Primeros datos del procesador del iPhone X de 2018: ¿un 20% más rápido?

Apple

TSMC es la encargada actual de fabricar los SoCs (System on chip) que dan vida a los iPhone. Son los responsables detrás del exitoso Bionic A11 y todo apunta a que también se encargarán de fabricar el próximo cerebro de Apple. Ahora han realizado unas declaraciones que nos dan una pista sobre el rendimiento del procesador del iPhone X de 2018.

Y es que cuando se trata del iPhone, cualquier dato, por pequeño que sea, es importante y genera siempre una gran expectación. TSMC nos ha ha hablado de su proceso de fabricación en 7nm, pero todo apuntaba a Apple y a los iPhone X y iPhone 9.

El procesador del iPhone X de 2018 será como mínimo un 20% más rapido

TSMC ha informado de que ya tienen depurado su proceso de fabricación de 7nm, por lo que esta litografía ya podrá ser utilizada en la fabricación de nuevos chips. Así pues, es fácil deducir que las mejoras de dicho proceso se verán reflejadas en el Apple A12 Bionic, por lo cual, este procesador será capaz de rendir como mínimo un 20% más y tendrá un consumo hasta un 40% inferior al del Bionic A11.

procesador del iPhone X de 2018

Y decimos, como mínimo, porque cuando se diseña un nuevo procesador, ya se tiene en cuenta el proceso de fabricación, optimizando el diseño interno de la arquitectura para aprovechar al máximo el menor espacio entre los transistores, por lo que es más que probable que el salto de potencia sea superior al mencionado 20%.

Pero Apple no será la única en utilizar un proceso de 7nm, ya que Samsung también disfrutará de las ventajas del mismo a través del Snapdragon 855 que dará vida al futuro Samsung Galaxy 10. Queda por ver si la litografía ultravioleta (EUV), que está siendo investigada por los coreanos, y que también maneja los 7nm, estará a punto para la siguiente hornada de Exynos, y de ser así, será interesante ver hasta que punto es más eficiente que el proceso creado por TSMC y como queda frente al Snapdragon 855.

procesador del iPhone X de 2018

Y es que Apple dio el año pasado un golpe de mesa muy fuerte sobre la mesa al anunciar el Bionic A11. Su GPU personalizada solo ha sido superada por la Adreno 630 presente en el Snapdragon 845 y su rendimiento mono núcleo aún no ha sido vencido ni por el Exynos 9810 presente en el Galaxy S9. Miedo da pensar lo que pueda diseñar Apple con un nuevo proceso de fabricación. Una cosa está clara, el procesador del iPhone X de 2018 estará una vez más en lo alto de todos los rankings de rendimiento

Os recordamos que el iPhone X de 2018 integrará un panel OLED de 6.5 pulgadas con una resolución de 2.688 x 1.240 píxeles, incluirá soporte para Dual SIM y manejará un mínimo de 4 GB de memoria RAM LPDDR4X.

Escrito por Javier Cordovilla

Fuente > Trusted Reviews