Manipula la tasa de refresco del móvil a tu antojo

Hasta hace poco, la tasa de refresco de la pantalla de nuestros dispositivos móvil era algo que estaba siempre pasando un poco inadvertido entre los usuarios. Más que nada, porque no fue hasta la llegada de algunos modelos gama alta con sus 90 Hz no comenzamos a preocuparnos por su utilidad. Además de la continua importancia que le han ido dando los fabricantes al sector gaming.

Cuando hablamos de la tasa de refresco en pantalla, lo hacemos de una de esas características más que podemos encontrar en la pantalla de nuestro teléfono, como también puede ser su tamaño, el tipo de panel que tiene o, también, su resolución cuyos datos suelen resultarnos algo más familiares a la hora de mirar las especificaciones de un dispositivo. Sin embargo, ante la tendencia creciente de este apartado, es el momento perfecto de hablar sobre esta característica, así como de los ajustes que nos permitirán comprobar qué tasa tenemos como el hecho de poder configurarla.

Para qué es la tasa de refresco de la pantalla

Como decíamos, ante la llegada masiva del mundo gaming a los dispositivos móviles, los fabricantes se han puesto las pilas y han comenzado a trabajar en sus principales características, o las más llamativas, como es el hecho de contar siempre con la mayor velocidad posible en los paneles táctiles de sus smartphones. Y cómo estamos comprobando, estamos siendo testigos de una escalada en cuanto a la frecuencia de actualización de las pantallas de los teléfonos.

Si hasta hace apenas unos años, los 60 Hz era el top, parece que van camino de convertirse en algo del pasado, pues ya existen smartphones que tienen paneles capaces de contar con una frecuencia de refresco de hasta 166 Hz. Es por esto mismo, nunca viene mal cómo saber comprobar este pequeño dato y para qué sirve exactamente tener más o menos.

tasa refresco pantalla movil mano

Por tanto, cabe recordar que la denominada tasa de actualización es una magnitud mediante la que un panel es capaz de actualizar el número de imágenes por segundo que muestra. Además, se divide en Hercios (Hz) para indicar cuántas veces por segundo se actualiza las imágenes en el panel, en este caso de los smartphones.

Esto quiere decir, por ejemplo, que si una pantalla tiene una tasa de refresco de 120 Hz es capaz de actualizarse 120 veces por segundo. Lo mismo ocurre con las tasas de 60 o 90 Hz. Hacemos referencia a estas cifras, ya que son las tasas más utilizadas por los fabricantes en sus dispositivos móviles. Lo que queda claro es que, a mayor tasa de refresco, mayor fluidez en la navegación de páginas o juegos.

Haz que se muestre en la pantalla de tu móvil

Además, podemos encontrar varios sinónimos de esta característica, desde frecuencia de actualización, frecuencia de refresco o, simplemente, tasa de refresco. Ahora, es el turno de cómo podremos comprobar este aspecto del panel de nuestro dispositivo móvil en tiempo real. Y, así comprobar qué comportamiento tiene nuestro teléfono frente a diferentes apps como juegos o vídeos, en caso de contar con una frecuencia adaptable. Esto quiere decir que, el propio terminal tendrá la capacidad de ajustarlo por sí mismo en función de sus necesidades.

Por tanto, para poder habilitar esta frecuencia de refresco en tiempo real tendremos que acudir a las opciones para desarrolladores del móvil:

  1. Primero, entraremos a los ajustes del teléfono.
  2. Una vez estemos dentro, tendremos que ir hasta el apartado de Información del teléfono o Sobre el teléfono en la parte inferior.
  3. Luego, tendremos que localizar el Número de compilación y pulsar siete veces seguidas sobre él. Según vayamos haciendo clic, veremos que el propio smartphone nos avisará de cuántos toques nos quedan para activar las opciones de desarrolladores.
  4. Por último, cuando pulsemos todas las veces requeridas, ya tendremos las Opciones de desarrolladores habilitadas.

Opciones desarrollador Android

Estas opciones de desarrollador están ocultas en todos los smartphones Android. Por esto mismo, siempre tendremos que activarlas antes de poder entrar en ellas. Una vez la tengamos activadas, ya podremos acceder en ellas para mostrar la frecuencia de refresco del panel de nuestro smartphone en tiempo real. Para ello, sigue los siguientes pasos:

  1. Entra de nuevo en los ajustes del teléfono.
  2. Ve hasta el apartado de Sistema y entra en él.
  3. Cuando estés dentro, deberemos ver las Opciones de desarrolladores.
  4. Dentro, tendremos que buscar la sección Mostrar frecuencia de actualización.
  5. Por último, deberemos pulsar el interruptor para activarlo. A partir de ahí, siempre veremos que en la pantalla se mostrará un número que nos indicará los Hz a los que el panel del smartphone refresca.

¿Puedo modificar la tasa de refresco?

La verdad es que resulta curioso que alguien quiera llegar a reducir la frecuencia de actualización del panel de tu teléfono. Pero, tiene lógica, ya que, al ajustar la velocidad con la que se actualiza el panel táctil, puede llegar a ayudarnos a reducir el elevado consumo de batería de los paneles AMOLED.

Eso sí, puede que nuestro smartphone no pueda llevar a cabo esta configuración. Pero, siempre podremos comprobarlo siguiendo estos pasos:

Cambiar tasa de refresco Android

  1. Entramos en la app de Ajustes > Pantalla.
  2. Buscamos la opción de Tasa de refresco (dependiendo de la capa de software de nuestro smartphone este apartado cambiará de nombre).
  3. Una vez dentro, si es que nuestro smartphone nos deja elegir, podremos seleccionar una frecuencia de refresco u otra.

No obstante, la ubicación de estos ajustes puede variar de un terminal a otro, aunque cabe destacar que esta opción no está disponible en todos los terminales, siendo una funcionalidad que depende enteramente del fabricante.

Utiliza una tasa de refresco adaptable

Para hacer este cambio en los dispositivos móviles que disfrutan de una tasa de refresco superior a los 60 Hz, tan solo hace falta entrar en los Ajustes del dispositivo, dirigirnos a la sección del panel táctil del terminal y localizar una opción que se llame de una forma similar a “Frecuencia de actualización de pantalla”, para más tarde escoger entre los diferentes modos que nos ofrece el propio fabricante.

No obstante, el nombre de estas opciones cambiará, aunque los pasos serán muy similares en todos los móviles Android que cuenten con la capacidad de variar la actualización de sus paneles, sin importar la capa de personalización. Y, aunque tengamos esta opción activada en automático, el teléfono podrá decidir bajar la tasa de refresco al mínimo cuando pasemos a habilitar el ahorro de batería en nuestro móvil Android.

¡Sé el primero en comentar!