Test de caída del Samsung Galaxy S7 Active frente al Samsung Galaxy S7

Android

La semana pasada Samsung ha presentado el nuevo Samsung Galaxy S7 Active, la versión robusta para uso extremo del Samsung Galaxy S7. Este modelo se caracteriza por una carcasa mucho más gruesa y preparada para recibir golpes, y todo ello conservando el potente hardware de la versión estándar. Ahora podemos ver su verdadera resistencia en un test de caída donde se enfrenta al Samsung Galaxy S7 estándar, vamos a ver el interesante resultado que arroja este test de caída.

El Samsung Galaxy S7 Active es el teléfono ideal para aquellos que requieren potencia dentro de una carcasa fuerte, capaz de resistir todo tipo de golpes y a la humedad o el polvo. Una de las pruebas más interesantes para medir la resistencia de un teléfono son los test de caída como el que nos hacemos eco hoy. Este nuevo test nos muestra frente a frente al Samsung Galaxy S7 Active y al Samsung Galaxy S7 estándar. El test de caída se realiza sobre una superficie de hormigón, que como sabéis es letal para la resistencia de un teléfono.

En esta ocasión el test nos muestra al Samsung Galaxy Active cayendo en distintas posiciones sobre este duro bloque, cuando cae de pie o de lado se pueden ver pequeños rasguños sobre el cuerpo del Galaxy S7 Active, mientras que los daños en el Galaxy S7 estándar son mucho más graves. Aunque lo peor para el Galaxy S7 llega al caer con la pantalla boca abajo, ya que elpanela se rompe con el primer golpe y queda totalmente inservible. En el caso del Samsung Galaxy S7 Active no sufre daño alguno al caer con la pantalla sobre el suelo, como puede verse no hay rasguños y la pantalla funciona correctamente.

galaxy s7 active

Pero esto no es lo mejor, porque la ronda extra de caídas con la pantalla boca abajo el Samsung Galaxy S7 Active se mantiene inalterable ante los golpes consecutivos. Hasta ahora el que mejor se había comportado en esta prueba era el HTC 10, con más de treinta golpes hasta romperse la pantalla, en cambio el Samsung Galaxy S7 Active es capaz de caer con la pantalla boca abajo 50 veces y el panel no sólo sigue funcionando sino que no tiene apenas rasguños visibles. Así que con esta prueba queda demostrado que el uso para el que ha sido creado el Samsung Galaxy S7 Active cumple completamente las expectativas.

Quizás te interese:

Escrito por Jorge Sanz

Fuente > Phone Buff