Test de resistencia al agua del Samsung Galaxy S7 Active

 

El Samsung Galaxy S7 Active ha sido uno de los últimos lanzamientos de la firma coreana, una versión robusta y resistente del buque insignia de Samsung que entre otras cosas promete una excelente resistencia a los elementos gracias a sus distintas certificaciones de este tipo. Ahora hemos visto una prueba de resistencia al agua del este terminal que nos ha sorprendido por su inesperado desenlace. Os invitamos a verlo y sacar vuestras propias conclusiones respecto de las propiedades de este Samsung Galaxy S7 Active.

Lo mínimo que puede pedírsele a un terminal como el Samsung Galaxy S7 Active es una resistencia prácticamente titánica a los elementos, principalmente al agua, al polvo y también en gran medida a los golpes. Este último aspecto quedó probado en una prueba de la que nos hicimos eco y que demostraba un espectacular aguante del teléfono aguantando sin despeinarse decenas de golpes contra el suelo.

Samsung Galaxy S7 Active en color negro

Test de resistencia al agua del Samsung Galaxy S7 Active

Ahora en el test que os traemos hoy ponen a prueba la estanqueidad del Samsung Galaxy S7 Active, algo que debería estar fuera de toda duda dado su carácter aventurero y de resistencia extrema a los elementos. En esta prueba se ha sumergido al Samsung Galaxy S7 Active durante 30 minutos a un metro y medio de profundidad. Sorprendentemente el resultado de la prueba ha sido fallido para el Galaxy S7, que de manera inesperada ha quedado «inservible» después de la prueba. Como se puede ver en el vídeo la pantalla queda prácticamente inutilizable, y todo debido a que la estanqueidad del teléfono no parece lo suficiente como para mantener a raya al líquido elemento tras treinta minutos bajo el agua.

Recordemos que el Samsung Galaxy S7 Active es un terminal con certificación IP68 que garantiza el nivel de protección frente a los elementos más elevado del mercado. Aunque Samsung ha salido al paso de este problema aludiendo a que se puede tratar de una unidad defectuosa. Lo inquietante en esta ocasión es que la prueba ha sido realizada en dos unidades y en ambas el agua ha entrado en su interior y ha causado grandes daños al teléfono. Así que o es una enorme casualidad o realmente este nuevo Galaxy S7 Active no cuenta con una protección tan alta como esperábamos. Habrá que esperar a más pruebas para comprobar si se tata de una casualidad o un error de serie.

Quizás te interese: