Análisis del OnePlus 7: prueba a fondo, características y opinión

Valoración: 7,5 de 10

sello de Movilzona 8Ya hemos probado el nuevo OnePlus 7, un modelo que llega como una opción más asequible que la variante Pro pero, esto, no hace que sea un terminal que esté exento de calidad para ser considerado un modelo de gama alta. Lo cierto, es que el teléfono del que hablamos es una evolución tranquila pero adecuada del OnePlus 6T.

Este smartphone comparte varios detalles con el dispositivo más potente que ha anunciado hace poco la compañía asiática, y un ejemplo de lo que decimos es su sistema operativo que es Android Pie con personalización Oxygen OS, que es una de las mejoras que existen en la actualidad por varios motivos. Un ejemplo es lo poco intrusiva que resulta y, además, la experiencia de uso es muy parecida a la que ofrecen los Pixel (pero con algunas mejoras que son de agradecer, como por ejemplo más opciones en la gestión de  sonido y pantalla) y, como no, se añaden posibilidades adicionales para la gestión de la interfaz de usuario.

Pasamos a indicar las opiniones que nos ha dejado el OnePlus 7 al probarlo y someterlo a diferentes pruebas (y, como no, al utilizarlo como teléfono principal en el día a día).

Índice

  1. Diseño
  2. Pantalla
  3. Hardware
  4. Autonomía
  5. Cámaras
  6. Conclusión

Diseño

Estéticamente este teléfono es tractivo. Acabado en metal y cristal y con unas líneas muy suaves, lo cierto es que es un acierto el continuismo que ofrece respecto al OnePlus 6T. El caso, es que al verlo queda claro que es un terminal de la firma que mantiene los aciertos de la generación anterior (y, también, algunos fallos que es importante tener en cuenta).

Imagen trasera del OnePlus 7

Una de las primeras cosas que se deben comentar del OnePlus 7 es que su ergonomía es bastante buena, ya que el agarre es cómodo y la distribución del paso bastante acertada ya que está nivelada -el total es de 182 gramos-. El modelo que hemos probado es de color gris, el único que se ofrece para este dispositivo… y ojo a la incidencia de la luz, que le sienta realmente bien. Las huellas se quedan marcadas con una intensidad que ya es habitual en los modelos que tienen cristal (con protección en este caso) como el material predominante en la parte posterior.

Ya que hablamos de la parte trasera, hay que comentar que en este lugar del OnePlus 7 la cámara integrada sobresale bastante más de lo que debería (sin llegar ser un desastre, sí que se hace notar al colocarlo en superficies planas). Aparte, no esperes un lector de huellas aquí ya que el integrado está en la pantalla y, por cierto,  hay que decir que existe mejora respecto a lo ofrecido en el OnePlus 6T -ya que el elemento óptico es algo más grande y esto se hace notar ya que su respuesta es más rápida y fiable.

No hay cambio alguno en la distribución de los botones hardware, todos ellos ofrecen un acceso cómodo que es de agradecer, ni le falta el elemento que permite de forma rápida establecer la vibración o el silencio en el OnePlus 7 (denominado Alert Slide). Esto ya se ha convertido en algo característico en los teléfonos de la compañía, y es un acierto total que exista. Por cierto, nada de toma de auriculares -ni de resistencia al agua con certificación IP, pero la compañía indica que si aguanta salpicaduras sin problemas-. El puerto de recarga es USB tipo C y se ubica al lado de uno de los dos altavoces que permite emitir un sonido potente pero con algunos problemas en los bajos, pero que realmente cumple bastante bien y aquí sí se nota mejora respecto al modelo al que sustituye en el mercado.

Imagen superior del OnePlus 7

En definitiva, el OnePlus 7 es un smartphone atractivo y que no desentona en la gama alta, pero no ofrece excesiva innovación al ser continuista. Pero cumplir, cumple perfectamente.

Pantalla

Este componente está bien dimensionado para poder competir sin problemas con muchos de los rivales con los que se encuentra en el mercado el OnePlus 7. Las dimensiones del panel Optic AMOLED, que ya adelantamos que ofrece un consumo especialmente bajo, son de 6,41 pulgadas con una resolución Full HD+, lo que permite que la densidad de píxeles sea de 402 ppp, lo que asegura una buena definición como hemos comprobado. El ratio, por cierto, es 19.5:9.

Un buen detalle de la pantalla es que ofrece protección Gorilla Glass 6, lo que asegura una buena resistencia ante posibles desperfectos (en el uso que hemos dado al smartphone no hemos encontrado problemas en este apartado), y hay que decir que creemos que es todo un acierto el uso de un notch tipo gota de agua, ya que este quita poco espacio y permite ofrecer una simetría a la vista que es de agradecer. Aparte, esto posibilita que el aprovechamiento frontal supere el 85%, lo que es positivo, y los marcos la verdad es que están perfectamente dimensionados.

Notch del OnePlus 7

La calidad de imagen nos ha gustado bastante, ya que los colores son bastante intensos -lo que demuestra que el contraste es muy bueno- sin graves tendencias al cálido o el frío, pero por software es posible realizar diferentes ajustes para personalizar lo que se ve en la pantalla. Algo que nos ha convencido plenamente es el brillo, potente y bien gestionado, que permite que en exteriores el OnePlus 7 se pueda utilizar sin problema alguno (hemos detectado picos de más de 300 nits a máxima potencia) y, en lo que tiene que ver con los ángulos de visión, se cumple bien ya que son amplios y muestran una escasa o nula tendencia al verde. Eso sí, la potencia es superior a la del Pro, y esto se deja notar en la respuesta que, sin ser mala, no es tan impactante como en el modelo que hemos mencionado.

Un buen detalle adicional es que el componente no tiene una alta temperatura al darle uso por un tiempo continuado, lo que es beneficioso para conseguir una buena experiencia de uso. Una pena que la pantalla no sea compatible con HDR, pero esto es algo que muchos no le darán una gran importancia. En definitiva, el OnePlus 7 incluye un panel de buena calidad que responde para la gama alta, pero que no es de los mejores que hemos visto pero de los más solventes… especialmente en lo que tiene que ver con el consumo energético.

Pantalla del OnePlus 7

Hardware

De nuevo hay que decir que este teléfono es bastante completo, con unos componentes que son de gran calidad y que le permiten ofrecer un buen rendimiento en general lo que se traduce en una experiencia de uso que es muy positiva como hemos comprobado. Las dos razones para que esto sea así es que el procesador es el mejor que ofrece actualmente Qualcomm, el Snapdragon 855 con su inseparable GPU Adreno 640 y una RAM de 8 GB tipo LPDDR4X que ya adelantamos que nos ha gustado mucho el rendimiento que ofrece en líneas generales.

Estos son algunos ejemplos de lo que es posible conseguir con el OnePlus 7 al pasar con él las pruebas de rendimiento que generalmente utilizamos en MovilZona:

Queremos hablar del almacenamiento de forma específica ya que su comportamiento es realmente bueno en lo que tiene que ver con la lectura, la verdad es que se evitan los cuellos de botella siempre -aquí se dejan ver las bondades de UFS 3.0- y esto es positivo y se hace notar en el uso habitual. Con la escritura las cosas no han ido igual de bien, ya que en ocasiones hemos detectado momentos en los que se reduce la transferencia a modo de microcortes, algo que nos ha sorprendido y que no viene causado por la temperatura -que, por cierto, podría estar algo mejor controlada, pero que evidentemente no es algo dramático esto excepto con los juegos-.

Carcasa del OnePlus 7

Y hablando del rendimiento que se consigue con este tipo de aplicaciones, para lo que se incluye un Modo especial, todo lo que se puede decir es bueno. Títulos como Asphalt o PUBG funcionan de forma excepcional, por lo que está claro que con el OnePlus 7 se tiene smartphone para rato. 

En resumen, el terminal que hemos probado es completamente comparable con los mejores del mercado y a muchos de ellos los deja atrás. No es que sea el que mejor rendimiento ofrece, pero el salto evolutivo desde el 6T es bastante claro. Bien en general al trabajar, lo cierto es que la sensación de estar sobrado de hardware está siempre presente, algo que se aumenta debido a lo bien que trabaja Oxygen OS, la personalización de Android de la firma asiática.

Autonomía

Lo primero es indicar que el hardware que se incluye en el OnePlus 7 y que afecta a este apartado (dejando a un lado el procesador y la pantalla de los que ya hemos hablado), es una batería con una amperaje de 3.700 mAh -no hay cambios respecto al OnePlus 6T-, que no está mal en la actualidad pero que tampoco es la mayor carga que hemos visto en la gama alta. Eso sí, hay buenas noticias en este apartado, ya que la firma ha conseguido balancear de forma muy positiva el tiempo de uso que se le puede dar al terminal. El caso es que conseguir más de un día de uso es completamente posible, y si no se es muy exigente y no se eleva el brillo en exceso, lo cierto es que es posible alcanzar el día y medio. Si te preguntas por los datos al tener siempre el panel activado, hay que decir que superar las cinco horas es completamente posible e, incluso, un poco más no es algo raro que se puede conseguir.

Autonomía del OnePlus 7

El OnePlus 7 no llega con carga inalámbrica, lo mismo que ocurre con la versión Pro,  y esto puede que haga dudar a un potencial comprador. Ciertamente es una ausencia importante, pero no es vital en la actualidad debido a la lentitud que tiene este sistema (que, eso sí, no le importará esto a más de uno). No le falta carga rápida, eso sí, y permite una potencia máxima de 20 W, por lo que no llega a los niveles del terminal superior de la misma gama de producto, pero es completamente posible alcanzar el 60% de rellenado de la batería en media hora y, siempre, sin problemas de altas temperaturas.

Cámaras

En este smartphone se mantiene la configuración de doble sensor en la cámara principal, que se compone de uno principal de 48 megapíxeles (Sony IMX 586) con apertura F:1.7 y estabilización óptica. El segundo elemento es de 5 MPx que tiene la función de adquirir más información en la toma y que dispone de un focal de F:2.4. Por lo tanto, hablamos de una opción ya conocida y que no sorprenden como ocurre con el Pro. Por cierto, el sensor para los selfies es de 16 MPx (F:2.0).

Cámara trasera del OnePlus 7

El comportamiento es versátil, pero no se debe esperar que el OnePlus 7 sea de lo mejor del mercado, pero también es cierto que es cumplidor a la hora de realizar fotos cuando la luminosidad es buena (donde se ha mostrado como bastante efectivo tanto al hacer fotos macro como en los retratos, pero eso sí nada de zoom 3X, esto queda reservado para el Pro). Bien en el rango dinámico, el balance de blancos es algo más flojo, pero en líneas generales se cumple para conseguir buenas tomas.

En situaciones complicadas el estabilizador se hace notar, por lo que la compañía le ha sacado bastante jugo (más allá de comportarse de forma correcta al grabar vídeos incluso a 4K). Los desenfoques se ejecutan con bastante precisión, sin poder ajustar la cantidad a utilizar en vivo (ya que la aplicación no lo permite), y tampoco está nada mal el comportamiento con el modo noche, que se muestra más efectivo en lugares con luz artificial que donde existe ausencia de esta -curioso esto con paisaje nocturno-. Eso sí, en este último caso se nota cierta artificialidad en las fotos.

Estos son algunos de los resultados que hemos obtenido al hacer fotos con el OnePlus 7:

En lo que tiene que ver con los selfies, el comportamiento es bueno en líneas generales, pero en ocasiones hemos obtenido resultados que no eran los esperados ya sea por mostrar colores excesivamente apagados e, incluso, al tener dificultades con el enfoque. Esto hay que tenerlo en cuenta. Eso sí, en líneas generales, el comportamiento del OnePlus 7 a la hora de hacer fotos o grabar vídeos es convincente, pero no espectacular.

Conclusión

Es muy muy buen teléfono este OnePlus 7, ya que ofrece un hardware potente el diseño no desentona. Sin duda de lo mejor que ofrece es la autonomía que está muy bien compensada y que por ello desde los mejor del mercado. Y, además la pantalla no está tampoco nada mal.

La cámara no muestra un gran avance respecto a

 

la del OnePlus 6T, pero las fotos no están del todo mal. Excelente como siempre Oxygen OS ya que funciona a las mil maravillas y donde sí que hay una avance notable es en la eficiencia del lector de huellas integrado en la pantalla.

Lo mejor

  • Excelente autonomía
  • Hardware completo y con buen rendimiento
  • Pantalla de buena calidad

Lo peor

  • No  incluye carga inalámbrica y, tampoco, protección frente al agua
  • La cámara no mejora de forma notable

Puntuación del OnePlus 7