Xiaomi Redmi Note 4

Análisis del Xiaomi Redmi Note 4

Valoración: 7,5 de 10

Sello Movilzona 7Ya hemos realizado la prueba y análisis del Xiaomi Redmi Note 4, un modelo que tiene en su relación calidad/precio uno de sus mayores atractivos. Pero sigue manteniendo algunos detalles interesantes como por ejemplo un acabado metálico, la integración de lector de huellas y, especialmente, una batería con una carga realmente alta y, por lo tanto, una potencial autonomía muy destacable.

Los rasgos distintivos de Xiaomi siguen presentes en este terminal, que si algo dejó claro es que con él se pueden hacer todo tipo de acciones habituales en el día a día y, además, jugar no es un gran problema con su pantalla de 5,5 pulgadas donde títulos como Pokémon GO funcionan perfectamente… y se aprovechan muy bien de la batería antes mencionada. Por lo tanto, hablamos de un modelo que no desentona en casi ningún apartado.

Imagen frontal del Xiaomi Redmi Note 4

Sin más, dejamos el análisis del Xiaomi Redmi Note 4 completo, en el que valoramos los apartados más importantes del dispositivo que es un tanto continuista y que se centra en una evolución del hardware a los tiempos que corren más que dar un golpe de timón en esta gama de producto que tiene bastantes seguidores.

Diseño

Aquí hay algo que nos ha quedado claro en el análisis del Xiaomi Redmi Note 4: es un modelo continuista, ya que no se aprecian grandes variaciones en las líneas que ya son reconocibles en los modelos de gama media de la compañía y, por lo tanto, las curvas suaves son la tónica predominante.

Acabado en metal, con una buena resistencia y que no disipa especialmente bien el calor, el modelo es lo bastante atractivo como para que no sea este precisamente un problema para no comprarlo -hablamos del diseño-. El lector de huellas, rápido y solvente, está en la parte posterior del terminal. Un buen sitio ergonómicamente hablando, y que nos gusta más que el botón Home  -pero menos que el que utiliza Sony en el botón el propio de Encendido-. El caso, es que se cumple muy bien.

Puerto USB del Xiaomi Redmi Note 4

Estéticamente se parece al modelo Redmi Pro, lo que no es nada malo, ofrece un agarre sólido y que no hace temer por que se escurra. Con un metal ligeramente pulido la sensación es buena, y la ergonomía cuidada ya que, pese a las dimensiones de su pantalla y un grosor de 8,4 milímetros, no se nota cansancio al utilizarlo (sí por el peso, excesivo al alcanzar los 175 gramos, y que no están especialmente bien distribuidos, lo que se debe a su batería de gran carga).

Todos los botones hardware están en la parte derecha y, la posición para las tarjetas SIM está en la izquierda oculto en una bandeja que se saca sin problemas utilizando la herramienta tipo punzón suministrada -uno de los espacios sirve para poder utilizar adaptador microSD-. En la parte frontal, en la zona baja, están los tres accesos táctiles para el manejo del sistema corporativo, que son útiles y de rápida respuesta. Es decir, todo va como debe, pero sin sorpresas que le hagan ser diferencial.

Botones del Xiaomi Redmi Note 4

El dispositivo como hemos visto en el análisis del Xiaomi Redmi Note 4, incluye puerto tipo microUSB, por lo que no da el salto a tipo C y esto es algo que con el paso del tiempo se puede hacer notar en lo referente a los accesorios… pero ahora no es capital, ni mucho menos. Un par de detalles más es que el dispositivo incluye puerto de infrarrojos, que tiene su utilidad como mando a distancia, y en lo que se refiere al sonido este se emite por la parte baja del phablet y es adecuado, pero sin ser especialmente destacable por su definición… aunque sí por su potencia, sorprendentemente alta.

Diseño del Xiaomi Redmi Note 4

Pantalla

Este componente es de 5,5 pulgadas, con un panel de resolución Full HD tipo IPS. Bien integrada en el frontal, lo que se debe a la inclusión de 2.5D como acabado, lo que menos nos ha gustado son unos marcos algo anchos por lo que se estila en la actualidad, aunque no son un desastre (la ocupación de esta parte del dispositivo es del 72,7%). Por cierto, que la densidad de pixeles es de 401 ppp, lo que asegura una buena definición de las letras, por poner un ejemplo.

Los colores son bastante naturales, y el rango dinámico adecuado, pero no para tirar cohetes. Los colores son algo cálidos por defecto, pero existe opción de variar esto por software, por lo que no resulta un problema. En exteriores se ve bastante bien el panel, lo que se debe a un brillo potente (que seguro que consume bastante si se emplea al 100%). El caso, es que es una muy buena pantalla la que hemos comprobado que se integra  en el análisis del Xiaomi Redmi Note 4.

Pantalla del Xiaomi Redmi Note 4

La huellas en el panel no quedan especialmente marcadas, pero tampoco se integra la mejor protección oleofóbica. Sin rastro de efecto estela, lo cierto es que el panel está por encima de lo que se puede esperar por el precio que tiene el terminal de la compañía China.

Con buena respuesta táctil, hemos visto en la parte superior ligeros restos de fuga de luz cuando la pantalla está completamente en negro, pero es algo que no se aprecia ni lo más mínimo al utilizar  en el día a día el terminal: En definitiva, como hemos comprobado en el análisis del Xiaomi Redmi Note 4, el componente es bueno y cumple sobradamente con lo que se puede exigir de él. Un detalle final: la escala de grises tiende algo al verde, lo que puede ser sorprendente y al jugar con la temperatura del color esto se corrige en parte.

Rendimiento

La apuesta por MediaTek es bastante acertada, como hemos comprobado en este análisis del Xiaomi Redmi Note 4. El procesador es un Helio X20 (MT6797), por lo que hablamos de un SoC que integra diez núcleos que trabajan a una frecuencia máxima de 2,1 GHz. Con tecnología Tri-Cluster, este componente tiene un buen equilibrio en lo referente al consumo y la potencia que ofrece. El caso es que acompañado de una RAM de 3 GB, la experiencia de uso en general es buena, con solvencia a la hora de ejecutar todo tipo de aplicaciones.

Es más, en  muchas ocasiones la sensación es la de “ir sobrado”, por lo que no hay problema alguno en lo que se refiere a la “fuerza bruta”. Y, todo esto, con un control de la temperatura adecuado, aunque en momento de uso intensivo detectamos un aumento del calor que no es precisamente algo positivo -algo que no ocurre al cargar la batería-.

Xiaomi Redmi Note 4 y su caja

La GPU Mali integrada, que utiliza una frecuencia de 780 MHz, es concretamente una Mali-T880. Con los juegos funciona perfectamente y por ejemplo, tanto títulos como Clash Royale o Pokémon GO e, incluso, los más exigentes con gráficos de tres dimensiones -un ejemplo es Into the Dead- la fluidez es casi perfecta (eso sí, este componente está todavía un paso por detrás de las Adreno más potentes).

Estas son las puntuaciones que hemos obtenido en el análisis del Xiaomi Redmi Note 4, donde utilizamos los benchmark más representativos que hay actualmente:

En el apartado de la conectividad queremos destacar un par de cuestiones. La primera es que la cobertura WiFi es muy buena. Los datos que hemos conseguido en transferencias de datos y rango de alcance son excelentes, superiores a muchos de los gama alta que hemos analizado este año 2016. Por el contrario, el adaptador Bluetooth no funciona del todo bien en lo que se refiere a la distancia, y por ejemplo esto se hace notar al sincronizar el dispositivo con un coche y bajar de forma puntual del vehículo. Por cierto, el puerto USB es tipo micro, por lo que no se da el salto a Tipo C.

La autonomía no es , precisamente, un problema. Esto lo decimos debido a que el hardware está bien planteado para no ser muy exigente, y la batería dispone de una carga de nada menos que 4.100 mAh. Brutal, así de sencillo. Este componente utiliza recarga rápida (tecnología Pump Express versión 2.0) y lo cierto, es que llegar a dos días de uso normal no es una quimera. Si este es intensivo, el máximo alcanzado es de uno y medio.

Consumo batería del Xiaomi Redmi Note 4

Con la pantalla encendida, la cosa varía un poco, y las horas que es posible dar uso al dispositivo, como hemos comprobado en el análisis del Xiaomi Redmi Note 4, es de cinco o, como máximo, de seis. La pantalla es algo “abusona” por su brillo. Sea como fuere, en la autonomía los resultados son muy buenos, y este modelo puede ser una opción para los amantes de Pokémon GO.

Cámara

La principal que es de la partida es de 13 megapíxeles y, como hemos comprobado en el análisis del Xiaomi Redmi Note 4, es bastante cumplidora… pero no se debe esperar de ella que ofrezca una calidad que se iguale con la gama alta e, incluso, hay modelos de gama media que hemos probado que la dejan atrás sin especiales dificultades (alguno de Alcatel o de Huawei son los primeros que nos vienen a la cabeza). El caso, es que no desentona, pero no hay que pedirle “peras al olmo”.

Cámara del Xiaomi Redmi Note 4

Con una apertura de F:2.0, la adquisición de la luz es bastante buena, en especial cuando la luminosidad es la ideal. Como otros modelo de la compañía que hemos probado, cuando esto no es así el componente sufre y esto se nota en colores menos intensos y una cierta aparición de ruido. Si bien no se sobresatura ni se queman los bordes, sí es cierto que en ocasiones hemos detectado algunos problemas en el escalado con los grises. Pero, en líneas generales, lo que indicamos: se cumple. El Modo Automático es correcto, mientras que el Pro existe, pero no tiene una cantidad de opciones muy elevadas (cosas de MIUI).

El flash integrado es correcto, con una potencia adecuada y con un doble tono que se hace notar. A continuación dejamos un ejemplo de lo que hemos obtenido en el análisis del Xiaomi Redmi Note 4:

En la grabación el terminal se defiende bastante bien, y muestra un autoenfoque que no está mal. Aquí el estabilizador PDAF (que no óptico) ayuda en parte, pero lo cierto es que las correcciones que aplica no son muy avanzadas. A continuación dejamos un ejemplo obtenido en el análisis del Xiaomi Redmi Note 4 para que se vea lo que es capaz el dispositivo al realizar vídeos a 1080p:

Conclusión

Un buen modelo, que destaca por ser una opción balanceada y que permite pasar el día a día con gran solvencia sin problemas. Con una batería que le permite ofrecer una autonomía destacable, este modelo no está falto de potencia suficiente y, eso sí, MIUI debe avanzar algo más a la hora de ofrecer un uso más sencillo y, en especial, en lo que se refiere a la aplicación Cámara.

Correcto este componente, pero con fallos claros cuando la luz no es la adecuada, el diseño es muy continuista, pero adecuado en lo que se refiere al acabado metálico y la ergonomía. No le falta un lector de huellas de calidad y, la verdad, no hay grandes fallos en este modelo como hemos comprobado en el análisis del Xiaomi Redmi Note 4… pero tampoco detalles especialmente relevantes. En conjunto, este modelo es de lo más completo.

Consíguelo en GearBest

El terminal que hemos analizado se puede conseguir en la tienda online GearBest, donde es posible comprarlo con un precio interesante. Este es el enlace en el que se puede encontrar el dispositivo.

Página venta Xiaomi Redmi Note 4

Lo mejor

  • Excelente autonomía
  • Lector de huellas muy eficiente

Lo peor

  • Diseño algo estancado
  • MIUI demasiado presente y pesada

Puntuación del Xiaomi Redmi Note 4


Opiniones



Los campos con * son obligatorios.

Sin opiniones