Probamos la batería del realme 8, ¿es lo mejor de este teléfono?

La autonomía es una de las características más importantes que se deben revisar en los teléfonos, ya que, si el trabajo realizado por el fabricante en la combinación de hardware y software no es adecuado, la experiencia de uso que se consigue de un teléfono no es la mejor posible. Hemos probado lo que ofrece el realme 8 en este apartado y te contamos lo que hemos obtenido.

La verdad es que la compañía asiática ha incluido componentes que en principio apuntan muy buenas maneras en todo lo que tiene que ver con la duración de la batería. Un ejemplo de lo que decimos es que esta última tiene una carga de 5.000 mAh, que se ha convertido casi en un estándar en los teléfonos que tienen un precio ajustado y se sitúan bordeando la línea que separa la gama de entrada con la media. Por cierto, se ha realizado un buen trabajo en el apartado de la integración, ya que el grosor que tiene este terminal es de tan solo ocho milímetros, siendo de lo mejor de su gama del mercado teniendo en cuenta el amperaje antes mencionado.

Grosor del realme 8

También queremos destacar entre las características propias que tienen que ver con la autonomía que este es un modelo que ofrece carga rápida, de la que hablaremos más adelante y que, por suerte, el fabricante ha decidido incluir un cargador con el realme 8 que permite sacar el máximo partido al dispositivo en este apartado. Por cierto, y como no puede ser de otra forma, el puerto que se incluye para realizar este proceso es USB tipo C, por lo que no vas a encontrarte con algo antiguo como puede ser conexión microUSB.

Uso del realme 8, ¿cumple con la autonomía?

¿Qué se le debe pedir siempre a un teléfono en la actualidad, especialmente si tiene una batería como la antes mencionada? Pues que el tiempo de uso que permita llegue como mínimo a día y medio. Esto lo cumple sin el más mínimo problema el smartphone del que estamos hablando, ya que al utilizarlo como dispositivo principal (recibiendo de forma habitual mensajes o notificaciones y sin dejar de ver algunos vídeos de YouTube) hemos conseguido llegar a esta marca siempre.

Incluso, si no se abusa del brillo de la pantalla que hay en el realme 8, en alguna ocasión hemos conseguido estirar el tiempo hasta la noche del segundo día. Y esta es una marca de lo más interesante y que le convierte en un modelo bastante recomendable. Por cierto, tenemos que indicar que la inclusión de una pantalla y procesador que son casi un calco de la generación anterior de esta gama de producto nos ha hecho conseguir unos resultados que son muy parecidos. Y, esto, realmente no es para nada malo.

Si te preguntas el tiempo que puedes utilizar el equipo teniendo siempre la pantalla encendida, las marcas que hemos conseguido se sitúan en una horquilla que va desde las 16 hasta las 18 horas. Es una buena marca, y obtener la mejor o la peor depende bastante de la aplicación que se tenga en ejecución. Si es un juego, la tendencia es obtener la cifra menor. En el caso de ver un video con resolución Full HD, conseguirás aprovechar al máximo lo que ofrece este terminal.

Un software que resulta correcto

Como ocurre en la inmensa mayoría de los teléfonos con sistema operativo Android, en los Ajustes del sistema se incluyen algunas opciones que pueden ser interesantes a la hora de gestionar de la forma más adecuada la carga que se tiene en la batería. Un ejemplo de lo que decimos es que se puede utilizar un Modo Ahorro para que el consumo se reduzca. Este no es especialmente efectivo, ya que no se reducen algunas funciones que tienen altos consumos como puede ser el acceso a la WiFi. De todas formas, es posible ganar más o menos un 10% de tiempo en el caso que se decida desactivar esta funcionalidad.

Además de lo indicado el realme 8 incluye algunas opciones adicionales que pueden ser de utilidad para algunos usuarios. Un ejemplo es poder establecer un control del rendimiento para que no se presione al máximo a los componentes. También hay una función denominada Congelación rápida de la aplicación que tiene por objetivo reducir el consumo de batería por parte de las aplicaciones que están inactivas en segundo plano. Nos ha gustado bastante esta función, ya que permite elegir las aplicaciones que se verán afectadas y el trabajo de evitar consumos excesivos lo realiza con bastante fiabilidad.

Carga rápida del realme 8, ¿es efectiva?

Pues el comportamiento cumple exactamente con lo que se espera de una tecnología denominada DiRT que permite trabajar con potencia de hasta 30 W, una cifra que se agradece bastante a la hora de rellenar la batería del terminal, ya que como hemos indicado al principio el amperaje de su batería es bastante alto. Recordamos que se incluye en la caja del producto un cargador compatible y que te permitirá sacar el máximo partido en este apartado.

Puerto USB del realme 8

En lo que tiene que ver con los tiempos se cumplen prácticamente a rajatabla los proporcionados por el fabricante, ya que en procesos que van de cero a 50% lo que se tarda es entre 26 y 27 minutos. Luego, la velocidad de trabajo se ralentiza una vez que se llega casi a la carga máxima y hemos comprobado que más o menos una hora se puede completar un proceso al máximo. Un buen comportamiento.

Conclusión

El apartado de la autonomía es uno de los mejores detalles que ofrece el teléfono realme 8, al menos a nuestro juicio. La carga de la batería es bastante alta y eso le hace ofrecer unos tiempos de uso que cumplen a la perfección para estar entre los mejores del mercado sin tener que restringir los usos que se dan al terminal y, también, el brillo que se utiliza con la pantalla integrada. Por lo tanto, creemos que quedarás bastante satisfecho si te decides por este terminal.

Trasera del realme 8

La carga también responde, ya que los 30 W se muestran suficientes para no tener que estar esperando mucho tiempo a completar un proceso o para ser todo un salvavidas cuando necesitas energía y el smartphone está casi sin ella. No hay problemas de altas temperaturas en este apartado y, por lo tanto, en conjunto creemos que se ha realizado un buen trabajo -aunque no se ha evolucionado mucho desde el realme 7- en este dispositivo que no es especialmente caro (se puede conseguir 199 euros).