El Samsung Galaxy S2 ya viene con Ice Cream instalado

Samsung

Los fabricantes de terminales con Android han resuelto las actualizaciones de forma que los usuarios no tengan que ser expertos en la materia a la hora de instalar un nuevo software. Aún así, es posible que se alteren ciertos ajustes cuando se pasa de una versión a otra. Para evitar estos males y teniendo en cuenta que el Galaxy S II, aunque ya se haya presentado el S III, sigue siendo un excelente terminal, se puede adquirir ya con la versión Android 4.0 Ice Cream Sandwich instalada.

El Samsung Galaxy S II se dio a conocer en el mes de febrero de 2011 y se empezó a comercializar hace poco más de un año. La versión del sistema operativo con la que venía de serie era la 2.3.4 de Gingerbread, que ha recibido después varias actualizaciones, y que ya nació con el objetivo de poder implementar Android Ice Cream Sandwich. Sin embargo, Samsung ha ido un paso más allá y las unidades que se compren ahora de este terminal –según Android Ayuda– ya vendrán con la última versión de Android instalada y no tendremos que preocuparnos de su descarga.

Aún así, los usuarios que tengan en Galaxy S II anterior al mes de abril de 2012, pueden actualizar el equipo vía OTA y a través de una conexión Wi-Fi a Android Ice Cream Sandwich. En este caso, tendremos que poner algo de nuestra parte: ir a los ajustes del equipo, al apartado “Acerca del teléfono” para buscar la última versión disponible y actualizar el sistema operativo. Tampoco es un proceso complicado, pero desde luego, es mucho más práctico que ya esté instalado cuando lo compramos.

Samsung Galaxy S2 con Ice Cream Sandwich

Las razones de Samsung

Algunos usuarios se pueden preguntar por qué Samsung se toma tantas molestias con el Galaxy S II cuando a principios de este mes la multinacional coreana presentaba el Galaxy S III. Las razones son bastante sencillas. La primera, que el Galaxy S II ha sido y sigue siendo un excelente teléfono con unas ventas espectaculares en todo el mundo. La segunda, es obligación de los fabricantes, y así suelen prometerlo, implementar las actualizaciones de software necesarias para que los terminales no se queden obsoletos (y menos un terminal de gama alta que cuesta bastante dinero) en unos meses. La tercera razón tiene que ver con la presentación de su hermano de gama, el Galaxy S III. Gracias a este lanzamiento, es muy probable que el S II ajuste su precio y sea accesible a mayor número de usuarios que ahora podrán adquirirlo, además, con Ice Cream Sandwich ya instalado.

Escrito por R. Arranz
Continúa leyendo

Comentarios

Sin comentarios