Consejos para elegir la mejor pantalla para tu nuevo móvil

Consejos para elegir la mejor pantalla para tu nuevo móvil

Rubén De la Calle

Dentro del mundo de los smartphones, nos encontramos con diferentes tipos de pantalla, no solo por su tecnología, ya sea AMOLED, OLED, IPS LCD, etc., sino también por la resolución que tiene cada una. Y es que cada móvil es un mundo y, sobre todo, cada marca. Más que nada, porque dependerá en gran medida de si el teléfono está dentro de la gama baja, media o más alta.

No obstante, aunque nos encontremos diferentes tipos de paneles para móviles, no todos son tan distintos, ya que comparten diferentes características, ya sea por la colocación del notch, la tasa de refresco de la pantalla u otra característica. Por esto mismo, vamos a ver en detalle cada una de las características que influyen en un display de un smartphone. Y es que, de esta forma, será mucho más fácil que puedas llegar a escoger un teléfono.

Diseño

Refiriéndonos a los términos del diseño, la pantalla tiene una estrecha relación con lo que será nuestro móvil perfecto y vamos a conocer todo lo que engloba a este apartado, para terminar haciendo la mejor elección posible a la hora de escoger un teléfono por su panel táctil.

Tamaño

Comenzamos por un punto importantísimo, el tamaño que tiene la pantalla que va asociado de forma directa al que tendrá el conjunto del teléfono móvil. Cuando más grande sea la misma, más complicado se nos hará llegar a todas las esquinas con una sola mano o si, por el contrario, es muy pequeño y podría afectar a nuestra vista.

Para conseguir escoger el tamaño de pantalla ideal no hay una tabla en que podemos fijarnos, dado que depende mucho de cada usuario. Desde hace tiempo los paneles han ido creciendo de forma exponencial, llegando a toparnos con modelos actualmente de casi 7 pulgadas. Por el lado contrario nos encontraremos con modelos más pequeños que cuentan con 5,4 pulgadas.

Esos serían los rangos entre los que movernos, aunque el término medio puede ser nuestra opción perfecta y al que se repite en más modelos, unas 6,5 pulgadas que en la mayoría de caso dejan satisfechos a quienes los tienen en mano.

poco m3 pro 5g juego manos

Notch o agujero

Otro punto que gana valor es la forma en la que la pantalla deja paso a la cámara selfie. Nos hemos acostumbrado a los notch y los agujeros, confiando en un futuro a ver a gran escala las cámaras bajo el panel. Por ahora tenemos que decidir si preferimos una opción u otra, cada una con su estética.

Por un lado, el notch puede ser muy pequeño o extenso y ocupar gran parte del espacio superior, haciendo que los iconos se desplacen, algo que también hemos visto con los agujeros selfie dobles. El lado donde se colocan también es relevante, entre estar ubicado a un lado o el propio centro la sensación cambia notablemente. Aquí sí que nuestros gustos tendrán todo el poder de elección.

p40 pro plus en la mano

Relación de aspecto

Un punto donde le diseño vuelve a tener que ver con el agarre del móvil y nuestra forma de usarlo es la relación que hay entre los cuatro lados que forman nuestro panel. Este puede ser más alargado o ancho y nosotros tenemos la última palabra. Te mostramos los formatos más habituales, aunque hay fabricantes que los están adaptando a sus propias necesidades y por lo tanto pueden ser casi infinitos:

  • 16:9: el formato clásico al que más nos hemos acostumbrado, pero que sin embargo no encaja con la mayoría de manos.
  • 18:9: una de las nuevas variaciones que ofrece mayor altura y comodidad para llegar con un solo dedo y mano a cualquier lugar.
  • 20:9 la opción favorita de marcas destacadas, que dan un paso más en la extensión de las pantallas para nuestra comodidad.
  • Otras invenciones: Sony por ejemplo ha optado por 21:9, haciendo un terminal mucho más alargado y otros fabricantes deciden saltarse las reglas creando su propio estilo. Aunque, también nos podemos encontrar otros formatos como la relación de 19:9, y sus diferentes variaciones.

ventas smartphones

Curva o plana

No podemos pasar por alto la eterna duda entre pantallas curvas o pantallas planas. Y es que son dos estilos muy diferentes que nos plantean unas ventajas y unos puntos en contra que pueden ayudarnos a elegir lo que buscamos:

  • Pantallas curvas.
    • Diseño más premium.
    • Inversión en los contenidos multimedia.
    • Mayor coste en la compra del dispositivo y en la reparación.
    • Más difícil de proteger.
    • Mejor agarre al tener bordes.
    • Más toques involuntarios.
  • Pantallas planas.
    • Diseño más clásico.
    • Menor coste de reparación y de compra.
    • Será más fácil encontrar un protector de pantalla compatible.
    • Evitaremos sufrir toques involuntarios en el panel.

Está claro que las pantallas curvas llegaron a los móviles como una gran evolución, además de que aquellos smartphones que cuentan con una se diferencian del resto de terminales. Aunque, los paneles planos siguen siendo una de las opciones más recurrentes de los usuarios. Sin embargo, la decisión es vuestra, por eso os hemos dejado los puntos a favor y en contra de cada opción.

Tecnologías

El panel está repleto de tecnologías, pero algunas sobre todo resultan importantísimas en nuestra elección del smartphone con la mejor pantalla para nosotros.

La forma de interpretar los colores, los contrastes y otros muchos aspectos en una pantalla depende de su tecnología, las cuales se basan en estas tres opciones que os compartimos con sus correspondientes puntos fuertes y/o flojos. Por lo que será importante fijarnos en ellos antes de decir que esta pantalla es la que necesito para mi próximo smartphone.

AMOLED

Esta es una de las tecnologías que más influencia ha ido ganando con el paso del tiempo. Además, le ha ganado terreno a las otras dos tecnologías que os traemos. Básicamente, porque cada vez son más las marcas de terminales que optan por incluir una pantalla AMOLED en sus dispositivos.

Además, es importante recalcar que está basado en la tecnología OLED. Esta tecnología ilumina cada píxel de forma independiente, lo que ofrece un negro puro al quedar algunos apagados y un mayor ahorro de energía. Por lo tanto, podemos decir que las pantallas AMOLED están siempre apagadas a menos que los píxeles individuales se enciendan.

En cuanto al ahorro de energía, al contar con unos negros más puros, consiguen consumir menos batería cuando se muestran colores negros o más oscuros en la pantalla. Y no nos podemos olvidar de mencionar que cuentan con una gran flexibilidad, por lo que permite a los fabricantes utilizarlas para sacar paneles curvos.

Incluso, a raíz de esta tecnología, comenzaron a surgir las pantallas Super AMOLED. El cambio está en que tienen un menor grosor, consiguen un brillo más potente, además de que cuentan con colores más puros, se mejora el ángulo de visión y gastan menos batería.

Xiaomi mi 10 pantalla

OLED

Como os veníamos diciendo, hay bastante parecidos entre los paneles OLED y las pantallas AMOLED. Básicamente, porque este último viene directamente de esta tecnología. Este ilumina por diodos independientes a cada pixel.

Esto último que os hemos comentado quiere decir que cada píxel estará iluminado por separado, otorgando unas series de características únicas de color, de contraste y de brillo. Además, los negros también se ven más y el contraste de imagen se aprecia mucho mejor. Por esto mismo, es normal que veamos que muchos smartphones de gama alta cuenten con pantallas OLED.

IPS LCD

Estamos con una de las opciones que cada vez vamos encontrando menos, aunque sigue estando muy presente en smartphone de gama de entrada/media. Básicamente, porque son paneles más baratos de fabricar, donde los píxeles no tienen luz propia, sino que es uniforme y, por ello, hay tonos que no son tan reales.

En este caso, estamos ante una tecnología que cuenta con un cristal líquido y en el que los píxeles, como os decíamos, no son capaces de tener luz propia, sino que la reciben y la muestran directamente. No obstante, los paneles IPS (In-Plane Switching) son capaces de conseguir una representación del color, contraste y ángulos de visión de calidad, a pesar de ser más económicas que el resto de opciones. Además, este tipo de pantalla se creó como una simple mejora adicional para los display TFT LCD.

iPhone X con pantalla LCD

Resistencia y protección

Existen una serie de materiales invisibles a simple vista que consiguen proteger las pantallas de los móviles contra golpes y arañazos, los cuales se han convertido en un elemento imprescindible.

Esta tecnología cuenta con una certificación de un reconocido fabricante llamada Corningn Gorilla Glass, la cual cuenta con varias generaciones. Desde el primero hasta el Corning Gorilla Glass 7 Victus actual, se han ido mejorando las capacidades contra sorpresas inesperadas y es algo que no debemos pasar por alto.

Cristal Gorilla Glass

El Gorilla Glass está fabricado con un material llamado aluminosilicato alcalino, el cual se forma con la unión del aluminio, silicona y oxígeno. Por lo que no es un material que se encuentre en ningún lugar de la naturaleza, de manera habitual, y supone un extra en el coste de los terminales.

No obstante, es cierto que existen otras como Dragontrail, que también van ganando presencia en muchos teléfonos móviles. En cualquier caso, lo ideal es que nos fijemos en que el smartphone que vamos a comprar tiene esta protección extra en su pantalla tácil.

Capacidades

Otro de los aspectos con los que dotan los desarrolladores a sus paneles con las capacidades, que varían en función del chip que integran, la pantalla escogida y la finalidad del mismo. Llegamos a un aspecto donde podríamos decir que cuanto más mejor, aunque a su vez debemos tener en cuenta que un mayor nivel vendrá acompañado de mayor consumo de batería y de recursos.

Resolución

En este caso nos topamos con el número de píxeles por pulgada que nos ofrecerá el panel, el dominante de que veamos puntos de luz si nos acercamos al panel o sean inapreciables. Cuanto mayor sea el número, más preciso será el color, la cobra y la nitidez. Estas son las opciones para móviles:

  • QVGA: 240×320 píxeles.
  • WQVGA: 240×400 píxeles.
  • HVGA: 320×480 píxeles.
  • WVGA: 480×800 píxeles.
  • QHD: 540×960 píxeles.
  • HD: 720×1280 píxeles.
  • Full HD: 1080×1920 píxeles.
  • QHD: 1440 x 2560 píxeles.
  • 4K: 1644 x 3840 píxeles.

Si nos fijamos en estas opciones, está claro que hay mejores opciones que otras. Y es que, cuanta mayor resolución tenga la pantalla del móvil, los resultados serán más reales, pero no todo el mundo necesita la mejor resolución. Todo dependerá de para qué vamos a usar el panel del teléfono, ya sea para ver películas, hablar por WhatsApp, jugar con el móvil, etc. Dependiendo del tipo de usuario que seremos, necesitaremos una mejor o peor resolución.

Tasa de refresco

Esto lo que nos ofrece son nuevas imágenes dentro de un mismo segundo, evitando de este modo que percibamos lag o retardo entre el toque en pantalla y los movimientos que hacemos. Una de las tecnologías que más ha evolucionado en los móviles, por lo que, hoy en día, podemos encontrar con diferentes tasas de refresco en los paneles de los smartphones:

  • 60 Hz.
  • 90 Hz.
  • 120 Hz.
  • 240 Hz.

No obstante, nos podemos encontrar con otras opciones, que cada marca ofrece en alguno de sus smartphones. Como podría ser el caso de las tasas de 144 Hz o 165 Hz. Además, cada vez son más teléfonos que incluyen una tasa de refresco adaptativa.

REDMAGIC 7 tasa refresco

Brillo

Algo que todos en algún momento hemos tenido que sufrir es un nivel de brillo bajo, sobre todo se da en plena luz del sol. Por ello, los smartphones más potentes no dejan de incrementar el nivel de brillo, buscando llegar al momento en que no sea una dificultad poder observar la pantalla y usarla.

En este caso cada fabricante controla junto con el panel lo que ofrece, llegando a ver picos de brillo máximo de hasta 1500 nits. Para que te quede más claro, y puedas intuir por tu cuenta si podrás ver bien el panel del smartphone, mientas más nits tenga la pantalla, más brillo conseguirá ofrecernos. Por lo que será más fácil ver el panel bajo cualquier circunstancia.

Software

Finalmente, la sección en la que podemos tener más puntos en común entre móviles de gama baja y gama media está en el software. Esos extras que cada fabricante se preocupa de integrar en sus smartphones y que se han convertido en algo muy importante para cada uno de los usuarios que quieren cambiar de teléfono e, incluso, cuidar la vista.

HDR

El alto rango dinámico se debe aportar mediante software, un certificado y además que el panel tenga esta capacidad. Lo que ofrece en diferentes niveles, una mejor visualización de las luces y las sombras en la pantalla del móvil. Lo que puede marcar la diferencia entre ver con total detalle una película en el móvil o solo ver zonas oscuras.

En definitiva, que un teléfono cuente con una pantalla HDR nos garantizará que vamos a poder disfrutar de una mayor calidad de imagen, además de que tendremos más contraste, así como colores más vívidos en todo momento. Por lo que contar con esta tecnología, será un plus que nos ayudará a ver mejor en todo momento el panel del dispositivo.

iPhone-X-display-HDR

Modo noche

La luz azul que emiten todas las pantallas y que afecta al sueño está también en los smartphones. Eso conlleva que tengamos que tener una protección llamada modo noche. Una capa de luz rojiza que los fabricantes aplican en el panel a veces con texturas para ayudar también a la lectura.

Esta tecnología de software cambia según el fabricante, especialmente dentro de los móviles Android. Básicamente, porque muchas de las marcas cuentan con una capa de personalización que modifica el nombre exacto de esta herramienta de software. Pero, en cualquier caso, siempre nos encontraremos con una opción de este estilo con la que podremos reducir la luz azul que emite las pantallas de los móviles.

Modo oscuro

En este caso, aunque puede parecer lo mismo que el anterior software, no lo es, se trata de un cambio de estilo que modifica los tonos claros por oscuros, para hacer que los paneles AMOLED puedan reducir el consumo, la luz azul sea menor al mismo tiempo y, en definitiva, cambiamos el diseño con un solo botón pudiendo satisfacernos.

Además, por norma general, nos encontraremos con que este tipo de software, dependiendo del sistema operativo y su capa de personalización, nos ofrecerá más o menos ajustes de personalización extra. Aunque, una opción que casi siempre tendremos será la de programar el modo oscuro de la pantalla del smartphone para que se active o desactive de manera automáticamente sin que tengamos que hacer nada.

modo oscuro samsung

¡Sé el primero en comentar!