Los Samsung Galaxy de gama media podrían recibir Android 4.4 KitKat

Android

¡Vaya fin de semana llevamos con las actualizaciones Android 4.4 y 4.4.1 de unos cuantos dispositivos de los considerados como gama alta! El caso es que no sólo los poseedores de esos modelos ‘flagship’ van a ser los afortunados de tener alguna de las versiones KitKat que ha liberado Google, ya que Samsung pretende acordarse de otros muchos dispositivos más.

Concretamente, todos los que podríamos considerar como gama media o baja (suena mal pero…) que ha ido lanzando Samsung a lo largo del pasado año 2012 y el presente 2013, que contempla unas cuantas familias de las que más han vendido en los últimos tiempos, como los Galaxy Mini, Ace, Core o FAME. Lo cierto es que nadie había reparado en ellos toda vez que los focos de los medios estaban colocados en los Galaxy Note 3 y S4, que recibirán su ración de KitKat en enero mientras que los modelos de 2012, el S3 y el Note II, tendrán que esperar hasta marzo o abril de 2014.

El caso es que un documento interno Samsung ha dejado entrever que la actualización de todos estos terminales podría estar, no sólo en consideración, sino en camino aunque con un plazo de espera superior al de sus hermanos mayores. Así, los modelos que tendrían la suerte de probar Android 4.4 KitKat serían, entre otros, el Galaxy S4 Mini, S3 Mini, Ace 3, S Advance, Ace 2, Core, FAME o Fresh (como podéis comprobar en la imagen que tenéis justo debajo).

samsung-kitkat-update-leak

Hay que recordar que estas actualizaciones se refieren a los modelos que se venden libres ya que en muchos casos, cuando la operadora mete en sus firmaware todo tipo de aplicaciones, o capas extra de personalización, se necesitaría de un tiempo extra. ¿De cuánto estamos hablando? Pues si modelos de 2012 como el S3 y el Note II se van a ir a marzo-abril de 2014, una actualización Android 4.4 para estos móviles de gama media y baja podría llevar unos cuantos meses más.

¿Tal vez para cuando saque Google su Nexus 5 de 2014 con Android 5.0?

Escrito por Iván Martín