Intel consigue reducir hasta un 40% el consumo de sus procesadores para móviles

Escrito por David G. Bolaños (@d_gomez_b)
Generales

Intel ha presentado en la International Solid State Circuits Conference 2014 una nueva tecnología para la GPU de sus procesadores para smartphones y tablets que obtiene hasta un 40% de ahorro de energía, con la consecuente mejora de la autonomía de los dispositivos.

La batalla en el mercado smartphone está llegando ya también a sus procesadores. Hasta hace poco no era un elemento diferenciador pero cada vez más es un valor más a tener en cuenta si en el interior del terminal que queremos se esconde un Snapdragon de Qualcomm, un Tegra de Nvidia, un Mediatek o uno de los nuevos Intel Atom, como es el caso del GeeksPhone. Pero parece que en el futuro esto no sólo será importante para hacernos una idea de su rendimiento, sino también de cuanto ayudan a mejorar la autonomía del terminal.

De momento, y cómo nos contaban los responsables de Geeksphone, depende también mucho de la exigencia del sistema operativo. En su Geeksphone Revolution, que cuenta con un Intel Atom Z2560 dual core y que pudimos probar ayer tanto ejecutando Android como Firefox OS, nos aseguraron que la autonomía era sensiblemente superior con el software de Mozilla que con el de Google.

Procesador Intel Atom

En este sentido, Intel se muestra interesada en conseguir procesadores cada vez más eficientes y, según sus últimos desarrollos, presentados en el International Solid State Circuits Conference 2014, ya ha conseguido una reducción del 40% del consumo de sus procesadores para móviles optimizando el funcionamiento de la GPU.

Intel trabaja en lo que denomina “Tecnología de SoC tri-gate de 22 nanómetros” que es más eficiente energéticamente sin, por ello, sacrificar nada del rendimiento del procesador gráfico cuando hace falta. El “truco”, que nos perdonen los ingenieros por usar este término, es que es capaz de pasar a un modo de standby más rápido que el resto, lo que le permite ahorrar más energía. Cómo la propia Intel comenta, “la posibilidad de utilizar una técnica de arranque selectivo permite llevar algo más de voltaje a las partes de la memoria del núcleo que son necesarias y activar sólo pequeñas partes del núcleo mientras el resto va a menor voltaje, es lo que da una tremenda mejora del consumo energético”.

Los interesados en las parte más técnicas podéis consultar el documento completo de Intel en el enlace del final pero para el resto, el resultado no es otro que una GPU que ofrece, incluso más potencia, con un consumo mucho menor de batería. La pregunta que queda es ¿cuándo se verá esto en los terminales móviles? Pues parece que todavía habrá que esperar un poco ya que es algo que está aún en los laboratorios de esta compañía y aún no hay pistas de cuando llegará a sus chips para móviles.

Fuente: Intel