El FBI bloquea Applanet para combatir la piratería de aplicaciones Android

Escrito por Víctor Rodríguez
Android

Desde hace tiempo los desarrolladores que trabajan para ofrecer contenidos para la plataforma móvil de Google, Android, se quejan del alto índice de piratería de aplicaciones de pago. Sin embargo, las autoridades de EEUU y el FBI han terminado tomando cartas en el asunto al bloquear tres de los dominios que más aplicaciones ilegales almacenaban: Applanet, SnappzMarket y AppBucket.

Aunque en Google Play, la tienda de aplicaciones de Android, existe un alto porcentaje de aplicaciones gratuitas, también podemos encontrar otro porcentaje que son de pago, algunas de éstas muy demandadas por los usuarios. Sin embargo, no todos pagan por usarlas, sino que recurren a servidores en los que se pueden encontrar los apk de las aplicacines “hackeados”, listos para ser instalados en el smartphone y usados sin restricciones ni limitaciones.

El FBI ha publicado una nota de prensa en la que describe todo lo ocurrido y el marco en el que se ha desarrollado la operación. En una labor para combatir la piratería en Android, los norteamericanos han atacado directamente algunos de los focos más habituales desde los que los usuarios se abastecían de “aplicaciones pirata”. Sin embargo, también tenemos que incluir en este grupo los videojuegos, un campo en el que los usuarios cada vez muestran más atención dadas las posibilidades de los actuales smartphones y la mejora de gráficos de los videojuegos.

Según podemos leer en diversas fuentes, el FBI ha ido directamente a por los dominios de páginas en los que se alojaban servidores desde los que se distribuía software propenso a ser ilegal. Los servidores que a día de hoy se han visto obligados a cesar su actividad han sido Applanet, SnappzMarket y AppBucket. El más conocido era el primero, que contaba con el apoyo de miles de usuarios. No en vano la cuenta en redes sociales de este repositorio de aplicaciones en su mayoría fraudulentas, superaba, en el caso del Facebook y Twitter los 88.000 y 21.000 seguidores respectivamente.

Actualmente, si intentamos acceder a los dominios de estas tres “tiendas” de aplicaciones nos encontramos con la misma imagen informativa y de bloqueo que en el caso de Megaupload, que igualmente fue bloqueado por distribuir desde la nube una gran diversidad de archivos, música y películas.