Hemos probado el teclado fotográfico KwiltKeys para iOS y os contamos cómo funciona

Apple

Hace unas semanas os contábamos que está en desarrollo un teclado fotográfico para iOS que había entrado en fase Beta, y que apuntaba muy buenas maneras. Al menos en la teoría, estábamos ante un keyboard que nos permitía tener a mano y sin salir de la aplicación en la que estamos escribiendo, todo nuestra biblioteca fotográfica perfectamente organizada.

Todas las fotos a tu alcance

Existen otros teclados que nos permiten compartir GIFs para hacernos los graciosos, pero solo KwiltKeys es capaz de poner a nuestra disposición todas las fotos que tengamos sin importar la ubicación de estas. Por suerte, hemos tenido acceso a la fase Beta y nuestras primeras impresiones son realmente positivas por la facilidad de uso, buen diseño y utilidad que confiere de repente a nuestro iPad o iPhone: imaginad que queréis recuperar una foto del año 2002, de un cumpleaños de alguien cercano para darle una sorpresa por WhatsApp. KwiltKeys te permite hacerlo con apenas cuatro o cinco toques de pantalla.

Prueba de KwiltKeys para iOS.

Pero lo primero es lo primero y nada más instalar la aplicación, KwiltKeys nos invita a que nos conectemos con las principales redes sociales o nubes en las que guardemos fotos. De esta manera podrá ofrecernos más opciones a través de las que buscar.

Y el listado, como podéis ver justo encima, es realmente largo: Facebook, Flickr, Google+ (Fotos), Instagram, Photobucket, Twitter, Dropbox, Google Drive (Fotos), OneDrive, etc. Desde luego, nunca fue tan fácil acceder a todo nuestro histórico para tenerlo a mano.

Llega el momento de escribir fotos

Desde la llegada de iOS 8 ya podemos personalizar teclados e incorporar nuevas funciones que, como este KwiltKeys, son inéditas hasta hace unos meses para los usuarios de iPhone e iPad. Para acceder a este teclado hay primero que activarlo en Ajustes y darle todo el acceso completo al dispositivo. Así, podréis elegirlo desde esa bola del mundo que os aparece en el keyboard.

Inmediatamente veréis ya el teclado abajo del todo (con el color que configuréis de entre seis distintos) y una serie de iconos en la parte inferior que son la clave de su usabilidad: con la hoja del calendario podremos navegar por años, meses y días de una forma rapidísima; con el icono de posición lo haremos por continentes, países y pueblos; donde la nube, tendremos todas las clouds con fotos que hayamos conectado al alcance de nuestro dedo, así como las redes sociales; y el retorno nos permite separar las fotos para mandar varias a la vez.

Prueba de KwiltKeys para iOS.

La forma de escribir una foto es bien sencilla. Cuando hemos encontrado la que queremos mandar, simplemente la dejamos pulsada para copiarla al portapapeles. Inmediatamente vamos a la caja de texto y la pegamos. Así tantas veces como imágenes queramos usar y finalmente pulsamos enviar.

Como os decimos, lo mejor de KwiltKeys no es que nos permita compartir fotos, sino que lo hace de tal forma, con una sencillez tan básica, que nos facilita enviar cualquier momento de nuestra vida con quien queramos en apenas unos segundos, sin tener que esperar a volver a casa o a consultar una infinita biblioteca de imágenes en algún perdido disco duro. Todas las lleváis encima, siempre y de manera accesible.

Esperemos que pronto salga de su versión Beta y KwiltKeys llegue a la App Store pronto. Merece mucho la pena.

También te puede interesar…

Escrito por José Luis