Samsung sigue a Apple y admite Adblock en el navegador de sus móviles

Android

El año pasado, con la llegada de iOS 9 se criticó la decisión de Apple que puso en Safari y por defecto la posibilidad de bloquear los anuncios en Internet mediante extensiones Adblock. Pues bien, ahora su gran rival, Samsung, toma el mismo camino y con una actualización de su navegador por defecto para todos sus terminales añade esta controvertida función.

Volvemos a encontrarnos en una encrucijada con una decisión de un fabricante. Y es que Samsung ha unido fuerzas con Adblock Fast y uniéndolo con el navegador que viene por defecto en sus móviles en el que se añade la posibilidad de bloquear los anuncios tanto de Google como de las páginas web. Hay que destacar que no hablamos de que el navegador de Samsung venga instalado ahora con bloqueadores de publicidad, sino que ha dejado abierta la API de la app y esta es la primera extensión que funciona con el navegador y añade esta nueva cualidad. Es cuestión de tiempo que muchas otras extensiones similares se sumen a la lista.

De momento la versión 4.0 del navegador de Samsung que es la que abre esta posibilidad y se ha actualizado en Google Play sólo es compatible con aquellos terminales que tienen Android 5.0 Lollipop o superiores, pero al final también lo será con Android Ice Cream.

Samsung, en esto, no te apoyamos

Bien es cierto que no es una medida del calado de la de Apple, ya que en la mayoría de los casos los usuarios de Android utilizan Chrome, pero como en el caso de los de Cupertino, vemos este movimiento de Samsung como un gran perjuicio para el “status quo” de Internet. Es evidente, que se trata de una decisión que tanto a nosotros como a cualquier otra página web legítima – porque no entramos en el debate de todas las que cuelan malware a través de anuncios – nos ataca de forma directa en la forma de obtener ingresos para seguir ofreciendo a todos vosotros y día a día todo el contenido de forma gratuita.

Google, Microsoft y Amazon pagan a Adblock.

Esta vez no podemos ponernos al lado de Samsung en esta decisión, porque más allá de lo que pueda o no afectar por las cifras de uso de su navegador – que no podemos olvidar que está instalado en cientos de millones de terminales aunque en realidad no tiene una cuota de mercado tan grande – es un postura tan criticable como la de Apple. Es cierto que la publicidad molesta, incomoda y a veces hasta desespera, pero es un mal necesario cuando la inmensa mayoría de los usuarios no están dispuestos a pagar ni un euro al año para servicios mucho más utilizados, como puede ser WhatsApp – ya que hasta que se ha hecho gratis, una de las búsquedas recurrentes era como obtenerlo sin pagar -.

También te puede interesar…

Escrito por David G. Bolaños (@d_gomez_b)