Zinio una atractiva forma de leer revistas en tu Android

Análisis Aplicaciones

La aplicación Zinio es un trabajo que está pensado por y para leer revistas que generalmente se encuentran en papel pero que, gracias a su uso, se pueden disfrutar en formato digital en los dispositivos Android. Y, esto, aprovechando al máximo las opciones que ofrecen las pantallas táctiles y, como no, el propio sistema operativo de la compañía de Mountain View.

Conseguir el desarrollo es completamente gratuito en las tiendas de aplicaciones donde hay trabajos para Android, por lo que tener acceso a la plataforma no cuesta nada y probar las opciones que ofrece es completamente viable y por lo que no se realiza desembolso -algo que no es del gusto de muchos usuarios-. Lo que sí tiene un coste es el acceder a la suscripción (y descarga) de las revistas que hay en su base de datos. Esta, por cierto, es bastante amplia.

El proceso para darse de alta en publicaciones es realmentes sencillo, ya que simplemente hay que seleccionar la elegida y abonarse a los números disponibles -estableciendo un sistema de pago específico-. Un detalle que se debe tener muy en cuenta es que si se descarga la aplicación Zinio de Galaxy Apps, se tiene un regalo de siete revistas, lo que es realmente interesante ya que de esta forma se tienen contenidos disponibles desde el primer momento.

En lo que se refiere a la cantidad y variedad de opciones de revistas en Zinio, hay que decir que es posible encontrar opciones para todos los gustos, ya que hay desde creaciones de sociedad, pasando por técnicas y como, no faltan las propias de cine o decoración, Es decir, que casi todo el mundo encuentre algo que leer. Por lo tanto, el servicio es de un amplio espectro y esto es todo un acierto.

Uso de Zinio

Lo cierto es que no hay complicación alguna a la hora de leer cualquiera de las revistas que se incluyen en Zinio. Eso sí, antes de poder hacer esto hay que descargarla en local (en un formato que sólo es compatible con el desarrollo) para que de esta forma se pueda dar uso en cualquier lugar sin que se dependa de la conexión. Esto, a nuestro juicio, es un acierto.

Una vez que esto se ha hecho, lo siguiente es pulsar en la portada de la revista y ya aparece la primer página en la pantalla del terminal. Para pasar la página simplemente hay que realizar el gesto de arrastre en el panel, por lo que todo es realmente intuitivo y sencillo. Como no puede ser de otra forma, es posible hacer zoom para que así se pueda revisar de forma detalla una imagen, por poner un ejemplo. Adicionalmente, se dispone de un Modo noche donde los blancos pasan a ser negros para que molesten menos y es posible “jugar” con el tamaño de la fuente.

Un buen detalle es que si se pulsa en el centro de la pantalla aparecen opciones adicionales de navegación. En el lateral es posible ver los apartados (o artículos) que existen en la revista que se utiliza con Zinio. De esta forma se puede saltar de forma directa a cada uno de ellos. Además, si la visualización es tipo PDF -no es que sea el formato, sino la forma en la que se presenta-; en la parte baja se pueden ir viendo cada una de las páginas que componen la revista en cuestión. Ambas posibilidades bastante útiles.

 

El caso es que la experiencia de uso de Zinio es fluida y se tiene lo habitual para poder ver la revista que se tiene en propiedad. No sufre retrasos en su ejecución y en terminales no muy potentes, como por ejemplo los Motorola Moto E funciona sin problema ninguno. Es decir, que es una creación recomendable que soporta perfectamente contenidos multimedia.

Descargar Zinio

Si deseas conseguir este desarrollo, puedes hacerlo desde Galaxy Apps (donde encontrarás la oferta para dispositivos de Samsung) o en Play Store. El proceso es realmente sencillo, por lo que no hay duda alguna a la hora de tenerlo instalado. La verdad es que la aplicación es bastante correcta y cumple con su función perfectamente, por lo que si eres un amante de las revistas es posible que esta sea una buena opción.

Tabla Zinio

Descarga de Zinio en Galaxy Apps.

Escrito por Iván Martín