El HTC One Max ya tiene su versión en negro

Escrito por Raúl Masa
HTC

Los fabricantes saben que muchas veces un producto puede entrar por los ojos, de ahí que sea fundamental ir poco a poco cambiando pequeños detalles y matices que hacen finalmente que un smartphone sea un objeto redondo de cara a la compra, ya que combina calidad y diseño. En HTC eso lo saben y por ello intentan hacer nuevas combinaciones y fórmulas para seguir ganando usuarios para la causa, como sucede con el HTC One Max.

De este modo hemos conocido que el HTC One Max tendrá una versión en negro. De momento lo que se sabe es que estará disponible en Hong Kong, y en cuanto a los demás mercados internacionales, todavía no está del todo clara su distribución, así que no se sabe una fecha concreta en la que esta nueva versión del HCT One Max estará disponible.

No es la primera vez que HTC trabaja de forma muy directa en este mercado asiático, ya que hace poco también anunció que habría un modelo en color oro para este mismo país. Sin duda se trata de una estrategia para intentar volver a poner su nombre ante los medios, de demostrar que todavía tiene recorrido y que los usuarios no deben perder la marca de vista, porque aunque pueda que esté en horas bajas, se trata de uno de los principales actores del mercado, y sus movimientos siempre deben ser tenidos en cuenta.

HTC One Max

El HTC One Max sigue creciendo

El precio que tendrá esta versión en el país asiático será de uno 800 dólares. Pero como se mencionaba anteriormente, de momento no se sabe cuándo y a dónde llegará esta versión en negro, por lo que habrá que esperar un poco para que muchos seguidores de la firma taiwanesa, que pese a la pérdida de clientes, sigue teniendo muchos fieles, puedan disfrutar de este nuevo diseño en color oscuro.

Sobre el terminal y sus características, cabe señalar que el HTC One Max es un teléfono móvil equipado con una pantalla de 5,9 pulgadas y sistema operativo Android. La versión del sistema de Google no es otro que Android 4.3 Jelly Bean. Desde el punto de vista del uso dispone en su parte trasera de un lector de huellas dactilares con el que podemos lanzar aplicaciones, así como proteger el teléfono de un uso fraudulento.

La cámara digital de este modelo dispone de una resolución de cuatro megapíxeles, aunque hay que destacar que incorpora la tecnología ultrapíxeles por lo que la resolución real es tres veces superior a lo que ofrece un móvil convencional. La cámara delantera por su parte dispone de una resolución de 2,1 megapíxeles. Internamente tenemos un procesador de cuatro núcleos que funciona a una velocidad de 1700 GHz. La RAM disponible es de 2 GB, mientras que el almacenamiento que tenemos es de 16 y de 32 GB. Si no es suficiente siempre podemos optar por la tarjeta micro SD de hasta 64 que podemos insertar en la ranura que hay para tal fin.

Fuente: Pocketnow