El Galaxy S5 se pone a la venta en Corea sin el permiso de Samsung

Samsung

Samsung no ha sido capaz de controlar a ciertas operadores de su propio país que, apremiadas ante el veto que sufrirán entre abril y mayo por el que no podrán realizar altas nuevas de clientes debido a haber realizado subvenciones ilegales en el pasado, han puesto a la venta el Samsung Galaxy S5.

SK Telecom, KT Corp y LG Uplus Crop, tres de las principales operadoras en Corea se enfrentan en los próximos meses a un veto por parte de la entidad reguladora en el país que las ha prohibido realizar altas nuevas de clientes durante 45 días. El caso parte de una serie de subsidios ilegales que han sido sancionados con este castigo para las operadoras ya que atentaban contra la libre competencia en el mercado de ese país asiático.

Esto tenía un importante impacto para estas tres operadoras, y es que se perderían el lanzamiento y el periodo de mayor intensidad de ventas del que es el terminal estrella para ese país, el Samsung Galaxy S5. Parece que las posibles pérdidas han pesado más que los miedos ante las represalias y una de ellas, SK Telecom, tomaba una decisión que ha pillado a Samsung en fuera de juego y ha puesto a la venta el nuevo terminal de la marca coreana que tiene un lanzamiento mundial para el 11 de abril.

sk-telecom

“Decidimos lanzar el producto para ofrecer al consumidor una completa oferta de terminales antes de que nuestra suspensión de operaciones comience el 5 de abril” indicó Irene Kim, portavoz de SK Telecom, en un comunicado que recoge Bloomberg. Los clientes de esta operadora, que es la más grande del país, pueden acceder al terminal en cerca de 3.000 tiendas de Corea del Sur a um precio que al cambio son 808 dólares.

En Samsung, como es de suponer, este desplante del operador no ha sentado nada bien y en un comunicado oficial han manifestado su enfado indicando “SK Telecom insistió para un adelanto de la fecha de lanzamiento pero nos mantuvimos firmes en el 11 de abril como el día de venta global” a lo que añade “estamos muy sorprendidos. Lamentamos esta decisión y estamos tratando de verificar lo ocurrido para tomar una decisión”.

Desde luego, SK Telecom puede jugar con su peso como el mayor operador del país asiático, pero seguro que en el cuartel de Samsung esta traición no va a ser perdonada fácilmente.

Fuente: Bloomberg

 

Escrito por David G. Bolaños (@d_gomez_b)