El tablet Android más barato del mundo

Acabas de leer el título. ¿Qué te parece? ¿Crees que puede existir en el mercado un tablet Android que cueste menos de cincuenta euros? ¿O en cambio crees que es una imitación de las caras tipo iPad o Galaxy Tab que no funciona? No sé qué habrás pensado, pero sí: Existe esa tablet…Se llama Aakash 2.

Ahora mismo seguro que estás sorprendido. El Gobierno de la India siempre ha estado muy pero que muy comprometido con la calidad de la educación de su país y ha intentado lograr por todos los medios que esta tablet se consiguiera por todos los medios a un valor inferior de cincuenta euros. Y parece ser que lo han conseguido, ya que la tablet Aakash 2, así es como se llama después que se le diera el nombre de Ubislate 7+ en un principio, podría salir a la venta por un coste muy bajo de tan solo cuarenta euros, algo realmente increíble. Esta tablet ha sido pensada para todos aquellos estudiantes de la India que por la situación en la que viven no pueden permitirse el gran lujo, no de ya de gastarse 600 euros en un tablet, ni si quiera doscientos.

Prestaciones

Las especificaciones que incluye tampoco es que sean muy, muy buenas, pero tampoco lo son malas o pésimas: Tiene una pantalla de siete pulgadas capacitiva con una resolución WVGA (800 x 480 píxeles), un procesador ARM Cortex A8 de 700 Mhz de velocidad y una batería de 3.200 mAh. La conexión corre a cargo del WiFi y el módulo GPRS que equipa. En el caso de querer conexión 3G hay un accesorio que se conecta vía USB. Destacar que el hecho de disponer de dos puertos USB 2.0 aseguran las especificaciones oficiales no deja de tener su atractivo, algo complicado de ver en los tablets que usamos en Europa. La memoria interna es de 2 GB flash, mientras que la RAM que tiene es de 256 MB. No falta el conector de 3,5 mm.

Aakash 2, un tablet que cuesta cincuenta euros

Gran iniciativa de una empresa

Tal y como vemos, para los treinta euros que cuesta ya en muchos sitios, tiene unas especificaciones bastante buenas, aunque no excelentes. Además viene con Android 2.3. Gingerbread de fábrica, un lujo para todos aquellos estudiantes de allí. El equipamiento se completa con un navegador UbiSurfer. Del mismo modo se garantiza que puede leer cualquier documento de Office, clave para el tema de la educación, al que va dirigido. Por si fuera poco a modo de accesorios no solo hay un cargador de mechero, sino una funda que además aloja dentro un teclado qwerty para usarlo como un ordenador.

Nosotros, aplaudimos la idea que ha tenido esta empresa por comercializar esta tablet a un precio tan bajo, y por dar una simple oportunidad a todas aquellas personas que viven bajo el umbral de la pobreza. De verdad, muchísimas gracias por ese gran detalle que han tenido. ¿Y tú? ¿Qué opinas de la tablet? ¿Te irías a la India a por una de esas? Comentar es agradecer, y tú, lo sabes….