Android 8.1 para el Google Pixel XL provoca nuevos problemas

Móviles

Los Google Pixel se han convertido en toda una referencia en la gama alta con Android puro, con su presentación en el otoño de 2016, los de Mountain View enterraban a los viejos Nexus. Estos móviles garantizan contar con la última versión de Android, y de hecho Android 8.1 para el Google Pixel XL ha provocado nuevos problemas.

Unos Google Pixel que son una excelente oportunidad de contar con un gran móvil a un precio bastante asequible, comparando con los Pixel actuales y otros topes de gama, sobre todo por los grandes descuentos con los que cuenta en Amazon, por poner un ejemplo.

Android 8.1 para el Google Pixel XL podría dañar el terminal

Lo que decimos no es ningún titular aventurado o tendencioso, sino que reproduce el peligro real que sufren los terminales de Google después de haberse actualizado a Android 8.1. La nueva actualización ha desencadenado unos problemas que podrían poner en peligro a los propios móviles y en un caso extremo a los usuarios. Resumiéndolo de forma concisa, con esta actualización de software el Google Pixel podría recibir más energía de la necesaria durante la carga de su batería y ponerlo así en peligro.

carga Google Pixel XL

Gráfico que muestra los altibajos en la carga de la batería

La energía que entrega habitualmente el cargador del Google Pixel XL es de 18W (9V / 2A), pero tras la actualización a Android 8.1 para el terminal, el teléfono demanda hasta 25W (9V / 2.8A ), cifra que está por encima de los límites de seguridad impuestos para la carga del terminal. Y todo como consecuencia del mal funcionamiento del controlador de carga de la batería en Android 8.1 para el Google Pixel XL. Por esa razón algunos usuarios están viendo cómo el Google Pixel XL muestra cada cierto tiempo el mensaje de cargando rápidamente, porque la carga se corta cuando el cargador detecta una entrega de energía mayor de la autorizada por él.

Si estamos utilizando el cargador original o con unos estándares similares, podemos estar tranquilos, porque cuando el Google Pixel XL pida más de la energía estándar de 18W (9V / 2A), actúa el corta corriente y detiene la carga, para reanudarla de forma segura. El problema está en que si no usamos un cargador de este tipo, la entrega en exceso de energía podría prolongarse en el tiempo y resultar en algún evento fatal con la batería del terminal. Parece que no todos los usuarios están sufriendo este problema, y que precisamente en el cargador podría estar la diferencia de comportamiento. Así que si tienes un Google Pixel XL con Android 8.1, asegúrate de cargarlo con un cargador original, o al menos de especificaciones similares.

Escrito por Jorge Sanz

Fuente > Android Police