El Samsung Galaxy S7 Active se enfrenta a arañazos, fuego y a doblarse en este vídeo

Escrito por Jorge Sanz
Android

Si hay un teléfono idóneo para sufrir una de esas torturas que se han convertido en habituales a nuevos modelos de los principales fabricantes ese es el nuevo Samsung Galaxy S7 Active. Con su fabricación específica para aguantar todo tipo de golpes y condiciones climáticas las pruebas a las que se somete en este vídeo donde el objetivo es causar el mayor daño posible al nuevo y robusto miembro de la gama alta de Samsung. Vamos a ver el vídeo y comprobar el comportamiento de este terminal.

Samsung ha presentado hace unos días el nuevo Galaxy S7 Active, la variante más resistente del buque insignia de la firma coreana que como cada año recibe una nueva versión que hereda las especificaciones técnicas de la versión estándar. En esta ocasión tampoco se ha librado de una de las prácticas más extendidas en la industria, un verdadero test de resistencia. El pasado fin de semana ya os ofrecimos cómo se comportaba este resistente terminal en un test de caída:

Ahora la prueba es mucho más agresiva y se compone de diferentes fases en las que el terminal es maltratado hasta el extremo. Primero sufriendo las arañazos sobre su pantalla con diferentes profundidades de penetración, dejando algunas marcas en el panel, aunque menos que la de muchos otros terminales que hemos visto pasar por esta prueba.

Después es el turno de la cuchilla, que se ensaña con el botón home del Samsung Galaxy S7 Active hasta el punto de dañar el lector de huellas. Los estragos de la cuchilla también son visibles en otras partes de la carcasa y consiguen cortar como la mantequilla la goma que rodea al teléfono y que sirve para amortiguar los golpes accidentales.

Samsung Galaxy S7 Active de color dorado

Tampoco ha faltado el fuego de un mechero sobre la pantalla del terminal de Samsung, donde los resultados han sido muy satisfactorios. De hecho la pantalla no se ha oscurecido como en otros teléfonos, aunque eso sí, ha deformado levemente el recubrimiento superior de la pantalla, adoptando una superficie irregular. Para terminar la estrella de estas pruebas, el “bend test” o la resistencia del Samsung Galaxy S7 Active a doblarse. Los resultados son muy buenos y ponen de manifiesto la gran resistencia de este nuevo terminal de los coreanos. Se puede decir que ha aprobado con creces esta prueba.

Quizás te interese: