Por defecto Android permite bloquear nuestro smartphone con un pin, una contraseña o un patrón de manera que cuando queramos utilizar el móvil tengamos que desbloquearlo previamente, evitando así que usuarios no autorizados puedan utilizarlo. Aunque esto mejora notablemente la seguridad y la privacidad es posible que en muchas ocasiones esto sea una molestia y prefiramos dejar el móvil “sin bloquear” para evitar tener que introducir el código una y otra vez.

Desde hace algunas versiones Android incluye un nuevo sistema Smart Lock que permite analizar el estado del dispositivo y decidir de forma inteligente si nuestro móvil está con nosotros o no, manteniéndolo desbloqueado o bloqueándolo según ocurra.

Para acceder a este apartado de configuración debemos abrir Ajustes > Seguridad > Smart Lock. Veremos una pantalla similar a la siguiente donde pulsando sobre cada uno de los apartados podremos configurarlo.

Smart Lock en Android - Bloqueo inteligente

Las diferentes configuraciones que tenemos en Smart Lock son:

Dispositivos de confianza

Cada vez los weareables son más utilizados. Estos dispositivos están generalmente conectados a nuestro smartphone para compartir información con él. Smart Lock incluye una función que permite configurar una serie de “dispositivos de confianza” de manera que mientras el móvil esté conectado a dicho dispositivo este no se bloqueará, asociando el weareable con nosotros.

Aunque en el momento que la conexión con él se pierde este se bloquea, es posible que si nos roban el dispositivo de confianza a la vez que el móvil puedan desbloquearlo sin problemas.

Sitios de confianza

Haciendo uso del GPS, de las redes móviles y de la red Wi-Fi es posible configurar en el smartphone una serie de “sitios de confianza” como nuestra casa, el trabajo o cualquier otro lugar habitual. Cuando el móvil detecte que estamos en alguno de los lugares de confianza el móvil no se bloqueará, pudiendo utilizarlo simplemente encendiendo la pantalla, sin necesidad de introducir ningún código de desbloqueo. Cuando salgamos de la zona de confianza el teléfono se bloqueará automáticamente.

No es un sistema de seguridad muy fiable ya que si el ladrón conoce nuestros sitios habituales puede ir a uno cercano y desbloquear el móvil sin problemas.

Cara de confianza

Prácticamente cualquier smartphone tiene una cámara frontal, y Google ha querido aprovecharse de ella. Este sistema de bloqueo inteligente permite que cuando el móvil detecte por la cámara frontal nuestra cara lo desbloquee automáticamente sin necesidad de introducir códigos ni patrones.

Este sistema es muy poco seguro (se ha demostrado que es muy fácil vulnerarlo, por ejemplo, con una foto) por lo que no es recomendable.

Desbloqueo por voz

Es posible configurar nuestro smartphone para desbloquearse automáticamente con la voz. De esta manera cuando hablemos, literalmente, a nuestro smartphone él sabrá que somos nosotros y desbloqueará automáticamente el móvil.

Este sistema de bloqueo no es recomendable porque muchas veces estaremos en situaciones en las que no podremos hablar o, si lo hacemos en sitios con ruido, el móvil no sabrá que somos nosotros y no servirá de nada.

Detección corporal

A diferencia de los sistemas anteriores, la detección corporal funciona al revés. Cuando nosotros desbloqueamos el móvil y volvemos a apagar la pantalla este estudia si está en la mano o nuestro bolsillo o si está encima de una mesa, por ejemplo. Si tenemos nosotros el móvil encima no se bloqueará el teléfono, y cuando volvamos a encender la pantalla automáticamente podremos empezar a utilizarlo. En el momento que el móvil detecte que ha sido “abandonado”, se bloqueará y nos pedirá el pin o patrón configurado.

No es una medida muy segura ya que si por ejemplo nos roban el teléfono de las manos este no se bloqueará mientras detecte movimiento.