El Samsung Galaxy S3 podría vender 19 millones en el tercer trimestre del año

Samsung

Samsung está de enhorabuena por muchos motivos. El primero, la publicación de los buenos resultados económicos del segundo trimestre del año conseguidos gracias al excelente comportamiento de su línea de terminales Galaxy con sistema operativo Android. El segundo, porque acaba de conseguir una pequeña victoria judicial con sus Galaxy Tab ante Apple en Reino Unido. Y el tercero, las previsiones de ventas del Galaxy S III para el tercer trimestre.

Samsung no ha publicado su informe financiero del segundo trimestre completo pero ha dado a conocer algunos detalles que son más que interesantes. Para empezar, los beneficios de la multinacional coreana han alcanzado la cifra récord de 5,9 mil millones de dólares con un crecimiento interanual del 79% y esperando que crezca nada menos que un 36% entre el trimestre que ha terminado y el que ya ha comenzado. Estas cifras se las debe en gran parte al comportamiento de su línea de terminales inteligentes Galaxy con sistema operativo Android.

Este último dato queda reflejado en el hecho de que, durante el segundo trimestre del año, el gigante coreano ha alcanzado los 50 millones de smartphones Galaxy vendidos con los que duplica sus ganancias cifradas en 3,87 mil millones.

Previsión de ventas Samsung Galaxy S3

Previsiones de ventas para el Galaxy S III

Por tanto, no hay duda del éxito de los anteriores modelos de la gama Galaxy S y tampoco nos debe sorprender que el último de la saga, el S III, se convierta también en un “superventas”. De hecho, según la agencia de noticias Reuters, aludiendo a Nho Geun-chang, analista de la compañía HMC Investment Securities, el Galaxy S III podría alcanzar los 19 millones de unidades vendidas en el tercer trimestre del año. Además del mencionado éxito de esta gama, también hay que decir a favor del S III, que su crecimiento se verá favorecido por la ausencia de un nuevo iPhone que no llegará al mercado hasta después del verano.

Cuando el iPhone 5 llegue al mercado, el crecimiento de la división de telefonía móvil de Samsung sufrirá una inevitable desaceleración (ya ocurrió con la llegada del iPhone 4S), pero el negocio de la compañía coreana seguirá en marcha y a buen ritmo porque, entre otras cosas, es el proveedor de pantallas y chips de los productos de Apple (puede ser que incluso el nuevo iPhone implemente el procesador Exynos de cuatro núcleos de Samsung que ya integra el S III).

A pesar de los buenos resultados económicos, Samsung está preocupada por la crisis en Europa, ya que es su principal mercado, y por la caída del euro respecto del won coreano que provoca un recorte en sus beneficios. Aún así, el fabricante está preparado para cualquier eventualidad ya que se espera que presente la segunda versión de su Galaxy Note justo antes de que Apple lance su nuevo iPhone.

Escrito por R. Arranz