Qualcomm afirma que los smartphones con pantallas 4K están cerca pero ¿son realmente necesarias?

Móviles

En 2014 hemos asistido a la estandarización de las resoluciones QHD para las pantallas de los smartphones, al menos de aquellos que han apuntado a la gama alta pero parece que esto no va a pararse ahí. Qualcomm ya anuncia que las pantallas UltraHD o 4K en los terminales móviles están a la vuelta de la esquina.

Cuando en 2010 llegaba el iPhone 4 y su pantalla Retina, se anunciaba que sus 326 ppp de densidad estaban ya en el límite de lo que podía reconocer el ojo humano, haciendo desaparecer los píxeles viéndola a una distancia prudencial. Esto no ha detenido a los fabricantes que con pantallas más grandes necesitaban de mejores resoluciones superándola ya con los 1080p en muchas ocasiones y ya arrasándola cuando se ha pasado a las pantallas QHD que parecen ya un estándar en la gama alta.

Está claro que los amantes de la tecnología siempre estamos buscando que nuestros dispositivos cuenten con la última tecnología y Qualcomm, que se encarga de fabricar mucho de lo que hay dentro de nuestros smartphones, acaba de indicar que no tendremos que esperar mucho para probar las primeras pantallas 4K en ellos.

4K logo

Ahora bien ¿serán un adelanto real o un simple truco de marketing? En el mercado de las televisiones se lleva tiempo anunciando las bondades de la resolución UltraHD, a la que se le está sumando ahora el cambio de formato hacia unas pantallas curvadas. Para Qualcomm, la llegada del 4K a los smartphones no es sino para integrarlos en el formato que, según ellos, va a ser el nuevo estándar para el vídeo.

Razón no le falta también cuando dice que no es que se trate de que los smartphones tengan pantallas 4K en sí, sino que es un medio más donde se podrá compartir el contenido que ya pueden grabar los terminales en esta calidad y que plataformas como YouTube o Netflix ya están adoptando para la distribución de contenidos.

Actualmente, a noviembre de 2014, hay que decir que poco partido se le saca a una pantalla 4K. A parte de contados vídeos en Internet o como complemento a un buen ordenador para los juegos que están por venir – como Metal Gear Solid V que lo ha anunciado ya – lo cierto es que los clips obtenidos con terminales de última generación como el Xperia Z3 o los Galaxy Note 4 son de los pocos contenidos también aprovechables.

No hay que olvidarnos de la realidad virtual. Cosas como las Gear VR lo que hacen es utilizar la pantalla de un smartphone para poner la imagen muy cerca de nuestros ojos y dividida para crear esa inmersión. Es evidente que esto no se podrá seguir desarrollando si las pantallas no siguen mejorando.

Pero pese a las bondades que proclama Qualcomm sobre el 4K, actualmente no deja de ser una anécdota. Grabar un vídeo en esta calidad de apenas unos minutos puede acabar, literalmente, con toda la memoria de los smartphones que cuentan, en el mejor de los casos, con modelos de 32 GB, siendo los 16 GB los más numerosos. Por otra parte, el requerimiento energético de una pantalla QHD a la vez que el esfuerzo del procesador para renderizar este contenido se bebe la batería de los terminales al cabo de un tiempo.

Los smartphones con resoluciones 4K está claro que llegarán, y probablemente en 2015 dado que los fabricantes necesitan seguir llamando la atención una y otra vez, sin embargo, aún quedan algunos años, bastantes en nuestra opinión, para que esta tecnología sea realmente el estándar que promete Qualcomm cuando aún no lo es la resolución FullHD.

Fuente: Mashable.

Escrito por David G. Bolaños (@d_gomez_b)