El Nokia con Windows Phone es absolutamente alucinante

El Nokia con Windows Phone es absolutamente alucinante

Eduardo Jiménez

“Absolutamente alucinante”. Así asegura Conor Pierce, manager general de Nokia en Gran Bretaña e Irlanda, han calificado el funcionamiento de Windows Phone 7 en sus terminales. Obviamente, no podía ser de otra manera atendiendo la procedencia de dichas declaraciones, pero dejan ver el entusiasmo de Nokia con los resultados de Windows Phone.

Ya hemos comentado en más de una ocasión el acuerdo al que en el pasado mes de febrero llegaron la compañía finlandesa Nokia y Microsoft para colaborar en el desarrollo del sistema operativo de ésta, Windows Phone, y su aplicación a los terminales. Dos empresas en “horas bajas” (subrayamos el entrecomillado) que aúnan fuerzas para volver al lugar que le corresponde. Potencial no les falta.

Primeras grandes impresiones

Y ahora ya han llegado los primeros resultados de dicha alianza, cuyas impresiones parecen inmejorables: “absolutamente alucinante y espontáneo”. Éstas serían las palabras de quienes han logrado probar por primera vez el funcionamiento de Windows Phone en un terminal Nokia. Así al menos lo asegura Conor Pierce, manager general de Nokia en Gran Bretaña e Irlanda, quien se ha mostrado en una entrevista reciente muy confiado con los resultados alcanzados. El centro de estas alabanzas podría ser el nuevo Nokia Sea Ray, el primer Windows Phone de la compañía finlandesa que verá pronto la luz.

Confianza ciega

El exultante ejecutivo está muy seguro de la gran respuesta que tendrá esta alianza en los mercados, hasta el punto de afirmar que “sólo hay una opción para este móvil, y ésa es el éxito”; un éxito que vendría a frenar la tendencia a la baja registrada en su posicionamiento con respecto al resto de productoras de terminales, quienes han ido año tras año recortando las distancias, especialmente detectable en el sector de los smartphones.

Un importante obstáculo

Quizá el principal escollo que ha de salvar esta alianza es la todavía poca aceptación del sistema operativo de Microsoft entre los consumidores, donde apenas representa el 2 por ciento del mercado; datos que probablemente estuvieran muy por debajo de lo esperado por Nokia a la hora de lanzar su primer Windows Phone. Pero el apoyo es total, y la confianza muy grande: “Nokia tomó la decisión de apostar fuerte por Windows Phone. Es nuestro sistema operativo principal. El nivel y la calidad que traeremos a WP7 son únicos. No estamos dividiendo nuestro tiempo con otras plataforma”. Pero para Pierce, las primeras impresiones son esenciales para asegurarse el éxito, y Nokia Windows Phone se ha mostrado, repite, “alucinante”.

Fuente