SGAE americana pide la eliminación de Twitter por promocionar un nuevo disco

Android

Una sociedad de derechos de autor americana, la DCMA,  ha conseguido cerrar un mensaje de twitter que cometía, según ellos, el delito de promocionar un nuevo disco. Algo incomprensible que vuelve a poner sobre la mesa el derechos de los usuarios, no ya a compartir, sino a promocionar música digital.

Poder y miedo, ese es el efecto que poco a poco están ganando frente a la multitud las sociedades de derechos de autor a nivel mundial. Sin darnos cuenta, estas sociedades privadas están invadiendo hasta el derecho de la libertad de expresión en la Red. Un claro ejemplo es el caso que nos ocupa. Recientemente, la DCMA (Digital Millennium Copyright Act) americana ha pedido a los responsables de Twitter eliminar contenido publicado por un usuario que hacía referencia a la filtración de un nuevo álbum de la banda The National.

Censura

¿El resultado? El comentario fue eliminado sin mediar palabra. El twitt en cuestión contenía un link que redireccionaba al blog personal del citado usuario, donde exponía con más detalles la situación. De una forma resumida, el blogger anunció la filtración del nuevo disco de la banda de rock The National, High Violet. Además, agregó una serie de direcciones. La primera llevaba a la tienda Amazon, para los interesados en adquirir, bajo encargo, el nuevo disco. Los otros dos enlaces facilitaban la descarga de una de sus canciones, Afraid of Everyne, composición que ya estaba disponible desde el 13 de abril para descargar de forma legal en Pitchfork. Podemos llegar a entender la eliminación de la información pública de Twitter si los enlaces proporcionaran el disco al completo. Por el contrario, el comunicado del usuario implicado en el percance no hizo más que promocionar un disco, algo parecido a lo que pueden hacer las tiendas online de música, que te proporcionan fragmentos de canciones para escuchar y después decidir si quieres comprarla o no dependiendo del grado de satisfacción.

No será la última

No es de extrañar que estos sucesos se vuelvan a repetir, más que nada porque no ha sido la primera ni será la última. Más si cabe teniendo en cuenta la fuerza que están tomando las redes sociales. Pero lo realmente importante es el trasfondo de la situación. Poco a poco estas organizaciones van contando cada vez más con el amparo de la ley, ya que es un negocio de bastante peso y da notoriedad. Ya no se limitan a prohibir el intercambio de archivos, sino que empiezan a pisar sobre una zona peligrosa, la censura. Las redes sociales, en pleno crecimiento, son un foco de información muy amplio y van a por ellas.

Fuente

Escrito por Miguel Ángel Muñoz

Continúa leyendo

Comentarios

5 comentarios
  1. Rul 28 Abr, 10 9:15

    Haciendo amigos…

    0
    1. cosy 28 Abr, 10 13:14

      se se haciendo muchos amigos si

      FFFFFFFFFFFFFFUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUU

      0
  2. Garlor 28 Abr, 10 9:16

    esa persona ponia a disposicion del publico un archivo de musica con copyright sin el permiso de los propietarios de sus derechos, pitchfork lo haria sin duda alguna con ese permiso.

    si esa persona queria hacerlo bien, en lugar de poner para descargar el archivo en su propio blog ( ganano asi clicks, visitas, reconocimiento o lo que sea ) podria haber puesto un enlace a la pagina web que tenia el permiso para tener el archivo en lugar de permitir descargar el archivo directamente.

    0
    1. Invitado 28 Abr, 10 10:13

      Claro, y ahora que caiga sobre el todo el peso de la ley y le pongan una multa ejemplar de muchos cientos de miles de dolares, para que la próxima vez que quiera aunque sea solo silbar una canción se lo piense bien.

      -1.000 para ti y para esa panda de impresentables de las “sociedades de derechos de autor” por no llamarles de la forma que se merecen..

      0