Graba vídeos en movimiento como un ‘pro’ con tu móvil

Hoy en día en muchas ocasiones tener un mejor o un peor smartphone puede llegar a que notemos la diferencia a la hora de ser unos auténticos ‘pro’ en grabar un vídeo de calidad con la cámara de un teléfono.  Por ejemplo, uno de los efectos más buscados por todo usuario amante del mundo audiovisual es la de poder llegar a conseguir escenas en movimiento, algo para lo que no hace falta ser todo un profesional, sino que solo deberemos tener en cuenta una serie de puntos clave.

Por tanto, veremos cómo podremos conseguir tomar vídeos en movimiento con el sensor principal de nuestro teléfono. Además, de que ya son muchos los dispositivos móviles que cuentan con funcionalidades como el estabilizador de vídeo que nos podrá mucho más fácil el hecho de conseguir una buena escena en movimiento. Sin embargo, no será el único aspecto que tendremos en cuenta a la hora de ponernos manos a la obra. Y es que, por suerte, hay una serie de consejos y configuraciones que podemos probar en ajustar en la propia cámara de nuestro teléfono móvil para llegar a conseguir este objetivo que os presentamos ahora.

Graba sin temblores

Los smartphones cada vez están más enfocados en que podamos llegar a conseguir un contenido multimedia de calidad y algo primordial para ello es usar el estabilizador, entre otras de las muchas opciones que más adelante veremos. Además, con todos estos, lograremos eliminar los temblores para conseguir resultados más cercanos a lo profesional.

Activa la estabilización de vídeo

Esta opción tenemos que saber que, en función de la capa de personalizar cambiará, aunque es cierto que muchos smartphones de las principales marcas evitan esta opción para que los usuarios no tengan que preocuparse por activarlo o desactivarlo y siempre tengan el mejor resultado. En cambio, hay otros fabricantes que prefieren hacerle escoger al usuario, ya que para algunas situaciones esta ventaja puede ser lo que necesitan.

Estabilizador de vídeo

Para llegar a descubrir si contamos con esta opción de manera nativa, solo tendremos que abrir la app nativa de cámara, tocar sobre la rueda de ajustes y buscar entre sus opciones alguna función que se denomine de manera similar a Estabilizador de vídeo. Una vez que lo activemos, comenzaremos a mejorar nuestras grabaciones con su tecnología. Eso sí, esta tecnología no solamente variaría dependiendo del fabricante, sino que también influirá la gama de nuestro smartphone, contaremos con esta tecnología o no.

Configura el ISO

Con el paso del tiempo, uno de los puntos que más han ido conociendo los usuarios que, normalmente graban con sus teléfonos, es el hecho de tener siempre en cuenta la sensibilidad ISO de la cámara del móvil, ya que será fundamental para poder llegar a grabar los mejores vídeos, y más si es en movimiento. Esta es la encargada de regular la cantidad de luz que recoge el sensor de nuestro dispositivo móvil, por lo que será imprescindible ajustarla correctamente dependiendo de las necesidades que tengamos durante la grabación.

Por ello, deberemos tener en cuenta que, a mayor luz haya en el ambiente, menor sensibilidad ISO seleccionaremos. Y, por el contrario, a menor cantidad de luz mayor será el ISO que seleccionemos. De esta manera, al aumentarlo, podremos lograr que las imágenes se vean bien y mejor iluminadas en situaciones con una luminosidad baja. Aunque también deberemos fijarnos en el ruido, ya que cuanto más aumentemos la ISO, mayor será.

Enfoca en todo momento

Hoy en día, muchos smartphones vienen equipados con un enfoque automático, que nos resulta muy cómodo para hacer fotos de una forma más rápida y sencilla. Sin embargo, para poder grabar los mejores vídeos no será tan buena idea usarlo, puesto que el autoenfoque podría cambiar en cualquier momento y estropear el plano.

estabilizacion estabilizar movil grabar video

Por lo que deberás fijar el enfoque que deseas antes de grabar vídeos, para ello, en la mayoría de los móviles bastará con mantener presionada la pantalla sobre el recuadro del enfoque que aparece del autoenfoque. Aunque, este método podría variar dependiendo del dispositivo móvil que tengamos.

No hagas zoom

La funcionalidad del zoom que todo smartphone tiene en la actualidad es uno de esos aspectos que no deberíamos usarlo si queremos llegar a hacer un vídeo en movimiento sin que contemos con temblores innecesarios. Más que nada, porque si usamos el zoom digital, que se basa en algoritmos matemáticos para inventarse una imagen de lo que se supone que sería un zoom aún más largo que el de la lente. Por tanto, la solución será muy sencilla, ya que si necesitamos que la imagen sea más grande solamente tendremos que acercarnos al sujeto u objeto en movimiento, guiándonos por lo que vemos en pantalla para llegar a componer de la mejor forma el plano.

Sujeta el móvil lo más firme posible

No es muy típico entre todos los usuarios, seguramente en más de una ocasión, habéis visto o intentado hacer un vídeo cuando estabais viajando en coche o incluso tren. Y aunque parezca algo sencillo, lo cierto es que no siempre resulta tan fácil como pensamos. Afortunadamente, no solo contamos con la posibilidad de configurar los ajustes anteriores que nos ayudarán a lograr tomar nuestro objetivo, sino que también es importante la técnica de cómo sujetamos el smartphone.

Sujetar el móvil al hacer una foto en movimiento

Básicamente, porque el movimiento de estar en un vehículo producirá los clásicos temblores de los que veníamos hablando hasta ahora, sin embargo, no solo conseguiremos evitarlos con la herramienta de estabilización de vídeo, sino que existe otro factor clave para que nada ni nadie nos impida conseguir la escena perfecta en movimiento.

Por esto mismo, por muy buena que sea la cámara de nuestro dispositivo móvil, si no conseguimos que nuestras manos permanezcan lo más rígidas posibles al momento de tomar la fotografía, la imagen final quedará inservible. Para ello, lo más recomendable es que cojamos el teléfono con las dos manos de tal forma para que luego peguemos los brazos al cuerpo, con el fin de evitar todo tipo de vibración. Además, no solo deberemos usar las dos manos y pegar los brazos, sino que la posición tendrá que ser lo más natural posible para que no nos cansemos y empecemos a movernos sin querer.

Trípodes, Steadys…

Los propios smartphones suelen contar con su propio estabilizador de vídeo, sin embargo, no siempre es la mejor opción ya que no será suficiente para rodar escenas con movimiento en las que será fundamental que no tengamos ningún tipo de temblores. Además, nos encontramos objetos que están diseñados para lograr una mayor estabilización en la grabación de vídeo. De esta forma, si estamos en un transporte o vehículo que se mueve demasiado, el estabilizador nos lo podrá mucho más fácil. Aunque, os dejamos un pequeño listado de accesorios para que podáis elegir libremente y os hagáis una idea:

¡Sé el primero en comentar!