Ponen a prueba la resistencia del Moto G5 en vídeo

Escrito por Jorge Sanz
Motorola

El pasado MWC 2017 Lenovo presentaba los nuevos Moto G5 y Moto G5 Plus, esta vez sin la pompa con la que se presentaron el Moto G4 o como presentaba la antigua Motorola sus modelos. A pesar de todo ello este Moto G5 es sin duda una de las estrellas de la gama media, y siempre es de gran interés conocer cómo se comporta ante una prueba de resistencia como esta a la que nos remitimos hoy. En ella ponen a prueba la resistencia del Moto G5 en vídeo, vamos a ver cómo se comporta el terminal.

Tras la presentación de hace más de un mes el Moto G5 y Moto G5 Plus se ponía por fin a la venta, conociendo su disponibilidad y como no el precio, ahora con este nuevo vídeo conocemos un poco más de cómo se comporta el terminal en condiciones de daño extremos.

Resistencia del Moto G5 en vídeo

Como ya hemos visto de otros terminales anteriormente, esta prueba mide la resistencia del terminal a diferentes pruebas que ponen al límite la resistencia del teléfono. El bendgate de los iPhone fue el origen de estas pruebas, para probar su resistencia a doblarse cuando los llevávamos en el bolsillo por ejemplo de un pantalón. Comenzando por la pantalla, que muestra su resistencia a los arañazos con diferentes lápices de diversas profundidades, en esta ocasión, el Moto G5 se comporta bien y su cristal aguanta de forma similar a como lo hacen incluso otros de gama superior.

En cuanto a su carcasa, es bastante sensible a los arañazos, y cuando decimos arañazos, estos son profundos, y se notan especialmente por el propio material de la carcasa, que al levantarse deja un claro rastro de color blanco que lo hace especialmente aparatoso. Especialmente bien aguanta también el cristal de la cámara delantera, que no sufre arañazo ninguno a pesar de la insistencia del cutter. El lector de huellas sigue funcionando perfectamente a pesar de los profundos arañazos que recibe.

resistencia del Moto G5

Mientras su pantalla se repone bastante bien al fuego del mechero, volviendo a su forma rápidamente después de unos segundos. En la prueba final y más importante, en su resistencia a doblarse, el Moto G5 se comporta bien, un poco frágil cuando se aprieta desde la parte trasera, doblando toda la pantalla, pero al hacer la fuerza inversa todo vuelve más o menos a su ser y la pantalla y el teléfono en general sigue funcionando perfectamente.

Fuente > JerryRigEverything