Microsoft atribuye a causas ajenas los problemas de actualización de WP7

De esta forma tan directa, la compañía Microsoft justificaba las numerosas incidencias en la actualización de su sistema operativo Microsoft Phone 7 por parte de los usuarios de terminales Samsung Windows Phone, quienes han sufrido diversos errores al realizar la primera de las actualizaciones de dicho sistema. Errores que, en el peor de los casos, han dejado a multitud de clientes con el teléfono fuera de servicio.

Lejos de la autocritica, Microsoft ha atribuido los errores a «malas conexiones y poco espacio en la memoria del teléfono». Son palabras de Michael Stroth, quien aseguró en el blog oficial de Microsoft, que dichos fallos constituyen tan sólo el 10 por ciento de los usuarios y atribuye a terceros, de forma indirecta, la responsabilidad de las incidencias que, recordemos, han llegado a dejar fuera de servicio algunos dispositivos.

Un nuevo golpe al sistema operativo que mucho deberá mejorar su imagen si pretende competir con el resto de sistemas y alcanzar el nivel ofrecido por Android, cuya eficiencia y facilidad de cara al usuario, comienza a acaparar gran parte del mercado. En este sentido, Microsoft prevé recuperar la normalidad en poco tiempo y se compromete a «aprender en la mejora de las primeras actualizaciones». Una promesa que seguro se encargarán de cumplir si quieren recuperar una imagen un tanto dañada tras estos incidentes.

El comunicado está disponible a todos los usuarios y se completa con preguntas y respuestas acerca de la fallida actualización, y de cómo solucionar las inclemencias acontecidas en una amplia serie de FAQ -preguntas más frecuentes- para aquellos que hayan sufrido problemas durante la actualización.