¿Dónde está el límite? Visitando la Apple Store con una cabra como mascota

Escrito por Víctor Rodríguez
Apple

Las tiendas físicas de Apple no solo son exclusivas por su atención al público y la cantidad de gadgets que exhiben y ponen a disposición de sus clientes, sin restricciones, sino que la propia firma tiene la fama de ser muy permisiva con todos sus visitantes. ¿Hasta qué punto? Un vídeo demuestra que no supone ningún problema pasear por la tienda con… ¡una cabra!

Todo lo contrario a la política interna de la compañía y su cerrado sistema operativo se ve en sus tiendas físicas. Desde hace tiempo se viene diciendo que en las tiendas de Apple puedes hacer todo lo que te venga en gana. Son numerosos los vídeos en los que algunos atrevidos se ponen a bailar delante de Macs, iPhones e iPads, pero nada como la hazaña que se propuso el siguiente personaje que podéis ver en vídeo.

Uno reto más en su carrera

La figura de Mark Malkoff, un conocido humorista norteamericano que ha destacado en los últimos años por sus estridentes pruebas, fijó hace unos días su próximo objetivo: las Apple Store y la paciencia de sus empleados. Acostumbrado a retos tan llamativos como vivir una semana entera en una tienda de IKEA, entrar en el libro Guinness por realizar 135 vuelos durante un mes sin descanso o visitar 171 establecimientos de Starbucks en Manhattan, Mark se propuso conocer el límite de la política de permisividad que mantiene la firma de la manzana.Apple Store Comiendo pizza

Primera prueba

El primer reto al que se enfrentó fue pedir una enorme pizza y comerla dentro de la propia Apple Store del SoHo. Dentro del local, Malkoff encargó su comida. En media hora el repartidor subía a la primera planta el encargo y Mark, como quien no quería la cosa empezó a mordisquear la pizza delante de un empleado de Apple, encima de una mesa donde se acumulaban varios iPod. El empleado soltó algo así como “¡Impresionante!, aunque para su sorpresa seguía con sus ocupaciones, mientras él incluso estiraba la mozzarella con su boca.Apple Store Cita romántica

De celebración

El siguiente objetivo de Mark fue la emblemática Apple Store de la Quinta Avenida, Nueva York. Allí se dedicó a simular una velada romántica con su esposa. Servidos por un camarero y bajo la melodía que interpretaba un trompetista, comieron, bebieron y bailaron bajo la atenta y sorpresiva mirada de clientes  y empleados. Mark quiso rizar un poco más el rizo al preguntar a los empleados si podían bajar la intensidad de la luz para crear un ambiente más romántico.Apple Store Darth Vadder

Bajo un disfraz

A la tienda de la Quinta Avenida le siguió la de West Nyack, donde el humorista se presentó disfrazado de Darth Vader, el carismático personaje de la Guerra de las Galaxias. Aunque el primer dependiente quedó un tanto sorprendido y hasta asustado, al instante un compañero le atendió. Mark pretendía comprobar si Apple arreglaría su iPhone estropeado, siempre bajo los atuendos del personaje de ficción. El resultado: algún empleado incluso bromeó con él llegando a decirle que utilizara sus poderes para repararlo.Cabra Apple Store

Perros sí, cabras también

Y el reto final, visitar con una  cabra las instalaciones de la tienda de Apple en Broadway. Sin duda, una anécdota muy graciosa que merece la pena ver en vídeo. En éste podemos ver al norteamericano llevar a la cabra como mascota, con su pertinente collar y correa ante las risas en general de todo el mundo. No os perdáis la cara del personal cuando se les pregunta si tienen comida para el animal.

Como podéis comprobar, la prueba llevada a cabo por Mark Malkoff fue un éxito, comprobando que es cierto eso que dicen que puedes hacer lo que quieras en las tiendas de Apple.

+ Comparador de móviles

+ Fichas técnicas Apple

+ Foro Apple