Los Nokia Lumia 710 y 800 traerán tethering con su actualización a Tango

Windows Phone

Hace más de un mes publicábamos una noticia en la que hacíamos referencia a algo que era realmente extraño. El Nokia Lumia 610, un terminal de gama económica, contaba con una prestación, Wireless Hotspot o “tethering”, que hermanos mayores de gama como el Nokia Lumia 800 o 710 no llevaban. La actualización Tango de Windows Phone, resolverá esta discrepancia.

En su momento, Nokia ya dijo que estos dos dispositivos contarían con “tethering” cuando la actualización Tango, sobre Windows Phone 7.5, estuviera disponible. Si hacemos caso de los rumores que ayer mismo estaban en boca de todas las páginas de noticias tecnológicas, no tendremos que esperar mucho a que esto ocurra, ya que será este mismos mes. Sin embargo, no deja de ser curioso que otros smartphone con Windows Phone hayan podido disfrutar de la funcionalidad Wi-Fi Hotspot desde que se actualizarán a Mango y sin embargo, esto no haya ocurrido para terminales como los Nokia Lumia 800 o 710.

Tango con Wi-Fi Hotspot

Bien, pues páginas como GSMArena afirman que tanto uno como otro modelo de Nokia tendrán esta prestación cuando se actualicen a Tango que será abierta ya que, hasta ahora, los pre-lanzamientos de firmware se han realizado desde y a través de la aplicación Navifirm la cual se encargaba de adquirir los firmwares desde los servidores de soporte de Nokia. Así, estas dos capturas de pantalla que os adjuntamos, muestran la versión Windows Phone 7.5 Refresh, la que se conoce como Tango, con todas las especificaciones. En ellas aparecen las palabras “Gedeeld Internet” que significa “Internet compartido” en holandés, haciendo clara alusión al mencionado Wireless Hotspot.

Tethering con Windows Phone Tango

Este proceso del que hemos venido hablando es aquel por el que un dispositivo móvil, en este caso un smartphone con conexión lógicamente a Internet, se convierte en un punto de acceso a través del cual pueden conectarse otros dispositivos a la Red. Es decir, que el terminal se convierte en una especie de módem o enrutador inalámbrico, pudiendo aprovecharnos de la tarifa plana de conexión a Internet que tengamos asociada al terminal. Esta es una de las ventajas de este “Internet compartido”. Lógicamente, esta funcionalidad en la que el smartphone es una especie de módem, requiere de un apoyo técnico por parte de las operadoras, la única manera en que el terminal se puede convertir en un auténtico “punto caliente”.

Escrito por R. Arranz