Samsung Galaxy Note: análisis de Ice Cream Sandwich y Premium Suite de S Pen (I)

Samsung

Tras su actualización con Ice Cream Sandwich, el Samsung Galaxy Note es uno de esos modelos que ha experimentado un sustancial cambio a nivel de interfaz gráfica, rendimiento y  autonomía. Sin embargo, queremos repasar a fondo las novedades introducidas puesto que además de beneficiarse de las mejoras básicas, también ofrece un soporte más completo para S Pen, un stylus, a través de Premium Suite.

Tuvimos ocasión de analizar el Samsung Galaxy Note poco después de su lanzamiento. Sin embargo, el modelo contaba con sistema operativo Android 2.3.5 Gingerbread. Desde entonces hemos tenido ocasión de comprobar cómo el modelo se actualizaba hasta colocarse con Android 4.0.3 Ice Cream Sandwich. La actualización ha supuesto una mejora sustancial en términos de rendimiento y experiencia de usuario. Sin embargo, el smartphone ahora también cuenta con mayor soporte para su stylus óptico S Pen a través de la introducción de la Premium Suite, un conglomerado de aplicaciones orientadas a sacar el máximo rendimiento al puntero.

Interfaz gráfica

El paso de Gingerbread a Ice Cream Sandwich ha favorecido un importante cambio a nivel de la interfaz gráfica. Ya lo pudimos comprobar por primera vez con la actualización del Samsung Galaxy S2. Respecto al Samsung Galaxy Note, no hay sorpresas porque nos volvemos a encontrar con las ya conocidas modificaciones del menú general, listado de opciones, efectos gráficos y modo de interaccionar con las herramientas del sistema que Google decidió incluir por defecto, aunque fusionadas con el estilo de Samsung en forma de TouchWiz 4.0.

Rendimiento

Dadas las semejanzas respecto al hardware del Samsung Galaxy S2, el Samsung Galaxy Note experimenta una sustancial mejora en la respuesta del sistema. Los desplazamientos por el menú son muy rápidos y dinámicos. Lo mismo sucede con las transiciones entre las diferentes pantallas de inicio y launcher que gestiona las aplicaciones. En cuanto a la multitarea, ahora es más efectiva por su nuevo sistema de cierre de aplicaciones en segundo plano, que se suma al menú personal de Samsung desde el que se pueden detener las aplicaciones que están consumiendo memoria RAM.

El navegador web de serie ha aumentado notablemente su rendimiento. Ahora es tanto o más placentera la lectura de páginas web porque el desplazamiento a lo largo y ancho de la generosa pantalla es sencillamente perfecto. No cabe duda de que ésta es una mejora muy interesante puesto que una de las virtudes más destacadas del Samsung Galaxy Note es la navegación web.

Sin embargo, todos estos cambios ya son conocidos, puesto que los efectos de Android 4.0 sobre los teléfonos que se actualizan con esta versión son, en mayor o menor grado, “estándar”. Lo realmente interesante  llega con las herramientas y mejoras introducidas por el propio fabricante.

Operaciones con una sola mano

La más destacada corre a cargo de la Premium Suite, que pasamos a analizar más adelante.  Otra de las herramientas adicionales propuestas por la coreana son los ajustes incluidos como opciones de “operación con una mano”. En éste se puede ver una serie de opciones que permiten ajustar el tamaño del teclado, de la calculadora, el patrón de desbloqueo y marcadores para facilitar su uso con una sola mano.

Esta nueva sección ayudará en esos momentos en los que, por exigencias de la situación, solo puedes utilizar una mano para interaccionar con el teléfono. Lo cierto es que el tamaño estándar del Galaxy Note es perfecto para manejar cómoda y efectivamente con dos manos. Sin embargo, las 5.3 pulgadas de la pantalla suponen un verdadero reto en ciertas ocasiones que estos ajustes evitarán en gran medida.

Escrito por Víctor Rodríguez