Apple contesta a Italia: “No hacemos nada ilegal”

Apple

La autoridad de la competencia y mercado (AGCM) italiana amenazaba a Apple con una multa de 300.000€ por no cumplir con la ley del país al ofrecer sólo un año de garantía en sus productos. Pese a que puede parecer una cifra poco importante para una compañía de la dimensión de la de Cupertino, han apelado la multa  alegando que la AGCM “ha interpretado erróneamente la ley.”

La agencia Reuters se hace eco de la respuesta de Apple a la denuncia de la autoridad de la competencia y mercado de Italia. Ésta imponía una multa de 300.000 euros a la empresa californiana dado que estimaba que no cumplía con la obligación de dar dos años de garantía en su producto que se exige en el país transalpino.

La autoridad italiana, según Apple, no ha interpretado bien la ley

“Hemos apelado la reciente decisión de los juzgados italianos en algo basado, según lo vemos nosotros, en una interpretación errónea de la ley” se puede leer en el comunicado de Apple que añade “hemos introducido una serie de medidas dirigidas a solucionar las preocupaciones de las autoridades que regulan la reglas competitivas en Italia y estamos en desacuerdo con sus últimas quejas.” Y es que según Apple, la interpretación correcta de la ley es la que se muestra en su web, una garantía de dos años en defectos que existan en el momento en el que se entrega el aparato, y un año de garantía en defectos que aparezcan después de la entrega.

Además, la empresa ofrece la posibilidad de ampliar de dos a tres años el periodo de garantía, previo pago del precio correspondiente AppleCare Plan que varía según el producto. Algo que también ha sido motivo para que la autoridad de la competencia y mercado (AGCM) del país impusiera 900.000 euros en multas a Apple, en castigo por mantener un servicio de soporte técnico de pago y no informar a los consumidores sobre su derecho a una asistencia gratuita.

Una batalla legal que va para largo

El siguiente paso será la presentación formal de la apelación por parte de Apple en los juzgados italianos. Después de la batalla legal por la marca iPad con Proview en China, que le costó 60 millones de dólares, parece que el periplo judicial de los de Cupertino por los juzgados de todo el mundo aún durará mucho tiempo.

Escrito por David G. Bolaños (@d_gomez_b)