Análisis del Moto G6 Play: prueba a fondo, características y opinión

Valoración: 7 de 10

Sello Movilzona 7El smartphone que hemos probado es un modelo que llega como parte de la gama media de producto con todo lo que se espera de un dispositivo de este tipo, como por ejemplo una pantalla en la que no falta un panel con un ratio de 18:9. Eso sí, este Moto G6 Play se sitúa entre los modelos más básicos dentro del segmento que hemos indicado, por lo que no se debe comprar con los considerados como premium.

Como es habitual en los dispositivos de la firma, el sistema operativo que se utiliza es Android, concretamente la versión Oreo y, por suerte, no se incluye mucha personalización por parte del fabricante, lo que se traduce en un uso muy intuitivo y reconocible, y la combinación hardware/software saca partido de forma bastante eficiente de toda la capacidad de los componentes. Evidentemente hay algunos añadidos propios en el Moto G6 Play, como por ejemplo una aplicación cámara diferente a la nativa de la que hablaremos más adelante.

Cámara del Moto G6 Play

Sin más, y dejando un enlace a la ficha del Moto G6 Play por si se desea conocer de forma detallada sus opciones, pasamos a comentar lo que nos ha parecido este terminal en el uso habitual y, como no, los resultados que hemos conseguido con él con todo tipo de aplicaciones.

Diseño del Moto G6 Play

Este smartphone llega con lo que se espera para un modelo económico, hablamos de un dispositivo por debajo de los 200 euros. Así, su acabado es plástico lo que le hace ser el más premium de su gama de producto, pero hay que decir que le permite ser bastante resistente y las huellas no son un problema en su carcasa trasera -aunque estas no desaparecen-. Por cierto, el Moto G6 Play no es un modelo especialmente ligero, ya que alcanza los 175 gramos (unos 25 más que, por ejemplo, el Honor 7A).

Vídeo del Moto G6 Play en funcionamiento antes de su presentación

Estéticamente el Moto G6 Play es un modelo reconocible, ya que presenta unas líneas ya habituales en los últimos modelos de la compañía incluso una curvatura en la parte trasera que es muy pronunciada y que limita el impacto de sus nueve milímetros de grosor en lo que tiene que ver con la ergonomía (que es bastante buena, algo en lo que se incluye que el panel tiene un ratio de 18:9, esto hace que sea más estrecho y consolide un agarre cómodo). Un detalle importante es que los marcos frontales de este componente están bien aprovechados.

En los elementos integrados, como los botones, no hay sorpresas. Los propios hardware están en la parte derecha (en la izquierda está la bandeja para las tarjetas). No le falta toma de auriculares, que está colocado en la parte superior, dejando en la inferior el puerto de recarga y el altavoz que cumple con su función… sin más. Si te preguntas por el lector de huellas, este está colocado en la parte trasera en el círculo en el que está el logotipo de la compañía. Ofrece un buen funcionamiento con rapidez y efectividad, y lo mejor de todo es que darle uso es realmente cómodo.

Puerto USB del Moto G6 Play

En definitiva, un modelo este Moto G6 Play que no sorprende especialmente pero que sí cumple. Es atractivo y reconocible, y en nuestra opinión lo mejor que ofrece es su resistencia y que,pese a que se integra una pantalla grande, es posible darle uso por tiempo continuado sin cansarse… lo que habla bien de su ergonomía.

Cámara frontal del Moto G6 Play

Pantalla del Moto G6 Play

Las dimensiones que tiene el panel IPS que se integra en el Moto G6 Play son de 5,7 pulgadas. Esto encaja con lo que actualmente se ofrece en el mercado de dispositivos con Android, especialmente ahora que el uso de ratios de 18:9 se ha generalizado, como es el caso de este smartphone. Un detalle que se ha de tener en cuenta es que la resolución del componente es HD+, por lo que no se superan los 300 ppp de densidad de píxeles. Esto, por cierto, no evita que se ofrezca una definición adecuada a la hora de ejecutar contenido multimedia y visualizar texto en el navegador, pero lo cierto es que en ocasiones se hace notar.

Con protección, la integración del panel en la carcasa es muy buena, por lo que se tiene una buena sensación de calidad en la manipulación de los componentes (lo que también se consigue con una respuesta táctil notable). El frontal está bien aprovechado, pero sin grandes alardes ya que no se supera el 80% del total -concretamente se queda en el 75,2- y, por lo tanto, el Moto G6 Play no se puede considerar como un Todo Pantalla. Pero estéticamente queda bien y parece ser mejor que lo que indica este dato.

La calidad de imagen es mejor de lo esperado, los colores se representan con una muy buena calidad y las profundidades están bien medidas -con ligera tendencia a estar saturadas-. Aparte es importante indicar que no hay tendencias ni a tonalidades cálidas ni a las frías, por lo que se acierta de forma bastante efectiva con este componente (es posible dar uso a Modos de configuración de este parámetros por software en los Ajustes). La verdad, es que frente a sus competidores en su segmento del mercado, queda realmente bien situado y es de lo mejor que hay en la actualidad.

En exteriores cumple el Moto G6 Play, pero no destaca. La compañía dice que ofrece un brillo máximo de 500 nits, pero en ocasiones nos dio la sensación que cuando hacen falta no se alcanza esto, pero lo cierto es que no se sufre en exceso con la luz diurna en la calle. La función de ajuste automático de este apartado se ejecuta con bastante rapidez, y no hay motivo de queja por lo tanto, sino todo lo contrario. Con una buena resistencia, pero sin muchos elementos adicionales lo que es lógico por su precio, lo cierto es que el terminal que hemos probado se comporta en este apartado mejor de lo esperado y su panel HD+ nos ha sorprendido gratamente.

Hardware integrado en el Moto G6 Play

En el interior de este terminal encontramos más o menos lo que se espera de un dispositivo que pertenece a la gama media. En lo que tiene que ver con el procesador, la elección es un modelo de Qualcomm, concretamente un Snapdragon 430 que incluye ocho núcleos con arquitectura Cortex-A53 y que se acompañan de una GPU Adreno 505. Este elemento permite un rendimiento correcto, algo por debajo de lo que ofrece su competencia -sin ser nada dramático- y que se hace notar esto con cargas algo más lentas de lo esperado en algunas ocasiones (el lag prácticamente es inexistente). Los juegos mas pesados son un claro ejemplo de lo que decimos del Moto G6 Play, con títulos como puede ser Asphalt.

Resultado en Basemark del Moto G6 Play

La memoria está bien resuelta ya que se cuenta en el modelo que hemos probado con 3 GB de RAM y 32 gigas de almacenamiento ampliables (existe una variante más potente y cara). El caso es que en multitarea no encontramos fallos graves, pero en test de rendimiento donde se mide la capacidad de estos componentes los resultados obtenidos no son los más destacables todo hay que decirlo. Eso sí, no funciona nada mal en el trabajo sostenido.

La experiencia de uso es buena -algo en lo que influye la nula personalización de Android Oreo que utiliza con el Moto G6 Play, con un desempeño con aplicaciones habituales que no desentona y, por lo tanto, para el usuario medio es una opción adecuada este terminal. Eso sí, si eres exigente las cosas pueden ser diferentes. Por cierto, que el funcionamiento con redes WiFi y 4G es excelente, lo que es un buen detalle, y no le falta al dispositivo conectividad NFC que no da problemas y, eso sí, la carga se realiza mediante un puerto microUSB.

En lo que tiene que ver con la autonomía, el Moto G6 Play no decepciona, todo lo contrario. Los 4.000 mAh de su batería, supera lo que actualmente es casi un estándar, son suficientes para conseguir un día de uso normal sin muchos problemas -incluso algo más de forma habitual-, algo que cambia con el uso intensivo o con la pantalla siempre encendida. En este último caso las marcas máximas apuntan a unas siete u ocho horas, que no está mal pero no es especialmente destacable y esperábamos algo más.

El Moto G6 Play incluye carga rápida que permite alcanzar el 80% de recarga desde cero en unos 75 minutos. Eso sí, no alcanza los niveles de Quick Charge y nos ha gustado el buen control de temperatura que ofrece en estos procesos.

Cámaras y fotos del Moto G6 Play

El terminal ofrece lo que se espera de un modelo de su rango de precio, lo que no deja de ser algo positivo y, a la vez, negativo. Nos explicamos. El único sensor que se integra en la cámara trasera del Moto G6 Play tiene una resolución de 13 megapíxeles con focal F:2.0. Ante otras opciones con dos elementos esperábamos un comportamiento por debajo de la media, pero lo cierto es que aguanta el tipo en las fotos con buena luz, con detalles bien definidos y colores que no pastelean o son más saturados de lo que es normal -no está del todo mal el rango dinámico-. Bien el Moto G6 Play aquí.

Cámara trasera del Moto G6 Play

Pero cuando la luminosidad no es la mejor posible, el Moto G6 Play siente como nadie el efecto de la gama media: se baja la calidad de forma considerable y rápidamente el ruido aparece y también los problemas para conseguir un enfoque rápido. Se pierde detalle y la lentitud es más que evidente, y esto antes de lo que se podía esperar. Los selfies, con su cámara de 8 Mpx, comparativamente son mejores no tanto con buena luz, pero sí con poca.

Estos son algunos ejemplos de lo que es posible conseguir con el Moto G6 Play a la hora de hacer fotos con su sensor principal:

No le falta al Moto G6 Play la opción de dar uso a posibilidades como HDR, que no funciona mal pero su efectividad es solo correcta. Aparte, hay que decir que la aplicación no está mal, con añadidos que no se incluyen en la propia stock de Android, pero no se deben esperar milagros de ellas incluso en el Modo Profesional.

A la hora de grabar, la calidad máxima de 1080p, se deja notar la inclusión de PDAF en el sensor principal, lo que hace que el enfoque no sea del todo malo. Eso sí, con poca luz sufre igualmente cuando la luz no es la mejor posible. Un detalle: muy bien el microfono, pero es curioso que en ocasiones la pantalla no responde lo rápido que debería al establecer un nuevo enfoque de forma manual o al dar uso al zoom.

Conclusión

Un smartphone este que incluye todo lo que se puede necesitar en líneas generales, como por ejemplo una pantalla de grandes dimensiones y opciones como lector de huellas o toma de auriculares. Además, su manipulación es cómoda y el sistema operativo Android Oreo no tiene una personalización muy evidente. Su funcionamiento es correcto, por lo que aplicaciones habituales como WhatsApp se ejecutan con solvencia.

Bien es cierto que la cámara sufre más de lo deseable con poca luz, y que con software exigente sufre en ocasiones, pero como modelo para el día a día sino se necesitan grandes opciones, el Moto G6 Play es un terminal que merece la pena. Ah, y no se debe olvidar que incluye NFC, por lo que se puede dar uso a los pagos móviles sin problemas.

Lo mejor

  • Incluye NFC
  • Pantalla de 18:9 y buena autonomía
  • Utiliza Android Oreo sin casi personalización

Lo peor

  • Rendimiento ajustado con los juegos más exigentes
  • Puerto microUSB
  • Es algo pesado
EUR 170,00 EUR

Puntuación del Moto G6 Play


Continúa leyendo

Opiniones



Los campos con * son obligatorios.

1 opinión
  1. Mike 0
    27 Ago, 18 1:46
    10/10 Buena ejecucion

    Gracias por este articulo.

    Me fue de mucha ayuda para decidir comprar este dispositivo, me resulto agradable de leer, posee una elaboracion concisa y sin bias de ningun tipo,

    Saludos desde Mexicio