Análisis de la batería del Moto G50, ¿aprovecha su buen amperaje?

Cada vez son más los fabricantes que deciden incluir baterías de alta carga en sus terminales móviles, y curiosamente los modelos de gama de entrada o media son los elegidos de forma más habitual para ello. Un ejemplo es el Moto G50, un terminal que hemos probado y que cuenta con todos los condimentos necesarios para convencer por su autonomía.

Este es un modelo que en su interior incluye una batería que tiene un amperaje de 5.000 mAh. No es el que más carga tiene de todos los que hemos probado hasta la fecha en MovilZona, pero sí que está entre los que se sitúan en la zona más destacada teniendo en cuenta este parámetro. Es importante destacar que este es un modelo que no desentona en lo que tiene que ver con sus dimensiones, un ejemplo es que su grosor se queda en unos correctos nueve milímetros. Tampoco llega a ser desastroso en lo referente al peso que es de 192 gramos… aunque tampoco es el más ligero que vas a poder utilizar.

Trasera del Moto G50

Antes de pasar a comentar las sensaciones que nos ha dejado al utilizar el Moto G50 en el apartado de la autonomía, hay que mencionar que a este dispositivo no le falta carga rápida (de la que hablaremos más adelante) utilizando para ello un puerto USB tipo C -de carga inalámbrica, nada de nada lo que es lógico, ya que su precio no es precisamente muy elevado-. Aparte, también creemos que es interesante indicar que algunas de las modificaciones que el fabricante ha realizado en el sistema operativo Android tienen que ver en posibilidades destinadas a optimizar el uso de la batería integrada.

Puerto USB del Moto G50

¿Convence la autonomía del Moto G50?

Esperábamos un buen comportamiento del teléfono del que hablamos en este apartado, y la verdad es que la respuesta fue completamente convincente. Así con un uso que se puede considerar como habitual donde recibir correos y mensajes está a la orden del día y sin tener unas restricciones elevadas en el apartado de tener encendida la pantalla, hemos comprobado que se puede llegar a un día y medio sin tener que recurrir a un enchufe de forma constante. Incluso, si eres de los que no necesitan un brillo muy potente podrás ampliar el tiempo mencionado llegando a la noche del segundo día.

Ya que hemos hablado del brillo de la pantalla, que es bastante potente en el Moto G50, si te gusta llevarlo al máximo, ya que para eso existe esta posibilidad en el teléfono, debes saber que la caída en el apartado de la autonomía es bastante importante. Así, hablamos de una media que se sitúa entre el 15 y el 20% de lo antes mencionado (y esto es independiente de la frecuencia que utilices en el panel que puedes llegar a los 90 Hz). Por el resto del hardware, no vas a tener problemas en lo referente a las necesidades energéticas, ya que tanto el procesador como elementos adicionales tales como el adaptador WiFi, se comportan de forma bastante correcta.

Opciones existentes en los Ajustes

Esto es algo que nos ha llamado bastante la atención, ya que insisten detalles que nos han parecido muy positivos en el apartado Batería que existen los ajustes del Moto G50. Aparte de opciones habituales como puede ser el poder revisar los detalles de uso (y conocer de esta forma las aplicaciones que no hacen bien su trabajo), también encontrarás un par de apartados que nos han llamado poderosamente la atención y que se suman a la posibilidad de utilizar un Modo de ahorro de energía que es bastante eficiente y que activa sí o sí el modo oscuro del sistema operativo.

La primera de las opciones es la denominada como Batería automática. Esta viene a corregir el mal funcionamiento de algunas apps que se quedan en segundo plano y consumen más energía de lo necesario, por lo que si activas la función de forma inteligente el terminal controlará esto. También existe Carga optimizada, que es una funcionalidad que estudia los patrones de carga habituales del usuario para que el proceso sea mucho más eficiente y seguro, aumentando el tiempo de vida de la batería.

Carga rápida: existe, pero hay una sorpresa

Al incluir un procesador de Qualcomm, el teléfono Moto G50 incluye la posibilidad de utilizar una potencia de carga que llega a los 15 W. Esto es de agradecer teniendo en cuenta el alto amperaje de la batería integrada, y además supera a una gran parte de su competencia en el mercado dentro de la gama que se puede considerar como de entrada. Pero, debes conocer que el adaptador de corriente incluido con el teléfono no te dará soporte, por lo que te tocará buscar alguno adicional para poder aprovechar esta buena virtud.

Lateral del Moto G50

Una vez que utilizas un cargador adecuado, hemos comprobado que los tiempos que se obtienen con el dispositivo son los que cabría esperar. Es decir, con 30 minutos de trabajo es posible llegar a más o menos 55% de rellenado. Buena marca, ya que no se debe olvidar que la batería es de 5.000 mAh, por lo que obligatoriamente los porcentajes son inferiores que otros equipos que tienen un amperaje inferior. El caso es que, de nuevo, cumple bastante bien este terminal.

Conclusión

Este es un modelo que da lo que se puede esperar de él, y estas son buenas noticias porque hay otros muchos teléfonos que no se comportan de forma tan solvente en el apartado de la autonomía incluyendo una batería similar y tecnologías de carga rápida con una potencia muy parecida. Por lo tanto, sin ser espectacular vas a quedar bastante satisfecho en todo lo que tiene que ver con la autonomía de este completo teléfono Moto G50.

Moto G50 brillo del Moto G50

Los tiempos de uso que hemos obtenido son plenamente convincentes, ya que el hardware nos ha parecido muy bien elegido en búsqueda de ofrecer un buen tiempo de uso del teléfono. Bien es cierto que tiene algunos pequeños fallos que se pueden corregir de forma sencilla, cómo lo mencionado del cargador, pero con todas las opciones que se ofrecen en los Ajustes donde incluso tienes un apartado que permite prevenir las sobrecargas, creemos que no vas a encontrar motivo alguno para criticar al dispositivo del que estamos hablando.