Tu Xiaomi Mi Band te ayudará a controlar mejor tu salud

Con la llegada al mercado de la Xiaomi Mi Band 6, que lo hacía con una mayor pantalla y la detección automática de ejercicios entre sus principales novedades, lo cierto es que eso no era todo lo bueno que aportaba a las pulseras chinas. A partir de este modelo, la smartband de la compañía también incorporaba funciones tan interesantes como la medición del oxígeno en sangre (SpO2).

Esta es una herramienta para monitorizar nuestro estado de salud que se une al monitor de frecuencia cardíaca. Mientras que uno se encarga de ver cuál es la saturación del oxígeno en la sangre, el segundo se encarga de analizar nuestro corazón y saber si tenemos un pulso normal cuando ejercemos una actividad o estamos en reposo. Pero ¿cómo se usa cada uno de ellos?

Mi Band 6

Sus funciones de salud

Las smartbands están orientadas al deporte y al control de nuestra salud y, por ello, la Mi Band 6 o modelos anteriores cuentan con diferentes herramientas al servicio de nuestro cuerpo. El dispositivo rastreará de llevar un control de los pasos que hemos dado, las calorías quemadas, la distancia recorrida, el descanso y el ritmo cardíaco activo, además de realizar un seguimiento del sueño, así como la saturación de SpO2 en sangre durante todo el día. Por eso vamos a ver las principales herramientas que nos traen las pulseras chinas de Xiaomi para que puedas saber, en cierta medida, si nuestro pulso es correcto, entre otros aspectos de nuestro estado de salud.

Aunque, antes de nada, para poder llegar a disfrutar de estas características como ya sabrás, será necesario descargar en tu teléfono la aplicación de Mi Fit. Os dejamos aquí el enlace directo a Play Store por si andabas un poco despistado y todavía no la tenías.

Oxígeno en sangre

Xiaomi incluyó un sensor de SpO2 en el modelo global de la Mi Band, pues era algo que ya estaba disponible en los demás modelos de la versión china. Esta función lo que nos permite verificar los niveles de oxígeno en sangre durante todo el día. Esto nos sirve para conocer nuestra respiración cuando realizamos cualquier tipo de actividad física. Así podremos controlar en todo momento este aspecto de nuestra salud.

Unboxing Xiaomi Mi Band 6

La pulsera de Xiaomi solo tarda unos segundos en registrar nuestros niveles de O en sangre y lo lógico es que muestre un porcentaje entre el 95 y el 100%. Por debajo de ese umbral necesitaríamos algún tipo de asistencia respiratoria. Las comprobaciones puntuales de SpO2 son una característica importante que debes usar si eres asmático, estás atravesando dificultades respiratorias o, más que nunca, si has resultado ser positivo en Covid-19.

Usarlo no tiene ningún tipo de complicación extra. Simplemente desliza hacia arriba desde la pantalla principal hasta ver en pantalla en sensor SpO2. Verás la opción de medir ahora o actualizar la medición si ya la has realizado con anterioridad.

oxígeno en sangre Mi Band

En el momento que pulses el botón, se iniciará una cuenta atrás para que mantengas el brazo quieto y ajustes de forma óptima la pulsera. Recuerda que para mejorar los resultados y hacerlos más precisos deberás colocar el dispositivo por encima del hueso de la muñeca.

Cuando la medición llegue a su fin, aparecerá el nivel de oxígeno en sangre junto con una medición de las pulsaciones registradas.

Para consultar todos los registros deberás entrar en la app Mi Fit de Xiaomi y, dentro de la pestaña entrenamiento, pulsar sobre el botón ‘Ver Más’. Una vez dentro selecciona la opción ‘Saturación de oxígeno en sangre’ para consultar el historial de datos organizado por días, semanas, meses o años.

La frecuencia cardíaca

La Mi Band 5, entre otros modelos, cuenta con un pequeño sensor en la parte trasera encargado de analizar nuestro ritmo cardíaco, es decir, las pulsaciones que tenemos. El mismo puede usarse de horma continua para advertir al usuario si aumenta por encima de un cierto umbral durante los períodos de inactividad.

frecuencia cardiaca

Este componente de la Mi Band 4, u otros modelos, informa las lecturas de frecuencia cardíaca en reposo en incrementos de 30, 10, 5 o 1 minuto, pero te recomendamos que, desde los ajustes de Mi Fit, establezcas el control cada media hora para mantener la autonomía de la pulsera a salvo. Evidentemente, si optas por monitorear cada menos está claro que obtendrás unos resultados mucho más precisos, pero a la vez, como veremos más adelante, habrá un pequeño inconveniente que, probablemente, te pueda echar para atrás y decidas optar por la opción que te acabamos de decir.

¿Cómo activar el monitor de frecuencia cardíaca? Pues de forma similar al método anterior, simplemente tenemos que deslizarnos por la pantalla hasta localizar el icono del corazón y pulsar sobre él para obtener una lectura inmediata.

De nuevo si queremos echar un vistazo a nuestro histórico de salud deberás acceder a la app de Mi Fit para, desde la pestaña de entrenamiento, acceder al menú de ritmo cardíaco. Aquí podrás comprobar su evolución a lo largo del tiempo y detectar si existen algunas anomalías a tener en cuenta a la hora de hacer ejercicio de nuevo.

Otras opciones

Sin embargo, dentro de las posibilidades que nos ofrecen las pulseras de actividad chinas de esta firma no se acaba la cosa con la medición del SpO2 y el pulso, sino que va más allá. Entre otras de las de características que nos encontraremos están: el registro de sueño y el seguimiento del ciclo de la menstruación. Factores también importantes para controlar en mayor medida nuestra salud. Y, al igual que en los anteriores casos, si quieres ver el histórico de datos que se han ido tomando por parte de la smartband china, tan solo tendremos que acceder a Mi Fit > pestaña de Entrenamiento > en la sección de Estado.

Mejora la detección

Es cierto que estos monitores no son 100% profesionales, pero siempre se puede mejorar su detección. Dentro de estas pulseras, sí que hay algunas cosas que podemos ajustar de cierta forma para mejorar las mediciones que nos ofrecen las smartbands de Xiaomi.

Así, por ejemplo, si lo que quieres es que la medición se realice de forma óptima, es el momento de ajustar bien la pulsera. Por lo que no deberemos llevarla muy suelta y procurar que los sensores estén firmemente en contacto con nuestra piel en todo momento. Aunque, hay un aspecto dentro de la configuración de la Mi Fit que también nos va a ayudar a obtener mejores resultados como vamos a ver a continuación.

Mi Band 4 ritmo cardiacoSi abres la app de Xiaomi y accedes al menú de la pulsera dentro del apartado ‘Perfil’, encontrarás un menú denominado Detección de ritmo cardíaco. Aquí deberás seleccionar Método de detección y elegir un valor bajo para la frecuencia de medición del pulso. Como os hemos dicho antes, las opciones disponibles son 1, 5, 10 o 30 minutos. Sin embargo, lo ideal es que pasemos a reducir este número para obtener lecturas más precisas. El problema está en que el consumo de batería será mayor, pues estará cada menos tiempo midiendo nuestras pulsaciones. Por lo que, el sensor de la smartband, necesitará gastar más recursos. Aun así, está claro que la lectura será mucho más precisa que antes.

¿Son fiables estas mediciones?

Bueno… por un lado sí y por otro no. Xiaomi aclara en sus materiales de prensa que las lecturas de SpO2 de Mi Band 6 y los resultados obtenidos por el monitor de frecuencia cardíaca ‘no deben usarse ni confiarse en ellas para ningún propósito médico. Todos los datos y el seguimiento deben usarse solo como referencia personal’.

mi Smart Band 6

Esto deja claro que no debes acudir al médico porque te encuentres con unos valores muy descompasados pero sí que deberían servirte de guía para tus entrenamientos y que, en caso de que te encuentres mal, sepas de inmediato que es lo que puede estar fallando en tu cuerpo, no sin olvidar que el dispositivo de Xiaomi también puede fallar.

¡Sé el primero en comentar!