Análisis del Huawei Mate 20 Pro: prueba a fondo, características y opinión

Valoración: 9,5 de 10

El segundo terminal de gama alta de Huawei ya ha estado en nuestras manos, y en este caso hablamos del Huawei Mate 20 Pro el modelo más potente de los dos que ha anunciado la compañía y que incluye algunas de las novedades más importantes que la firma aporta a su gama de producto en esta generación (hay que recordar que los Mate siempre son modelos que buscan la innovación, y esto se mantiene en esta ocasión como indicaremos).

En lo que tiene que ver con el sistema operativo, hay buenas noticias ya que el Huawei Mate 20 Pro llega con Android Pie, siempre con EMUI por encima. Esto significa que se incluyen todas las novedades que Google tiene en su desarrollo para dispositivos móviles, y no faltan añadidos que son muy interesantes para sacar más partido al terminal (como por ejemplo una aplicación de gestión del rendimiento o la inclusión de apartados de seguridad). El caso, es que este modelo está completamente actualizado y esto se nota en apartados como el rendimiento o la interfaz, donde las pantallas PiP son una opción para muchos desarrollos (como por ejemplo Google Maps). Por cierto, hemos detectado que el consumo de recursos se ha reducido, así como los tiempos de respuesta al ejecutar acciones donde trabajos como el propio de la Cámara se ejecutan con gran velocidad.

Imagen trasera del Huawei Mate 20 Pro

A continuación, dejamos todo lo que hemos revisado de este smartphone, un modelo que tiene un precio de 1.049 euros y del que os contamos tanto las opiniones que nos ha dejado como los resultados que hemos obtenido en las pruebas de rendimiento (aquí puedes acceder a la ficha del Huawei Mate 20 Pro).

DiseñoPantallaHardwareAutonomíaCámarasConclusión

Diseño

En el Huawei Mate 20 Pro hay una mejora evidente respecto a la generación anterior. La combinación que se utiliza en metal y cristal -en alguna variante, dependiendo del color, existe un acabado tipo nano-coating que es llamativo y evita que las huellas se quedan muy marcadas). El caso, es que el aspecto es muy atractivo, con bordes muy curvados que favorecen el agarre y donde se ha realizado un excelente trabajo a la hora de reducir las dimensiones que ofrece el terminal (que son de 157,8 x 72,3 x 8,6 mm).

Con un tacto agradable y muy manejable, excelente la ergonomía conseguida por la firma, hay que destacar que todos los elementos integrados están muy accesibles pese a las grandes dimensiones de la pantalla, y no hay posiciones raras. Un ejemplo son los botones hardware en el lateral, que se ubican perfectamente en la parte derecha -interesante y útil que el propio de encendido sea de color rojo, lo que aporta personalidad-. La parte izquierda del terminal está completamente limpia, ya que la bandeja para las tarjetas está en la zona inferior, donde se acompaña sólo del puerto USB tipo C del que hablaremos más adelante ya que esconde una sorpresa. En la superior, se encuentran el micrófono de reducción de ruido y un útil emisor de infrarrojos que no se ve mucho en el mercado y que creemos que es un acierto. Como era de esperar, nada de toma de auriculares en el Huawei Mate 20 Pro.

El frontal está muy bien aprovechado, con unos marcos muy reducidos se mire donde se mire, y con un aspecto muy atractivo por el acabado curvado del panel pero sin caer en ser muy exagerado. Estamos ante un Todo pantalla, lo que encaja con lo que es el mercado en la actualidad, y en la parte superior existe un notch que no es especialmente grande si se compara con el del Pixel 3 XL -más largo que ancho-, por poner un ejemplo, pero donde existe todo lo necesario para permitir reconocimiento facial 3D (Cámara + Dot Projector + TOF), por lo que iguala a terminales como por ejemplo los iPhone de Apple. En las pruebas que hemos realizado, el funcionamiento es espectacular incluso en situaciones donde la luz es prácticamente inexistente o con cambios de aspecto importantes como puede ser dejarse barba. La rapidez y fiabilidad son muy elevadas, por lo que se ha realizado un buen trabajo en el Huawei Mate 20 Pro -también hay que destacar que el proceso de alta de una cara se realiza sin confusiones pero es quizá algo largo, pero esto no es nada preocupante-. Este es claramente el camino a seguir para esta funcionalidad, que parece que ha llegado para quedarse en los teléfonos móviles.

Lateral del Huawei Mate 20 Pro

El la parte trasera destacan dos detalles. El primero es la forma que tienen las cámaras integradas, y que sus tres sensores junto con el flash forman un cuadrado que es atractivo y que no sobresale en exceso del terminal. Así, no baila en una superficie y cumple con su función de una forma realmente eficiente. No molesta en el agarre pese a sus dimensiones y, lo cierto, es que está perfectamente ubicado en el centro este elemento. El segundo detalle que llama la atención es que aquí no hay lector de huellas… y esto no quiere decir que no esté disponible en el Huawei Mate 20 Pro, pero su ausencia en este lugar mejora el atractivo en general.

En lo que tiene que ver con el lector de huellas está integrado en el panel, en la zona inferior de esta y es posible darle uso con el terminal bloqueado. Se utiliza para el reconocimiento un sistema de algoritmos y elementos capacitivos, y la respuesta muy buena ya que no hay un ratio de fallos elevado y la velocidad de ejecución es altísima. Este sistema de seguridad añade opciones para proteger elementos adicionales a los propias que son ya habituales y, lo cierto, es que el funcionamiento es óptimo (y combina bien con el PIN de seis dígitos). El caso es que esto hace del Huawei Mate 20 Pro un modelo diferencial e innovador, y llega con la intención de universalizar el uso del lector en la pantalla. Si te preguntas si el que esté limitado el lugar de presión que se muestra en la pantalla para que no se falle, esto no es así. La verdad es que darle uso es cómodo, sencillo y efectivo. Un buen trabajo.

Colores del Huawei Mate 20 Pro

En resumidas cuentas, el diseño del Huawei Mate 20 Pro es muy atractivo, con unas dimensiones sorprendentemente pequeñas para su pantalla y con una ergonomía excelente. Como hemos comentado llega con opciones diferenciadas y únicas, por lo que llama la atención… en especial al ver la marca de la huellas en la pantalla para darle uso. Sin duda alguna, este es uno de los mejores modelos en este apartado que hay en el mercado en la actualidad.

Pantalla

Este componente es tipo OLED, lo que supone un salto cualitativo en la calidad de imagen que aprovecha a la perfección la firma para ofrecer un panel de 6,39 pulgadas que se ve realmente bien en todo tipo de situaciones. La resolución es de 3.120 x 1.440, por lo que hablamos de QHD+ (siendo el ratio de 19.5:9, lo que hace que el agarre se vea favorecido al ser bastante estrecho el Huawei Mate 20 Pro). La definición es muy buena, con una densidad de píxeles que supera los 500 ppp, por lo que leer textos es algo que no supone un problema, así como ver películas o fotografías.

Al utilizar el Huawei Mate 20 Pro hemos descubierto un componente resistente, lo que se agradece a la hora de llevarlo en el bolsillo (algo que es completamente posible sin sufrir nada). Con una respuesta bastante correcta debido a una buena latencia al reconocer las pulsaciones, los colores que se representan están bien balanceados sin tendencias raras hacia los fríos o los cálidos -por software como es habitual en EMUI es posible ajustar la experiencia visual para adaptarla a lo que se busca, incluido el ocultar el notch-. Si te lo preguntas, nada de sobresaturación al dar uso a un panel OLED y, eso sí, quizá esperábamos un negro algo más profundo, pero realmente es bueno el que ofrece el terminal.

El brillo es potente y supera los 450 nits sin el más mínimo problema si la situación lo requiere, esto permite que en exteriores se vea bien el Huawei Mate 20 Pro y, en lo que tiene que ver con el ajuste automático, este se ejecuta con solvencia y es rápido (aunque en alguna ocasión en zonas muy oscuras tardó en detectar la luminosidad algo más de lo deseable). Excelente los ángulos de visión del Huawei Mate 20 Pro, donde los grises no tienden al verde, y la respuesta táctil es perfecta.

Imagen frontal del Huawei Mate 20 Pro

Un componente que es de gran calidad, con unas imágenes que se muestran con una gran resolución y que el ofrecer marcos reducidos y esquinas redondeadas -y acabado curvado- hace que se vea atractivo el panel del Huawei Mate 20 Pro. No genera mucho calor, algo que ocurre en otros modelos con OLED, y aunque ya hablamos de ello no es un elemento que abuse del consumo y esto es positivo. La experiencia visual es muy buena y no hay problema para aprovechar todo tipo de contenidos, un ejemplo son los HDR -como los disponibles en Netflix-. Una gran pantalla la integrada en este smartphone.

Análisis en vídeo del Huawei Mate 20 Pro

Hardware

Este es el primer modelo de la compañía China que utiliza el procesador Kirin 980, un componente que es de los más avanzados que existen en la actualidad ya que hablamos de un SoC de ocho núcleos que trabaja a una frecuencia máxima de 2,6 GHz y que utiliza una tecnología de fabricación de 7 nanómetros (lo que reduce el consumo y la temperatura que alcanza). En su interior hay una GPU Mali-G76, que asegura una buena capacidad tanto con aplicaciones de productividad como con los juegos (un ejemplo es que la última versión de Asphalt va como un verdadero tiro). Muy importante indicar que este componente incluye Dual NPU, por lo que su desempeño con la Inteligencia Artificial es fantástico y es algo que hemos comprobado en el uso del Huawei Mate 20 Pro que hemos realizado.

La experiencia de uso es realmente buena, con un desempeño espectacular en multitarea y una sensación siempre presente de estar más que sobrado para ejecutar todo tipo de trabajos (genial la fluidez al editar imágenes, por poner un ejemplo). Esto, en una gran medida, también se debe a la RAM de 6 GB que se incluye en el Huawei Mate 20 Pro tipo LPDDR4X, y que en nuestras pruebas ha mostrado un comportamiento excelente en lectura y escritura. El almacenamiento es de 128 gigas, que es ampliable con el uso de tarjetas… tipo nanoSD (NM Card), siendo esto una de las novedades e innovaciones del terminal.

Bandeja tarjetas Huawei Mate 20 Pro

Estos accesorios son más pequeños que las microSD y ofrecen una transferencia de datos mayor, por lo que darles uso para almacenar aplicaciones tiene mucho más sentido (o guardar películas a altas resoluciones). El caso es que al probar estos elementos en los que hemos tenido acceso a modelos de 64 y 128 GB, los resultados en las pruebas se acercan mucho a los esperados 90 MB/s (incluso hay picos que permiten esto) y siempre con bajas tasas de consumo. Lo cierto es que son de muy buena calidad y rendimiento, pero habrá que ver su disponibilidad y, también, los precios. Una buena idea, y también significa una apuesta inesperada, pero habrá que ver cómo es la implementación y aceptación por parte de los usuarios.

A continuación dejamos los resultados que hemos conseguido con el Huawei Mate 20 Pro en las pruebas de rendimiento que habitualmente utilizamos en MovilZona, donde ya anunciamos que los resultados son excelentes incluso a máxima exigencia al utilizar gráficos muy complejos:

La conectividad está perfectamente resuelta y, por ello, el acceso a redes móviles ha sido bastante rápido en diferentes situaciones aprovechando siempre el acceso a 4G, (con un módem Cat.21). Con WiFi pasa algo parecido, ya que el comportamiento es muy bueno y, aquí, nos ha encantado la potencia que permite llegando donde otros lo hacen con la máxima cobertura -y siempre hablamos de la gama alta, ya que sale ganando al compararse con terminales con Snapdragon 845-. Bien con Bluetooth 5.0 y NFC, donde no hemos encontrado problema alguno al utilizarlo. Por lo tanto, todo va como debe.

Huawei Mate 20 Pro comparado Huawei Mate 20

Lo cierto es que la potencia que demuestra el Huawei Mate 20 Pro está fuera de toda duda y se sitúa entre los tres mejores que actualmente hay en el mercado sin ningún género de duda, algo en lo que ayuda que utilice Android Pie. El procesador muestra una evolución muy potente, con un salto cualitativo importante que le hacen tener capacidad para que todo vaya con una soltura excelente (y, además, con unas expectativas de futuro fantásticas). El desempeño en la IA, ya sea con la fotografía o el aprendizaje, nos ha convencido y se nota la mayor capacidad -lo que permite a la firma mantenerse como líder en este segmento del mercado-.

Autonomía

Estamos ante, muy posiblemente, el mejor terminal de gama alta en este apartado de todos los que existen en el mercado. Ofrece todo lo necesario y, además, con un excelente comportamiento. La batería, por ejemplo, tiene una amperaje de 4.200 mAh, lo que ya es indicativo de una autonomía realmente buena. En las pruebas que hemos realizado llegar a dos días de uso es completamente posible e, incluso, se pueden superar. Esto se debe a una gran combinación de hardware (el procesador y la pantalla trabajan de forma encomiable) y el sistema operativo también es positivo. Si hablamos de utilizar el Huawei Mate 20 Pro con la pantalla siempre encendida, los resultados son igual de destacables ya que por norma se superan las nueve o diez horas. Fantástio lo que ofrece este terminal.

No le falta recarga rápida al Huawei Mate 20 Pro, siendo esta tipo SuperCharge 2.0 por lo que incluye un adaptador compatible y, lo que se consigue con él, es excelente. Así, por ejemplo, en condiciones habituales de uso conseguimos en treinta minutos rellenar siempre más del 68% de la batería, una marca que no hemos visto hasta la fecha en ningún dispositivo del mercado. Una gran ayuda y, encima, sin aumentar de forma destacable la temperatura.

Carga inalámbrica Huawei Mate 20 Pro

Otras opciones que son destacables en el terminal del que hablamos en lo que tiene que ver con la autonomía, son la inclusión de recarga inalámbrica (compatible con Qi). Esta es rápida ya que permite trabajar con 15 W, y cada diez minutos se consiguen marcas que rondan el 8% o 10 % de rellenado. Aparte, en el Huawei Mate 20 Pro se incluye una funcionalidad denominada Wireless Reverse Charging, que permite recargar a dispositivos compatibles con carga inalámbrica con sólo acercar el dispositivo del que hablamos. En nuestras pruebas, la efectividad es buena y su compatibilidad -sin ser perfecta- sí que es muy amplia. En cualquiera de los casos mencionados, el control de temperatura es excelente.

Cámaras

Este terminal sigue el camino emprendido con el P20 Pro, ya que se integran tres sensores en su cámara principal (con una colocación diferente, pero sin que falte la colaboración de Leica que permite que se consigan mejores fotos debido a la óptica integrada). Se hereda todo lo bueno del teléfono de gama alta que ya ofrece Huawei en el mercado, y esto es decir mucho ya que hablamos de, posiblemente, uno de los dos mejores que hay en el mercado actual. Si hay algo seguro es que mantiene el listón muy alto. Por cierto, que a este smartphone no le falta estabilización óptica; ayuda láser en el enfoque; y, también, PDAF.

Cámara del Huawei Mate 20 Pro

Los tres elementos que se incluyen en el Huawei Mate 20 Pro son los que enumeramos a continuación:

  • Principal de 40 megapíxeles con focal F:1.8
  • Sensor Ultra Wide Angle de 20 Mpx con apertura F:2.2
  • Elemento destinado a telefoto de ocho megapíxeles con F:2.4

Queda claro que la compañía abandona el senor destinado a las imágenes monocromo, pero se gana en angular al realizar las tomas. Por otro lado, se integra tecnología Master IA 2.0 que optimiza el funcionamiento de la Inteligencia Artificial a la hora de reconocer escenas y, gracias al doble NPU del procesador, el funcionamiento es excelente -y rápido-. Aparte, poder aplicar efecto bokeh y filtros entre los que no falta B/N, se incluye un opción para seguir objetos en movimiento y realizar su seguimiento, algo en lo que tiene que ver la IA del Huawei Mate 20 Pro.

Los resultados en la fotografía tradicional son excelentes, con una definición muy alta y sin apenas ruido en todo tipo de situaciones. El rango dinámico es excelente, lo mismo que ocurre con el balance de blancos. Así, hablamos de un terminal que ofrece una gran calidad en sus tomas y que está al nivel del P20 Pro con ciertos detalles de mejora (un ejemplo es que no se saturan tanto las fotos en las que se emplea la Inteligencia Artificial). El caso, es que hablamos de un gran dispositivo en este apartado y que permite un macro impresionante a una distancia de 2,5 centímetros -incluso es capaz de enfocar la línea hecha con un bolígrafo, como hemos comprobado-.

Algunos ejemplos de lo que es posible conseguir con el Huawei Mate 20 Pro son los que dejamos a continuación, a destacar que a la hora de hacer zoom óptico de hasta 3X, la pérdida de definición o del realismo de los colores es inapreciable (con el híbrido a 5x se consigue una buena calidad, aunque hay un lógico y esperado bajón).

En lo que tiene que ver con el desenfoque, hay cierto avance en el Huawei Mate 20 Pro, pero todavía no está al nivel de algunos modelos del mercado. Quedan bien las fotos, pero se puede mejorar un poco más (eso sí, se corrige también el efecto belleza desmesurado en algunas situaciones). La fotografía con poca luz -o Modo Noche– es sencilla de explicar: se obtienen unos resultados excelentes y, aquí, se mantienen como lo mejor que se puede encontrar, con una adquisición de luz impresionante sin cometer aberraciones.

La aplicación mantiene una buen nivel, ya que el uso de gestos está incluido y se ofrecen opciones como Modo retrato; un apartado Noche donde se da lo mejor del Huawei Mate 20 Pro; opciones como el uso de realidad Aumentada (AR) y más opciones que son llamativas -un ejemplo son el encaje de documentos, panorámica 3D que cuesta encontrar el modo de uso en un principio y HDR. Esto último sorprende que se mantenga en el apartado Más y que no esté en la interfaz básica del desarrollo.

En las grabaciones, que ofrecen calidad y gran estabilización incluso a 4K, hay que destacar que todo funciona como debe y que el enfoque es rápido. Además, hay opción de utilizar filtros en tiempo real como por ejemplo bokeh o el seguir un color en concreto y dejar el resto de los existentes en blanco y negro. Muy llamativo esto último y realmente impresiona la IA al conseguir esto en vivo.

Sensores del Huawei Mate 20 Pro

Sin duda alguna, el Huawei Mate 20 Pro es de lo mejor que hay actualmente ya que sigue y mantiene los pasos emprendidos en el P20 Pro. Gran definición, calidad por todos los lados y una aplicación que es muy útil y completa. No se puede pedir mucho más para estar satisfecho de lo que se consigue al hacer fotos con este terminal.

Detalles adicionales

Uno de los más interesantes es el que tiene que ver con el sonido. El ofrecido por el Huawei Mate 20 Pro es estéreo y, una de las curiosidades, es que uno de los altavoces integrados esta en el puerto USB tipo C.  La calidad de lo que se escucha es buena, incluso superior a lo que sospechábamos, pero los bajos no son especialmente rotundos. Eso sí, una excelente opción ya que mientras se carga el smartphone es posible seguir escuchando música, y con una notable calidad. No habíamos visto esto nunca, y nos parece una solución imaginativa y positiva.

Panel integrado en el Huawei Mate 20 Pro

No le falta un asistente tipo Lens al Huawei Mate 20 Pro, denominado HiVisión. Con esta herramienta es posible desde reconocer comida, traducir textos en línea y, como no, dar uso a todo lo que tiene que ver con la Inteligencia Artificial aplicada. Su funcionamiento es muy rápido y se nota la existencia de los dos chips NPU en el Kirin 980. La fiabilidad es alta y el acceso a esta función se realiza desde diferentes lugares, como por ejemplo la aplicación Cámara. La tasa de acierto es alta, incluso al acceder a la información de lugares que se han reconocido. El caso, es que esto posiciona al terminal al nivel de otros equipos de gama alta.

Finalmente, hay que mencionar que se mantiene la posibilidad de conectar al dispositivo a un monitor o televisor para darle uso con una interfaz similar a la que se ofrece en los ordenadores (con ventanas, por poner un ejemplo). Pero la nueva generación de la que hablamos posibilita dar uso a esta funcionalidad de forma inalámbrica mediante Miracast (se mantiene el uso de cable si se desea). Por lo tanto, se hace más sencillo el proceso y no se pierde mucho por la latencia ofrecida. No hay problema al combinar esto con el uso de accesorios Bluetooth.

Conclusión

Un excelente terminal el Huawei Mate 20 Pro. Llega con una gran cantidad de avances y mejoras, como por ejemplo su procesador Kirin 980 que ofrece un gran rendimiento y que ha evolucionado de forma importante en el consumo. Además, la pantalla del terminal es de una muy buena calidad y ofrece posibilidades muy poco vistas y que no son precisamente de cara a la galería. Ejemplos son el integrar el lector de huellas en la pantalla y el reconocimiento facial 3D. Es decir, innovación por todos los lados… incluido en el sonido al integrar un altavoz en el puerto USB tipo C.

Imagen trasera del Huawei Mate 20 Pro

No tiene grandes problemas este modelo, más allá de cuestiones como un diseño que es un imán para las huellas o que EMUI sigue siendo un desarrollo que modifica más de lo debido al sistema operativo Android en nuestra opinión. El caso, es que el Huawei Mate 20 Pro, que llega con una autonomía espectacular y que dispone de Android Pie nada más sacarlo de la caja, es un modelo bien pensado y ejecutado. Y, esto, pone las cosas muy complicadas a la competencia.

Lo mejor

  • Diseño de calidad y excelente rendimiento
  • Excelente autonomía
  • Fotografía con grandes resultados
  • Gran innovación: lector de huellas en pantalla, altavoz integrado en el USB tipo C; recarga inalámbrica de otros terminales, etc.

Lo peor

  • EMUI sigue siendo un software recargado

Puntuación del Huawei Mate 20 Pro