Análisis del Sony Xperia 1: prueba a fondo, características y opinión

Valoración: 8,5 de 10

sello de Movilzona 8La gama alta es un segmento del mercado que Sony no desea abandonar, y un ejemplo es el teléfono que hemos probado: el Sony Xperia 1. Este terminal, uno de los más completos del mercado actual, ofrece muchas virtudes para ser considerado como una buena opción de compra para los que buscan hacerse con lo mejor que es posible conseguir entre los smartphones Android.

Este dispositivo llega con el sistema operativo Android Pie, por lo que no tiene problema alguno en lo que tiene que ver con el software que integra. Con una personalización muy reducida y que ya  hemos visto en otros modelos de la marca, se mantiene una buena cantidad de aplicaciones propias que son positivas y útiles, pero se han reducido las que no aportan opciones que son funcionales. Por cierto, bien integrado el menú lateral -desplegable- que da acceso a acciones rápidas y, además, hay que decir que se incluyen posibilidades muy interesantes, como una buena gestión de lo que tiene que ver con la pantalla y, especialmente, unos Modos de ahorro de energía que son excelentes.

Sin más pasamos a indicar lo que nos ha parecido el Sony Xperia 1, un teléfono que ofrece virtudes importantes para codearse con los mejores que existen actualmente con sistema operativo Android.

Índice

  1. Diseño
  2. Pantalla
  3. Hardware
  4. Autonomía
  5. Cámaras
  6. Conclusión

Diseño

Para empezar hay que indicar que el Sony Xperia 1 es un modelo acabado en metal y cristal (con protección Gorilla Glass 6 en toda su superficie), lo que deja claro que este teléfono es un modelo Premium. No hay grandes curvaturas en el dispositivo, algo que sorprende un poco en los tiempos que  corren, y lo cierto es que se ha hecho en esta generación un lateral algo más plano que recuerda a los OmniBalance de la marca que se ponían en el mercado hace unos años. Eso sí, el smartphone indudablemente es atractivo.

Marcos superior del Sony Xperia 1

El peso del terminal es de unos 180 gramos, que no es precisamente el más ligero pero que tiene la virtud de estar bien repartido, lo que hace que no sea especialmente incómodo al darle uso (buena ergonomía en general). Aparte el grosor se queda en menos de nueve milímetros, por lo que no desentona en la gama alta. Eso sí, debido al ratio de la pantalla de 21:9, el Sony Xperia 1 es alargado y darle uso con una mano no es precisamente sencillo. Un par de detalles: el dispositivo es resbaladizo, y por este motivo hay que tener cuidado, pero hay una buena noticia en lo que tiene que ver con las huellas, ya que estas no se quedan especialmente marcadas.

Los laterales son bastante planos, y el izquierdo está sin ningún elemento relevante que rompa el diseño, mientras que en el desecho hay multitud de opciones: volumen; disparador para la cámara; encendido; y el lector de huellas integrado (lo cierto, es que algo podía estar en el otro lado). En lo que tiene que ver con el elemento biométrico, hay que decir que este es efectivo y rápido, pero el acceso no es el habitual y, por lo tanto, necesita de un tiempo de aprendizaje para, entre otras cosas, no equivocarse con el resto de los botones -el acabado es diferente para conseguir esto-.

Lector de huellas del Sony Xperia 1

Nada de notch en el frontal (donde sí que se aprecian los dos altavoces estéreo que incluye el terminal), lo que son buenas noticias para muchos, y en la parte trasera destaca que la cámara sobresale un poco de la carcasa, pero no hace que baile el Sony Xperia 1 al colocarlo encima de una superficie plana. Por cierto, no le falta protección frente al agua y el polvo al teléfono (IP68), lo que aporta seguridad.

Marco inferior del Sony Xperia 1

En definitiva, un modelo atractivo el Sony Xperia 1, con cierta mirada hacia el pasado pero sin caer en ofrecer un terminal excesivamente pesado y grueso. Bien por lo tanto para competir en la gama alta.

Pantalla

La idea que se tiene en esta generación de dispositivos móviles de la compañía japonesa es conseguir que en tu bolsillo lleves una pantalla de cine. Y, lo cierto, es que con el Sony Xperia 1 se consigue plenamente. Gran parte de la «culpa» para que esto sea así se debe a que el panel OLED integrado tiene un ratio de 21:9, lo que le hace ser tan alargado como las pantallas que se ven en las salas. El caso, es que el efecto es realmente bueno (no hay que olvidar que este componente es compatible con HDR y que integra tecnología tan interesante como Triluminos y X-Reality Engine, lo que mejora de forma significativa su calidad.

Las dimensiones del panel, que incluye protección Gorilla Glass 6 y que no integra notch… una excelente noticia para que la simetría sea una realidad al mirar el terminal, son de 6,5 pulgadas con una resolución máxima de 1.644p (4K), por lo que hablamos de una defición alta y que se ve poco en el mercado (ya comentaremos si esto afecta al consumo de forma directa). Hablamos por lo tanto de 643 ppp, lo que asegura ser de lo mejor en lo que tiene que ver con la experiencia visual al leer textos o consumir contenidos multimedia. 

La calidad de la pantalla nos ha parecido excelente, mostrando colores muy vivos destacando especialmente los negros y lo bien que se gestionan los verdes (algo que no es muy sencillo). No es posible modificar la resolución de forma manual, lo que es una pena, y esto se gestiona por software con procesos automáticos. El brillo es potente y se ajusta bien de forma automática, y los picos de 300 nits se alcanzan sin problemas, lo que afecta de forma positiva en exteriores. Curioso que en ocasiones los grises tiendan algo al verde, pero esto es algo que no se nota en exceso… especialmente si el ángulo de visión no es muy elevado. Un detalle: el contraste nos ha parecido magnífico.

Opciones pantalla del Sony Xperia 1

El aprovechamiento frontal es bueno, superando sin problemas el 80%, pero no es el mejor que hemos visto en la gama alta y que los marcos superior e inferior no son especialmente reducidos…. Algo que es mejorable en futuros modelos. La respuesta táctil es perfecta, y si bien el tacto nos parece que deja muy buena sensación, hay opción de mejora en la rapidez al reconocer acciones y el cristal integrado es más brillante de lo deseado. Nada de fugas en los bordes, algo que demuestra la buena calidad de fabricación. 

Eso sí, en líneas generales la pantalla del Sony Xperia 1 es de las mejores que hemos probado hasta la fecha, con posibilidades muy interesantes, como 4K (que el uso que se le dará depende del software que se ejecute) y, además, la definición y gestión de los colores nos ha parecido de primera línea.

Hardware

Aquí no se he dejado nada al azar por parte de Sony, ya que los componentes integrados son de una muy buena calidad y aseguran una  experiencia de uso realmente buena (algo de lo que podemos dar fe). El procesador es un Snapdragon 855 de ocho núcleos -arquitectura Kryo 485 que trabajan a una frecuencia máxima de 2,8 GHz, donde no falta una GPU Adreno 640 y todo está fabricado con tecnología de siete nanómetros. En lo que tiene que ver con la RAM, la cantidad elegida es de 6 GB, con una buena tasa de trabajo como hemos comprobado en nuestras pruebas, y sin ser la más alta que hemos visto sí que es suficientemente alta para evitar cuellos de botella y que todo funcione con soltura.

Bandeja SIM del Sony Xperia 1

En lo que tiene que ver con el almacenamiento, el comportamiento del integrado en el Sony Xperia 1 que hemos probado es bastante bueno, con mejores marcas en la lectura que en la escritura, pero siempre hablamos de valores bastante altos. Por cierto, este apartado se puede ampliar mediante el uso de tarjetas microSD de  un máximo de 1 TB, nada menos. 

A continuación dejamos varios ejemplos de los resultados obtenidos con el Sony Xperia 1 en las pruebas de rendimiento que habitualmente utilizamos en MovilZona:

La experiencia de uso es muy destacable y hemos comprobado que con los juegos no existe problema alguno, un ejemplo es la excelente fluidez que conseguimos con PUB. Al reproducir contenido con calidad 4K se nota que el smartphone va completamente sobrado. Por lo tanto, pueden con todo este dispositivo con Android Pie.

No hemos detectado problema alguno en lo que tiene que ver con la conectividad, aunque sí esperábamos un rango mayor en la cobertura WiFi, sin ser un desastre. La conexión Bluetooth 5.0 funciona perfectamente tanto con auriculares como con las radios de los coches (y la ayuda de NFC es de agradecer). Tiene todo lo que se puede necesitar el smartphone… incluido un útil puerto USB tipo C.

Pese a que el Sony Xperia 1 no incluye toma de auriculares, hay que decir que el sonido estéreo no le falta al teléfono, y además las reproducciones son excelentes, con una potencia muy buena -es, posiblemente, el mejor modelo de la compañía en este apartado que jamás ha pasado por nuestras manos- y con altos y bajos perfectamente definidos. La compatibilidad con Dolby Atmos es un plus para el consumo de contenidos multimedia y, además, hay que decir que la vibración localizada se mantiene en niveles excelentes. La verdad es que muy bien aquí el terminal donde no falta compatibilidad con tecnología aptX de Qualcomm.

Un detalle importante en el Sony Xperia 1 se incluye un micrófono específicamente dedicado a la cancelación de ruido. Esto puede pasar desapercibido, pero al realizar llamadas lo cierto es que el vacío que se genera nos ha encantado y la limpieza sonora es muy alta.

Autonomía

Podemos decir que el Sony Xperia 1 nos ha llevado aquí donde esperábamos exactamente, y esto es positivo. La batería tiene una curiosa carga de 3.330 mAh, que lo cierto es que podría ser un poco más grande teniendo en cuenta las dimensiones que tiene el terminal en general y la pantalla  en particular. Eso sí, de nuevo Sony demuestra que se le da muy bien aprovechar al máximo el amperaje del mencionado componente y que equilibra muy bien el consumo del resto del hardware. Así, llegar a casi un día y medio es completamente posible si no se abusa de la pantalla -en especial de su resolución-. Si hablamos de reproducciones continuas donde el panel siempre está encendido, conseguir casi siete horas es posible, pero lo normal es estar algo más cerca de las seis y media. 

No le falta carga rápida al Sony Xperia 1, donde la compatibilidad es con la tecnología Power Delivery, que permite trabajos con una potencia de hasta 18 vatios. Los tiempos son similares a los de Quick Charge 3, quizá un poco más rápidos, pero sí que es cierto que la temperatura se controla mucho mejor. En definitiva, completo este teléfono en general.

Cámaras

Buen salto evolutivo el que se integra en el Sony Xperia 1 en lo que tiene que ver con el apartado fotográfico. Así, destaca especialmente que la cámara trasera incluye tres sensores, lo que son buenas noticias para competir de tú a tú con sus rivales en el mercado. Estos son los elementos que existen en el terminal:

  • 12 megapíxeles para fotografía tradicional con apertura de F:1.6; PDAF; estabilización óptica de cinco ejes; y Dual Pixel
  • 12 megapíxeles dedicada a la telefoto con opción de zoom óptico 2X. Su focal es de f:2.4 y no le falta estabilización y PDAF
  • 12 megapíxeles para gran angular con apertura focal F:2.4

Cámara trasera del Sony Xperia 1

Existen algunos detalles interesantes a comentar en la cámara  de la que hablamos y algunos ejemplos son el uso de tecnología Eye AF que optimiza los resultados al enfocar caras o un HDR muy mejorado que permite conseguir muy buenos resultados en momentos complicados. La verdad es que este último avance nos has gustado mucho.

La calidad de las fotos en general es realmente buena, con un rango dinámico excelente y un balance de blancos muy por encima de la media en la gama alta. Bien en la gestión de los colores y con un buen trabajo en el contraste, lo cierto es que se comporta de forma excelente en todo tipo de situaciones (algo peor con gran intensidad de luz, donde hay cierta tendencia a las sobreexposición al gestionar los sensores lo que reciben). Pero, siempre, con una rapidez que deja atrás los días en los que la lentitud al realizar tomas eran parte de los smartphones de Sony.

Bien en las tomas nocturnas, donde la IA hace un buen trabajo al detectarlas y gracias a la buena sensibilidad de las lentes y al trabajo de procesado, que es efectivo, se consiguen buenas tomas. ¿Al nivel de las que ofrecen los mejores modelos de Huawei? Pues creemos que no, pero lo cierto es que se ha recortado de forma brillante la distancia que había.

Estos son algunos ejemplos de lo que se puede conseguir con el Sony Xperia 1 a la hora de hacer fotos:

La interfaz de la aplicación cámara se mantiene casi inalterable respecto a la última versión que hemos probado, y mantiene aciertos como por ejemplo ofrecen una gran cantidad de opciones o la inclusión de gestos pero, también, algo de lentitud al darle uso que contrasta con la buena rapidez que se consigue por hardware, especialmente al realizar el enfoque donde el Sony Xperia 1 es de lo mejor que hemos visto hasta la fecha.

En la grabación de vídeo, queda claro que la estabilización hace un buen trabajo, y existe incluso una aplicación de edición (Cinema Pro) que permite realizar algunas opciones que son de agradecer. Bien el enfoque y la gestión de las luces, incluso las artificiales, la pena es que los micrófonos no permitan adquirir un sonido más potente y nítido.

Conclusión

Un muy buen paso adelante este Sony Xperia 1 que llega para codearse sin ningún tipo de complejos con el resto de la gama alta que hay en el mercado. Es un smartphone potente y que llega con opciones muy llamativas, como por ejemplo su excelente calidad a la hora de consumir contenidos multimedia gracias a una pantalla con un ratio increíble y de buena calidad. Además, no desentona en la autonomía pese al amperaje de su batería.

Imagen trasera del Sony Xperia 1

Sin grandes fisuras, pero con un lector de huellas que necesita de un tiempo para acostumbrarse a él, lo cierto es que nos ha gustado mucho el Sony Xperia 1. Un teléfono que debe ser siempre una opción para los más existentes y que no falla en el diseño, que cada vez es mejor en los dispositivos de la compañía japonesa.

Lo mejor

  • Muy buena calidad de su pantalla
  • Es un smartphone muy completo
  • Cámara principal de buena calidad

Lo peor

  • El efecto bokeh es mejorable
  • No dispone de carga inalámbrica
  • Lector de huellas ubicado en un lugar poco habitual

Puntuación del Sony Xperia 1