Motorola Moto G5S Plus

Análisis del Motorola Moto G5S Plus

Valoración: 7,5 de 10

Sello Movilzona 7Hemos probado uno de los modelos de gama media más interesantes que existen actualmente, el Motorola Moto G5S Plus. Este dispositivo llega con algunas opciones que son atractivas, como por ejemplo que dispone de una cámara principal de dos sensores y, además y como es habitual en la compañía propiedad de Lenovo, el sistema operativo Android -Nougat- llega sin apenas modificaciones lo que siempre es un buen detalle.

Motorola para este modelo ha incluido novedades que le hacen competir de mejor forma en su segmento del mercado. Pero, además, existen algunos cambios estéticos e incluso físicos que son un acierto y que corrigen algunos de los pequeños defectos que se habían detectado en el modelo al que sustituye en el mercado. Sin más, pasamos a comentaros lo que nos ha parecido el Motorola Moto G5S Plus y, como no, también se podrán ver los resultados obtenidos con él en las pruebas de rendimiento.

Diseño del Motorola Moto G5S Plus

Aunque llega con novedades como hemos indicado antes, lo cierto es que este terminal ofrece un aspecto muy reconocible ya que nada más verlo, está claro que pertenece a la gama media de Motorola. Acabado en metal y con unas líneas bastante suaves que favorecen un buen agarre, el Motorola Moto G5S Plus es un modelo que es bastante atractivo y con detalles curiosos, como la prominente cámara trasera que no hace que el dispositivo baile colocado en un mesa (debido a sus dimensiones).

En la mano no queda mal, pero lo cierto es que en el frontal se ven unos marcos bastante pronunciados que acompañan una pantalla de ratio 16:9, por lo que no es muy estrecho. En este mismo lugar destaca el lector de huellas en la parte inferior que tiene unas dimensiones adecuadas -nada de el pequeño cuadrado de generaciones anteriores de la firma- y que está parcialmente hundido por lo que se detecta con facilidad. Su uso es muy efectivo y rápido, y de ser necesario es posible establecer en los  Ajustes el uso de gestos y opciones que se agradecen.

Botones del Motorola Moto G5S Plus

En los laterales está todo como es habitual, ya que a la derecha están los botones hardware que tienen una altura correcta para acceder a ellos y una solidez destacable. Muy bien acabado el Motorola Moto G5S Plus. En el lado izquierdo está sólo la bandeja para las tarjetas, SIM y microSD, y en el borde superior se mantiene la toma de auriculares, lo que es una buena noticia a nuestro juicio. En la parte baja está el altavoz (que no es especialmente potente y, lo cierto, es que no es el mejor detalle del Motorola Moto G5S Plus) y el puerto de carga de la batería. Este es microUSB, y la vedad es que esperábamos tipo C. Una pena.

Con una pequeña protección frente al agua y polvo, en la parte trasera aparte del sensor comentado, no hay nada que destacar. Bueno, sí: las huellas no se quedan muy marcadas y esto es un respiro para muchos. En lo que tiene que ver con el manejo, hay que decir que nos ha parecido este terminal bastante cómodo, pero su curiosa distribución de pesos -de nuevo entra en juego el sensor principal- en ocasiones da la sensación que pesa más de los 168 gramos que tiene el Motorola Moto G5S Plus. En definitiva, un terminal estéticamente llamativo y que no desentona.

Cámara trasera del Motorola Moto G5S Plus

Pantalla del Motorola Moto G5S Plus

En este apartado encontramos uno de los cambios más importantes que se incluyen en el Motorola Moto G5S Plus, ya que se pasa a una pantalla que tiene unas dimensiones de 5,5 pulgadas, lo que se adapta mucho mejor a lo que generalmente gusta a los usuarios Android. Eso sí, la resolución no varía y se mantiene en Full HD. De esta forma, encontramos en el terminal una densidad de píxeles de 401 ppp con una protección Gorilla Glass 3 que es de agradecer por efectiva como comprobamos al utilizar habitualmente el smartphone.

pantalla del Motorola Moto G5S Plus

El aprovechamiento frontal está por debajo del 72%, por lo que queda claro que los marcos, sin ser los más grandes que hemos visto, sí que se aprecian claramente. En lo que tiene que ver con la experiencia visual, esta es correcta ya que el panel IPS no se comporta mal en general, pero quizá le falta un toque de brillo para comportarse de una forma mucho más adecuada en exteriores y, los colores, están poco saturados -menos de lo esperado-, lo que denota cierto apagado al ver imágenes o vídeos en el Motorola Moto G5S Plus.

La respuesta táctil es muy buena, ya que no detecta problema alguno y, por lo tanto, estamos ante un componente correcto pero que no hace destacar al menos en lo que tiene que ver con la pantalla integrada (que, además, no estaría mal que ofreciera alguna opción más a la hora de calibrarla en los Ajustes… pese al añadio que supondría esto a la experiencia pura de Android). Se puede catalogar al smartphone como cumplidor, eso sí, ya que por ejemplo con los grises se ha comportado especialmente bien.

Rendimiento del Motorola Moto G5S Plus

El hardware principal que se incluye en el dispositivo es tan “resultón” como convincente para que la inmensa mayoría de los usuarios queden satisfechos en las tareas más comunes e, incluso, al jugar con títulos donde los gráficos en tres dimensiones están más que presentes. Esto lo decimos debido a que la experiencia de uso es buena, sin alardes, pero altamente aceptable. Se debe lo indicado a que el procesador es un Snapdragon 625 de Qualcomm, un SoC de ocho núcleos que trabaja a una frecuencia de 2 GHz y que sus “cores” utilizan todos ellos arquitectura Cortex-A53 (la GPU, por cierto, es una solvente Adreno 506). La RAM del modelo que nosotros hemos probado es de 3 GB, que sin ser lo mejor del mercado sí que permite que Android se desarrolle con soltura.

Resultado en basemark del Motorola G5S

El almacenamiento es más rápido de lo esperado, lo que directamente repercute de forma positiva en el rendimiento del Motorola Moto G5S Plus, y cuando se necesita leer datos guardados la verdad es que se aprecia una soltura que es de agradecer. La cantidad de espacio es de 32 GB en el modelo que hemos probado, y que es posible ampliar mediante el uso de tarjetas microSD de hasta 256 gigas.

Estos son los resultados que obtuvimos con el Motorola Moto G5S Plus en las pruebas de rendimiento que habitualmente utilizamos en MovilZona:

En lo que tiene que ver con la conectividad, el Motorola Moto G5S Plus está bastante bien equipado ya que es compatible con 4G (Cat.7), y nos ha sorprendido gratamente tanto la cobertura como la trasmisión de datos que ofrece la conectividad WiFi del dispositivo (que permite utilizar las bandas de 2,4 y 5 GHz). Por el contrario, el adaptador Bluetooth alcanza un poco menos de lo esperado, pero no es un problema grave una vez que esto se entiende.

Imagen trasera del Motorola Moto G5S Plus

La autonomía que depende de forma muy directa de la batería de 3.000 mAh integrada en el Motorola Moto G5S Plus, es adecuada. Así, conseguir más o menos un día y medio de uso es completamente posible… siempre que no se abuse de la pantalla que si bien no resta en exceso debido a que es algo más grande que la integrada en el dispositivo al que sustituye en el mercado, sí que se deja notar un poco esto -el procesador, eso sí, es bastante eficiente-. Con el panel encendido de forma constante, es posible alcanzar las siete u ocho horas de uso con un brillo configurado a 200 nits.

Puerto USB del Motorola Moto G5S Plus

No le falta carga rápida al smartphone, que se ha demostrado bastante competente y que en un poco más de una hora y cuarto se consigue siempre acabar con el proceso de rellenado total. Esto, en parte se consigue con la implementación de la tecnología propietaria denominada TurboCharger -que se combina con la propia del procesador de Qualcomm-. En definitiva, que se cumple sin problemas en este apartado, pero sin alardes especiales y encajando en la gama media de producto el Motorola Moto G5S Plus.

Cámaras Samsung del Motorola Moto G5S Plus

Este terminal es uno de los que están en la gama media de producto que incluyen dos sensores en su cámara principal. Ofrece algunas de las opciones que se le piden a los dispositivos que ofrecen esto, pero por ejemplo no se puede conseguir de una forma efectiva y rápida el zoom 2x. El caso, es que los elementos de este componente son dos de 13 megapíxeles con una apertura focal de F:2.0. Los resultados que se obtienen son bastante convincentes, especialmente nos ha gustado el rango dinámico, y por lo tanto cumple el Motorola Moto G5S Plus.

Motorola Moto G5S Plus dos sensores

Con buena luz las cosas van de maravilla con sus sensores (uno RGB y el otro monocromo) y cuando esta luminosidad no es la mejor posible, hay una bajada de calidad, pero no es especialmente evidente como en otros modelos de su gama. Los colores, por lo tanto, están bien tratados y, además, es posible activar un efectivo y preciso HDR automático, que nos ha gustado bastante como trabaja. No le falta efecto bokeh -desenfoque- que es de agradecer, pero lo cierto es que sus resultados no son especialmente buenos y, debido a las opciones de edición incluidas se tarda bastante más de lo esperado en conseguir la imagen final con el Motorola Moto G5S Plus.

Estos son algunos ejemplos de lo que es posible conseguir con el smartphone Motorola Moto G5S Plus:

Lo cierto es que como se ha visto, no se consiguen malas fotos con el Motorola Moto G5S Plus, ni mucho menos, y este dispositivo es capaz de competir sin problema alguno con todos los modelos de gama media que existen en la actualidad. La aplicación para la gestión de la Cámara es correcta, sin ser la que más opciones permite pero sin que le falte nada especialmente relevante.

El sensor frontal, de 8 Mpx, comparativamente nos ha gustado un poco más que los dos traseros, ya que funciona más rápido y, además, con el también existente HDR automático, la verdad es que los selfies nos han convencido bastante. Esto, en parte, se debe a que dispone de flash propio.

Las grabaciones que se hacen con el Motorola Moto G5S Plus son de una calidad máxima de 4K (a sesenta cuadros por segundo), lo que es un buen detalle. La ausencia de estabilizador óptico se hace notar, y en ocasiones los movimientos son bastante bruscos. Eso sí, el enfoque nos ha convencido mucho ya que con el firmware que hemos probado el dispositivo, lo cierto es que es muy efectivo.

Conclusión

Un teléfono este que ofrece todo lo que se puede buscar en un modelo de gama media y, además, con una experiencia Android casi pura. El rendimiento es solvente, de eso no hay duda, y no le falta un diseño atractivo y una autonomía que no está nada mal en líneas generales. El caso, es que la experiencia global obtenida con el Motorola Moto G5S Plus es bastante satisfactoria.

Tiene detalles que son mejorables en el Motorola Moto G5S Plus, como por ejemplo su pantalla que nos parece poco intensa, y que las fotos con efecto bokeh son muy lentas de obtener al ser procesadas. Además, incluir un puerto microUSB en los tiempos que corren es algo que no lo esperábamos.

Lo mejor

  • Diseño atractivo
  • Buena autonomía
  • Experiencia Android casi pura

Lo peor

  • Puerto de carga microUSB
  • Las fotos con desenfoque se procesan con lentitud

Puntuación análisis Motorola G5S Plus