado, sin embargo, Stephen Elop, CEO de Nokia, dejó claro durante la presentación del Lumia 920 que, por ahora, no tienen planes para introducir en el mercado ningún producto tipo tableta con Windows o con cualquier otra plataforma.

Igual que Elop hizo estas declaraciones sobre el futuro inmediato de la compañía con relación a las tabletas, también tienen claro que la experiencia digital de los usuarios se extiende por varios segmentos, incluido el de estos dispositivos. La capacidad del fabricante finlandés de adaptarse a las necesidades del mercado le tiene que llevar, en algún momento no muy lejano, a abordar esta oportunidad de negocio y a buscar su espacio en el segmento de las tabletas, una categoría en crecimiento y compañero natural de los teléfonos inteligentes.

Nokia Tablet con Windows

Declaraciones imprecisas

Elop no es el único directivo de la compañía que alude al mundo de las tabletas, pero todos ellos lo hacen en términos vagos y poco definidos. Así, Jo Harlow, vicepresidenta ejecutiva de dispositivos inteligentes, dijo que la compañía estaba buscando su “tablet space”, y Marko Ahtisaari, vicepresidente ejecutivo de diseño, hizo unas declaraciones diciendo que utilizaba la mitad de su tiempo trabajando en productos “que la gente podría pensar que nos son teléfonos”. Hay quien quiso ver en estas palabras que se refería a una tableta con Windows 8, algo que Ahtisaari negó haber dicho.

A toda esta situación de incertidumbre hay que añadir la presentación de una tableta desarrollada por la propia Microsoft con el nombre de Surface que llegará al mercado en los próximos meses, y que podría haber molestado a Nokia, razón por la que Elop habría añadido en sus declaraciones la coletilla “con Windows o con cualquier otra plataforma”. En cualquier caso, pensamos que Nokia no debe demorar más su presencia en el segmento de las tabletas, sea de quien sea el sistema operativo que implemente.