Análisis del OnePlus 7 Pro: prueba a fondo, características y opinión

Valoración: 9 de 10

El teléfono OnePlus 7 Pro ya ha pasado por nuestras manos. Este es el modelo más potente de los dos que ha anunciado de forma oficial la compañía asiática, y es el que está pensado para competir de tú a tú con los smartphones más potente del mercado, como por ejemplo el Galaxy S10 o el P30 Pro.

Este terminal ofrece un salto cualitativo en prácticamente todos los apartados que son importantes en un teléfono inteligente en la actualidad, ya que tanto su aspecto como el hardware que integra llega con novedades interesantes. Lo cierto es que la firma ha apostado por dar un paso definitivo para no tener apenas nada que envidiar de la competencia, (con algunas opciones con las que destaca de forma clara aunque en otras no tanto, como indicaremos). Eso sí, en conjunto se puede decir que el OnePlus 7 Pro es uno de los mejores smartphones que existen en la actualidad.

Cámara selfie del OnePlus 7 Pro

A continuación, vamos a ir enumerando las sensaciones y resultados que nos ha dejado el nuevo dispositivo en todos los apartados que son esenciales tener en cuenta antes de decidirse por la compra de un teléfono en la actualidad.

Índice

  1. Diseño
  2. Pantalla
  3. Hardware
  4. Autonomía
  5. Software
  6. Cámaras
  7. Conclusión

Diseño

Aquí existe un buen avance importante, que consigue que se tenga una excelente impresión al ver por primera vez el OnePlus 7 Pro, que llega con un acabado en cristal y metal que es llamativo y que ofrece acabados (como el azul que hemos probado), que tiene diferentes tonalidades según es la incidencia de la luz. Interesante que en el modelo analizado las huellas no quedan especialmente marcadas, con un aspecto mate muy atractivo y que nos ha gustado mucho.

Es cierto que el OnePlus 7 Pro es algo pesado, ya que supera los 200 gramos, pero hay un buen reparto que hace que esto no sea un hándicap especialmente grande (y, además, existen algunas opciones de las que hablaremos más adelante que justifican esto). Con unas buenas dimensiones que evidentemente son grandes ya que la pantalla así lo demanda, el agarre es cómodo debido a la curvatura lateral que es suave y encaja perfectamente con la mano, algo que favorece a ofrecer una ergonomía bastante bien cuidada.

Por cierto, algo que nos ha gustado mucho es que, ante la ausencia de un LED de notificaciones, es posible configurar los laterales de la pantalla para que se muestre una luz (configurable en su color) que actúa como recordatorio. Lo cierto es que esto es un acierto, y permite sacar partido al panel del OnePlus 7 Pro. En lo que tiene que ver con el frontal, llama atención que en este modelo no existe notch alguno, lo que posibilita que el aprovechamiento sea excelente y se supere el 90%, una marca excelente. La cámara para los selfies, de la que ya hablaremos, se esconde en un elemento retráctil de la parte superior que funciona de forma excelente -sin ruidos excesivos y con una velocidad de apertura fantástica (0,53 segundos). Además, su resistencia es muy buena -el fabricante indica que el aguante supera las 300.000 aperturas-, con avisos de presión para que no se tengan problemas y cierre automático en el caso de caída. Buen trabajo el realizado por la compañía.

Puerto USB del OnePlus 7 Pro

En los laterales la distribución es la habitual en los modelos de OnePlus: en la derecha el botón de encendido (se mantiene el propio de selección de acción, siempre tan útil) y en la izquierda está el propio del control de volumen. En la zona superior sólo está el módulo retráctil que encaja perfectamente en la carcasa y en la zona inferior se encuentra el puerto USB tipo C y un altavoz que se combina con uno perfectamente escondido justo encima de la pantalla -muy fino y alargado- para ofrecer un sonido estéreo compatible con Dolby. Su calidad es realmente buena, con un sonido rotundo y potente, y no hemos detectado mala experiencia ni en altos ni en bajos. Realmente se ha dado un salto cualitativo aquí.

En la parte trasera existe el módulo con tres sensores que, lo cierto, es que sobresale algo más de lo esperado (el flash está excelentemente integrado). No baila en exceso el OnePlus 7 Pro en superficie planas, pero lo cierto es que su prominencia salta a la vista. Aquí no hay rastro de lector de huellas ya que se mantiene la apuesta por integrarlo en la pantalla de tecnología óptica. Este mejora respecto al OnePlus 6T tanto en precisión, ya que la cámara es un 36% mayor -y es una lente 3P-, como en la respuesta ya que sólo se tarda 0,2 segundos en reconocer la acción y dar acceso al teléfono. Sin duda es de lo mejor que hemos visto hasta  la fecha en lo que tiene que ver con este tipo de accesorios integrados.

El caso es que la mejora en lo que tiene que ver con el diseño del OnePlus 7 Pro respecto a modelos anteriores de la firma es grande, con avances en la integración de los elementos y mejoras en opciones tan importantes como el lector de huellas. El terminal no llega con protección frente al agua y polvo -aunque ofrece una buen sellado-, algo que veremos si se decide a ofrecer en sus futuros terminales de gama alta la firma. Sea como fuere, el trabajo es muy bueno.

Pantalla

Nos ha gustado, y mucho, el componente que ofrece el teléfono del que hablamos. Por fin la compañía se ha decidido por dar el salto a la resolución QHD+ (la densidad de píxeles es de 516 ppp), por lo que iguala lo que ofrece una gran parte de su competencia y por ello es una buena decisión. Las dimensiones de la pantalla son de 6,67 pulgadas con un ratio de 19.5:9. El panel es tipo AMOLED, fabricado por Samsung, y lo han denominado Fluid en One Plus para destacar las opciones que ofrece adicionales más allá de su compatibilidad con HDR+. No le falta protección Gorilla Glass a este componente.

Pantalla del OnePlus 7 Pro

La calidad de imagen que ofrece el OnePlus 7 Pro es excelente, con una representación de colores muy realista y sin tendencias extrañas. Por software se pueden realizar muchas modificaciones, como por ejemplo seleccionar la resolución o algunas configuraciones preconfiguradas para variar la visualización (nosotros nos quedamos con el denominado como Naturaleza). Muy interesante la opción mejora de vídeo, que realmente se nota a la hora de utilizar este tipo de contenidos.

El brillo actúa, de forma muy solvente, ya que es potente (sin llegar a ser el mejor que hemos visto) y se combina con un buen comportamiento del modo automático. El caso, es que la calidad de imágenes es muy buena, algo en lo que influye de forma decisiva el uso de 90 Hz, lo que permite una gran velocidad a la hora de cambiar de imágenes que se ven y la experiencia con los juegos por ello es genial. Por cierto, es posible elegir si se desea dar uso a los 60 Hz para ahorrar batería y se dispone de un modo automático que, mediante algoritmos de uso detecta cuándo es aconsejable cada configuración.

Hay que destacar que la latencia de la pantalla del OnePlus 7 Pro se ha mejorado de forma evidente, con una rebaja hasta los 32 milisegundos, por lo que el uso del panel es rápido, casi instantáneo. Esto hace que se tenga una buena sensación al utilizar la pantalla táctil. Un detalle final: el Modo noche incluido en el sistema operativo ahora alcanza niveles de brillo de hasta 0,27% de su rango, por lo que hablamos de una horquilla de uso muy importante.

Hardware

Como es habitual en las apuestas de OnePlus, se ha elegido dar un golpe en la mesa en lo que tiene que ver con el hardware principal. Así, se ofrece de lo mejor que existe en el mercado actual, como por ejemplo el uso de un procesador Snapdragon 855 con tecnología de fabricación de siete nanómetros y ocho núcleos. En su interior hay una GPU Adreno 640. El caso, es que el desempeño es excelente, ya que al utilizar aplicaciones que demandan mucha CPU la respuesta siempre ha ido muy positiva (incluidos juegos muy exigentes).

Imagen frontal del OnePlus 7 Pro

La RAM es tipo LPDDR4X y en los resultados que hemos obtenido en las pruebas los datos son lo que corresponde sin ningún tipo de cuello de botella y con solvencia (en cantidad, existen modelos de hasta 1 GB, como el que hemos probado). El almacenamiento es cosa aparte, ya que es tipo UFS 3.0, lo que le convierte en el primero con este tipo de hardware que llega a España. El rendimiento es muy alto y constante, mejorando tanto en escritura y lectura a UFS 2.1 (con rangos de mejora que se sitúan en 9X y 7X respectivamente).

Lo cierto es que la experiencia de uso es brillante, con una solvencia fuera de toda duda en lo que ayuda mucho que el software integrado no es nada agresivo y deja siempre buena parte de los recursos libres. Un ejemplo de lo que se obtiene en las pruebas de rendimiento son los siguientes:

La conectividad es buena en líneas generales, con acceso a redes 4G con buena velocidad y lo mismo ocurre con WiFi (que es Dual Band). No le falta NFC al OnePlus 7 Pro, lo que permite dar uso a los pagos móviles, y la versión Bleutooth es la 5.0, que funciona perfectamente, pero que en algunos momentos hemos detectado que tarda un poco más de lo deseable al conectarse a dispositivos ya detectados de forma automática.

Si que hay mejora en la calidad del GPS, que ahora es doble, y por ello la precisión supera a la del OnePlus 6T (es uno de sus puntos débiles). En lo que tiene que ver con el control del calor, hay que decir que el modelo que hemos analizado llega con refrigeración líquida y disipación de diez capas, por lo que no hemos notado peligro alguno al manipular el terminal de forma exigente por periodos de tiempo largos.

Por lo tanto, el nuevo smartphone del fabricante asiático responde de forma muy notable al utilizarlo, con opciones tan llamativas como una vibración háptica más potente que en generaciones anteriores lo que es positivo con la experiencia de uso con aplicaciones como los juegos (donde todo es más inmersivo).

Autonomía

Sin desentonar en la gama alta, hay que decir que los 3.700 mAh del OnePlus 7 Pro podrían ser un poco más generosos. No hemos tenido problemas para llegar a más de un día de uso ya que la gestión del hardware es buena y, el software, no va nada mal. Eso sí, cuando se abusa de la pantalla para sacarle el máximo partido, el desempeño se resiente y es posible que sea necesario realizar una carga por la noche para no tener una desagradable sorpresa. En lo que tiene que ver con el uso continuado con la pantalla encendida, hemos obtenido resultados muy dispares, con momentos en los que superamos ampliamente las nueve horas y otros que se quedaban en ocho de forma muy justa.

Sin opción de recarga inalámbrica, el motivo es la lentitud de esta por lo que parece, la rápida que ofrece el OnePlus 7 Pro es potente y efectiva. Alcanza los 30 W, por lo que conseguir la mitad de rellenado de la batería en 20 minutos es algo habitual y esto es realmente bueno. Utiliza tecnología propietaria que tiene detalles interesantes, como que el calor se genera en el cargador y no en el smartphone, algo que hace que la degradación sea mejor. En general buen desempeño en lo que tiene que ver con la autonomía, pero le falta un punto para ser de los mejores.

Software

La versión del sistema operativo que se incluye en el OnePlus 7 Pro es Android Pie, y por encima como es habitual se utiliza Oxygen OS. Este desarrollo se mantiene como uno de los mejores del mercado ya que ofrece una experiencia de uso Android prácticamente pura con añadidos que están bien pensados y ejecutados. Por lo tanto, es una buena opción que permite que el teléfono trabaje con solvencia. Un nuevo grabador de pantalla se incluye en el smartphone, que tiene detalles positivos (graba vídeo, sonido y un micro a la vez) y que aumenta las opciones de uso del terminal.

El desarrollo incluye algunas opciones que son interesantes comentar, como por ejemplo un Modo de juego mejorado ya que las molestias que se reciben son menores (por ejemplo con las notificaciones) y se liberan recursos de forma más eficiente. Hay que decir que la estructura de uso permite que el número de  toques en la pantalla para acceder a un lugar de los Ajustes sea reducido. Por cierto, ahora en el OnePlus 7 Pro se incluye el denominado como Modo Zen que permite desconectar de casi todo al usuario (excepto llamadas y la posibilidad de hacer fotos… nada de mensajes o juegos) durante 20 minutos… y no hay marcha atrás. Curioso pero no es mal idea.

Cámaras

Se salta de los dos a los tres sensores en el  OnePlus 7 Pro, por lo que hay un esfuerzo por avanzar en lo que tiene que ver con el apartado de la fotografía. Los elementos que se incluyen en el teléfono en su cámara principal son los siguientes:

  • Sensor principal de 48 megapíxeles (IMX586 on focal F:1.6), con lente 7p que incluye estabilización óptica y EIS. No le falta PDAf y enfoque láser
  • Elemento para telefoto de 8 MPx, con OIS y apertura F:2.4 que permite zoom de hasta 3X
  • Sensor de gran angular de 163 megapíxeles con focal F:2.2 un ángulo de 117 grados

La suma de todo este hardware permite obtener unos resultados realmente buenos en condiciones de buena luminosidad, con un rango dinámico excelente y un balance de blancos bastante correcto. No se detecta ruido ni aberraciones incluso con escenas complejas, y opciones como HDR+ están presentes para optimizar el uso de la cámara del OnePlus 7 Pro cuando las cosas se ponen algo feas. Bien con el zoom óptico (por software llega a 10X) ya que no hay pérdida de calidad alguna como se puede ver a continuación:

Con poca luz ahora sí que merece la pena dar uso al Modo noche más allá de tomas urbanas. La mejora es evidente tanto en velocidad como en buen trabajo con la luz, y gracias al uso de algoritmos propios el postprocesado, hemos comprobado que es bastante eficiente. Por cierto, que el comportamiento con los retratos con desenfoque mejora mucho respecto al OnePlus 6T, pero en algunos momentos hemos detectado problemas con los detalles cuando el fondo es complejo. Eso sí, los resultados con bokeh son mucho más destacables que en generaciones anteriores, y esto es positivo y se nota el esfuerzo.

Estos son algunos ejemplos de lo que es posible hacer con el OnePlus 7 Pro a la hora de hacer fotos (por cierto, la resolución en automático es de 12 Mpx, mientras que en Pro es cuando se llega a los cuarenta y ocho megapíxeles):

La cámara para los selfies, más allá de lo comentado del elemento retráctil que tiene su incidencia en el peso, permite conseguir buenas fotografías en general, pero tiene algunos problemas con las escenas con mucha luminosidad. Pero, en general, cumple perfectamente con su cometido.

En lo referente al vídeo, se nota la mano de la doble estabilización, en especial al bajar la calidad máxima que permite de 4K a Full HD. Bien en el enfoque automático, lo cierto es que se consiguen buenas grabaciones de vídeo aunque nos hubiera gustado que el micrófono grabase el sonido un poco mejor.

En definitiva, el  OnePlus 7 Pro hace muy buenas fotos en todo tipo de situaciones, y además la aplicación que se incluye es bastante completa y muy sencilla de utilizar. Está entre los mejores del mercado, pero todavía le falta un pequeño escalón para ser el mejor… pero el tamaño de este se ha reducido de forma considerable.

Conclusión

Un salto importante este  OnePlus 7 Pro para la compañía asiática, que le permite afianzarse en la gama más alta del mercado, y competir con todos los smartphones considerados como top. Excelente en su rendimiento, hay una evidente mejora en el apartado fotográfico y el diseño se afianza como llamativo y diferencial. La pantalla, es uno de los mejores componentes de este terminal, ya que ofrece una calidad excelente y gracias a su latencia las sensaciones en el uso son fantásticas.

Trasera del teléfono OnePlus 7 Pro

Para ser un modelo mucho más redondo debería incluir opciones que hay en algunos de sus rivales en el mercado, como la protección al agua o la carga inalámbrica -siendo la rápida excepcional-, pero esto no evita que el  OnePlus 7 Pro sea uno de los mejores modelos que se pueden encontrar en la actualidad. Por cierto, seguro que con nuevas actualizaciones (no hemos probado la versión final del software), se optimiza la autonomía que ofrece este smartphone.

Lo mejor

  • Rendimiento excelente
  • Integra una de las mejores pantallas del mercado
  • La cámara retráctil funciona muy bien, y hay mejora en el apartado fotográfico

Lo peor

  • La autonomía podría ser algo mejor
  • No incluye carga inalámbrica ni protección frente al agua

Puntuación del OnePlus 7 Pro