El Galaxy View pasa por GFXBench y confirma que será el tablet más grande del mercado

Android

Resulta curioso ver cómo las compañías se miran unas a otras, como marcándose para ver cuál es el siguiente movimiento (o mercado) en el que quieren vender sus productos. Y tras varios años de ver tablets de 7, 8, 9 y 10 pulgadas, parece que ahora los dispositivos dedicados al segmento profesional crecen en tamaño de pantalla.

Sin ánimo de querer ser muy tajantes, el nuevo Samsung Galaxy View será el tablet más grande que podamos ver en los próximos meses, al menos si atendemos a las especificaciones de hardware que se han venido filtrando en las últimas semanas y que han tenido ahora un nuevo episodio, tras el paso de un modelo SM-T670 por los test de GFXBench.

Un tablet con grandes vistas

Como podéis ver por la imagen inferior, ese dispositivo, que será el futuro Galaxy View, contará con un hardware bastante contenido pero que destaca por encima de los demás modelos del panorama Android por un enorme pantallón de 18,5 pulgadas.

Sí, sí, habéis leído bien, casi 19 pulgadas para un tablet que buscará afianzarse como alternativa para los entornos profesionales y educativos. Y es que el movimiento de los coreanos parece realmente inteligente porque en esos ámbitos no hace falta un hardware muy potente, pero sí una pantalla mucho más grande, sobre todo en las tareas docentes donde entran niños en su uso.

Samsung Galaxy View

Y decimos esto porque el Samsung Galaxy View tendrá un panel de 18,5 pulgadas pero su resolución se queda en un ya superado FullHD (1.920×1.080 pixels), por lo que no alcanza hasta el QHD (2.560×1.440) que ya llevan muchos tablets y smartphones de los coreanos.

Samsung confía en sus chip Exynos

En la parte del procesador Samsung ha vuelto a confiar en su propia tecnología. Al fin y al cabo los últimos dispositivos que ha lanzado con sus chip han sido un auténtico éxito en rendimiento así que no se han arriesgado comprando SoC a la competencia. Este Exynos es un 7580 con GPU Mali-T720 acompañado de 2GB de memoria RAM y 32 de almacenamiento interno ampliables vía microSD,

Un tablet de estas dimensiones no sabemos si será muy manejable para hacer fotos y llevarlo y traerlo a todas partes y por eso parece que solo traerá una cámara frontal de 2MP para tareas de llamadas de vídeo o selfies sin muchas pretensiones fotográficas. En Samsung se han olvidado de una cámara principal que, a todas luces, pierde sentido en un terminal destinado a ocupar el espacio de un ordenador encima de un escritorio. Al menos según los resultados de GFXBench que define la cámara trasera como no soportada.

Esperemos que Samsung próximamente enseñe algo más de esta auténtica bestia de los tablets (al menos por el tamaño).

También te puede interesar…

Escrito por José Luis