El iPhone 5S llegaría en junio en seis u ocho colores diferentes

El iPhone 5S llegaría en junio en seis u ocho colores diferentes

Víctor Rodríguez

Si el analista Peter Misek está en lo cierto, el próximo modelo de Apple, el supuesto iPhone 5S, sería presentado el próximo mes de junio. Además, la firma de análisis de mercados también apuntilla que la firma de la manzana podría ampliar la gama de colores disponibles hasta alcanzar ocho versiones diferentes.

Los principales rumores escuchados hasta el momento hablaban de que el iPhone 5S, una versión renovada del iPhone 5, podría llegar a principios de año. No obstante, una fuente más fiable (al menos así lo atestiguan anteriores interpretaciones) como es la firma analítica Jefferies & Company, marca ese momento en el calendario para el mes de junio. El motivo no sería otro que amortiguar la bajada de venta de la anterior versión una vez los rumores más sólidos alerten a los usuarios sobre la inminente liberación de un nuevo modelo.

La base de esta hipótesis llega del reciente anuncio de la nueva gama de versiones para iPod Touch, que os adjuntamos más abajo. Como se puede apreciar, el reproductor de música de Apple con pantalla táctil da paso a una más variada gama de colores. De este modo, Peter Misek propone que el próximo iPhone 5S llegará bajo una gama de colores si no igual, parecida, por lo que el usuario podría elegir un iPhone no solo en blanco o negro, sino en colores más vivos y divertidos.

Sin embargo, la intervención del analista va más allá puesto que también pronostica que el iPhone 5S renovará por completo algunos de los más destacados componentes del modelo actual. La pantalla, posiblemente IGZO, mejoraría significativamente su resolución hasta alcanzar una cifra cercana a los 400 puntos por pulgada. La cámara también sufriría una actualización con un sensor de mayor definición, aunque el propio analista no se ha aventurado a proporcionar un número determinado de megapíxeles. A su vez, Apple podría finalmente incorporar un chip NFC, de forma que podría ser el empujón definitivo para que la tecnología inalámbrica acabe por instaurarse en el mercado y aporte las máximas funcionalidades que es capaz de ofrecer.