bq Aquaris V

Análisis del bq Aquaris V

Valoración: 7 de 10

Sello Movilzona 7Un nuevo modelo de gama media de la compañía BQ hemos podido analizar en MovilZona. Este dispositivo llega sin dar el paso de mirar de cerca terminales que se denominan Premium dentro de su segmento del mercado, donde el fabricante tiene ya opciones que hemos analizado y que nos han gustado bastante. Esto es lo que nos ha parecido el BQ Aquaris V.

El objetivo de este smartphones es el de ser una respuesta completa para los que buscan hacerse con un dispositivo que no supera los 200 euros, y para ello se ha configurado un terminal que si destaca por algo es por ser equilibrado. Eso sí, con detalles destacables en algunos apartados y con cosas que pueden ser mejorables pero que, en general, son entendibles por el coste que tiene el BQ Aquaris V.

Lateral del teléfono BQ Aquaris V

Sin más pasamos a comentar lo que nos ha parecido este dispositivo al que le hemos sometido a un uso habitual en el día a día y, como no, también el rendimiento hemos comprobado si es el que se supone a un modelo con un hardware que no desentona y que puedes conocer de forma detallada en la ficha del BQ Aquaris V.

Aspecto del BQ Aquaris V

Siendo un modelo manejable, su grosor es de 8,4 milímetros y el peso se queda en 165 gramos, este smartphone se puede utilizar con una mano con bastante facilidad. No se escurre apenas nada y, además, el agarre es cómodo ya que existe cierta curvatura que favorece a esto (lo que se potencia con unos marcos bien tratados y que no son lineales).

Los marcos frontales no son los mejor aprovechados del mercado, lo que se debe especialmente al superior y al inferior, quedándose en un 69% que es cumplidor. Llama la atención de un LED en la parte delantera que se puede desactivar, que permite al darle uso, conocer si se tiene un mensaje sin leer o si la batería está cerca de vaciarse. Lo que sí nos parece un acierto es el uso del metal como material de fabricación -existen remates de policarbonato para dejar salida a las antenas, pero son algo más grandes de lo habitual-, ya que permite que tenga un aspecto más llamativo (nada de cristal, eso sí, en la parte trasera).

Puerto USB BQ Aquaris V

La colocación de los botones laterales es buena, con un lugar muy accesible y con una resistencia a la presión que nos ha gustado. Eso sí, tienen cierta holgura y esto se hace notar al darles uso. En la parte superior está la toma de auriculares, lo que es un buen detalle, y en la baja hay un altavoz que tiene un sonido firme pero que no es muy potente, y el puerto microUSB de recarga. Lástima que no se dé el salto a tipo C, hubiera sido excelente esto.

Lector de huellas del BQ Aquaris V

En la parte trasera lo que destaca especialmente es la inclusión de un lector de huellas que es realmente efectivo y que funciona sin problema alguno. Su ubicación es muy buena, con un acceso muy orgánico y la respuesta es excelente. Quizá se note algo de retraso en la respuesta del accesorio, pero es más debido al trabajo del procesador que al elemento propiamente dicho (ya que, en la mayoría de los casos todo es muy fluido). Aquí, hay que destacar que el BQ Aquaris V no incluye protección oleofóbica, por lo que las huellas se quedan marcadas –sin ser el peor que hemos visto en este apartado, donde los modelos con cristal se llevan la máxima puntuación-. La cámara, en la zona central, sobresale un poco… pero no hace que el terminal tenga joroba o baile al dejarlo encima de una mesa.

Esquina del teléfono BQ Aquaris V

Pantalla integrada en el BQ Aquaris V

La elección de un panel de 5,2 pulgadas tiene todo el sentido del mundo, ya que con él se consigue mantener unas dimensiones que son manejables para todo tipo de usuarios pero, además, se da un salto interesante al ofrecer algo más de diagonal a los que se decantan por un BQ Aquaris V. La resolución, por cierto, del panel LCD IPS es 720p, algo escasa en los tiempos que corren, las cosas como son, y que dejan una densidad de píxeles de 283 ppp, lo que no es lo más llamativo que ofrece el terminal.

Eso sí, hay que destacar que el BQ Aquaris V ofrece protección en la pantalla, tipo Dinorex, lo que es un punto positivo ya que evita algunos problemas de roturas y ralladuras. Eso sí, lo ajustado del precio que tiene este modelo hace que tecnologías utilizadas por la compañía española, como Quantum Color, no estén presentes en el panel y, esto, hace que con algunas tonalidades se tengan algunas dificultadas (especialmente con los negros).

pantalla del BQ Aquaris V

La experiencia visual con él smartphone es buena en líneas generales, y para un usuario medio no habrá un efecto negativo al ver películas o jugar. Eso sí, en algunos momentos al hacer zoom los contornos no están todo lo definidos que esperábamos y algo más de brillo no estaría de más (se queda en 520 nits, y esto se hace notar), en especial para no sufrir en exteriores. Pero, eso sí, el realismo de los colores es correcto, por lo que lo que se puede decir que el BQ Aquaris V obtiene un bien en este apartado.

En la respuesta táctil no hemos encontrado problema alguno, como en el acabado del panel donde existe 2.5D, por lo que se tiene una buena sensación al revisar su continuidad respecto a la carcasa. En definitiva, que el dispositivo cumple, pero con algunos aspectos que son mejorables -pero entendibles por el precio del BQ Aquaris V-.

Hardware del BQ Aquaris V

Este modelo incluye un hardware competente, de eso no hay duda, pero como es lógico no está pensado para batir récords en las diferentes pruebas de rendimiento, pero sí para dar una respuesta adecuada en la mayoría de las situaciones. El caso, es que el procesador que se integra en el BQ Aquaris V es un Snapdragon 435 de ocho núcleos que trabajan a una frecuencia máxima de 1,4 GHz (Cortex-A53) y que dispone de una GPU Adreno 505 a 450 MHz.

Resultado en Basemark del BQ Aquaris V

En lo que tiene que ver con la memoria integrada, la elegida por la firma es de 2 o 3 GB de RAM con 16 o 32 gigas de almacenamiento (ampliable, pero que no permite utilizar esta posibilidad como si fuera espacio interno). Una combinación que no es nueva y que ha demostrado ser correcta en la gama media en cualquiera de los dos casos. En nuestro caso, hemos analizado la segunda variante, por lo que hemos disfrutado de la máxima potencia que puede ofrecer el terminal.

Los resultados que hemos obtenido en las pruebas de rendimiento sintéticas, hay que decir que cumplen perfectamente con lo que se puede esperar del BQ Aquaris V, por lo que no desentona frente a la competencia, pero es evidente que no estamos ante un gama alta:

La experiencia de uso, que es un apartado muy importante, ha sido correcta (en lo que mucho tiene que ver que el sistema operativo Android Nougat no tiene apenas modificaciones, por lo que se exprime el hardware lo máximo posible). Con aplicaciones habituales, como al navegar por Internet, lo conseguido está, muy bien. Lo mismo ocurre con otros desarrollos como, por ejemplo, clientes de mensajería o reproductores multimedia -incluso en condiciones de multitarea-. Al llegar los juegos, con títulos como Clash Royal, todo va como la seda, pero si se da uso a alguno exigente con gráficos en tres dimensiones (como puede ser Dead Effect 2), la capacidad del BQ Aquaris V baja bastante, algo que se debe tener en cuenta.

Con una buena cantidad de opciones de conectividad, como por ejemplo acceso a redes LTE (Cat.7), un buen detalle es que el BQ Aquaris V incluye tanto chip NFC para hacer pagos móviles, como radio FM. Por lo tanto, y sin que falten las opciones habituales como WiFi o Bluetooth también es parte del smartphone, hay que catalogarlo como muy completo.

La autonomía es una de las cosas que más nos han gustado del BQ Aquaris V. Su hardware contenido es un sinónimo de mucho tiempo de uso continuado sin tener que recargar. Y, a esto, se le suma que la batería tiene una más que aceptable capacidad: 3.100 mAh. El día de uso se consigue sin problemas, y añadir medio más no es precisamente algo extraño.

Con la pantalla encendida de forma constante, superar las seis horas no es un problema, y hay que destacar que el BQ Aquaris V dispone de recarga rápida, un excelente detalle ya que esta es una de las opciones que es vital en el día a día. En nuestras pruebas de 0 a 100%, conseguimos rellenar la batería con una media de 1 hora y 42 minutos. Bastante bien.

Cámaras del BQ Aquaris V

No hay que esperar milagros en el BQ Aquaris V, por lo que debido a lo que se paga por el terminal, en líneas generales hay que decir que el dispositivo cumple con lo que se espera de él. Evidentemente, su trabajo es mucho mejor en exteriores con buena luz que con interiores donde la luminosidad no es buena -o al realizar fotografías nocturnas-. Nada que sorprenda, evidentemente, pero las cosas son así.

Cámara del BQ Aquaris V

El sensor de la cámara trasera y principal es un elemento Sony IMX386, un viejo conocido en el mercado de los terminales Android que tiene una resolución de 12 megapíxeles con una apertura de F:2.0. Es decir, un elemento que no está mal, pero nada de pedir peras al olmo. Algunos detalles interesantes de este componente es que incluye PDAF y los píxeles son de 1,25 micrómetros.

Los resultados con buena luz son bastante decentes, incluso algo mejor de lo esperado, con una definición que no defrauda y un rango dinámico que no está del todo mal –por cierto, el Modo HDR hace bastante bien su trabajo-. Además, apenas detectamos un ruido muy evidente y los colores no se representan muy distorsionados. Cuando la luz no es la adecuada, las cosas cambian, y el BQ Aquaris V sufre bastante, y aquí el balance de blancos se demuestra mejorable y, claro, la ausencia de estabilizador óptico se hace notar. En definitiva, que tiende a sobreexponer.

Estos son algunos ejemplos de lo que es posible conseguir a la hora de hacer fotos con el BQ Aquaris V:

La aplicación es bastante correcta y ofrece una cantidad de opciones que nos han parecido más que suficientes. Sencilla de manejar ya que reconoce gestos, lo cierto es que está bien: Eso sí, es algo lenta en su trabajo, lo que se debe especialmente a un postprocesado que no es el más veloz. Pero, no hay duda, que destaca por encima de su competencia. Un buen detalle este donde la cantidad de Modos ofrecido nos ha gustado, y mucho. No le falta ni el modo manual y la opción de realizar tomas en formato RAW.

El sensor frontal del BQ Aquaris V, por su parte es un modelo de 8 megapíxeles Samsung S5K4H8. Con algunas limitaciones en el balance de blancos, de nuevo, sí que nos ha convencido su rapidez y el buen angular que permite. Bien en la decisión, lo cierto es que compite con cualquiera aquí, dentro de su segmento, claro.

Cámara frontal BQ Aquaris V

En lo que tiene que ver con la grabación de vídeo, se mantiene de forma digna el BQ Aquaris V, ya que es posible realizar trabajos a 1080p con ambas cámaras –si buscas cámara lenta, existe la posibilidad, pero hay que bajar a 480p para conseguir los 120 FPS, lo que no es precisamente lo mejor que hemos visto.

Las grabaciones son correctas en muchos casos, pero no siempre. El caso, es que las imágenes obtenidas no están del todo mal para no tener estabilizador óptico. Un ejemplo de las grabaciones lo dejamos a continuación, donde se comprueba que para salir del paso no está mal lo que se consigue, pero sin ir más allá:

Conclusión

Un dispositivo atractivo y con buenas opciones este BQ Aquaris V, como por ejemplo el disponer de una recarga rápida que se combina de forma excelente con su buena autonomía. Aparte, ofrece opciones adicionales que le hacen destacar en la gama media, como el lector de huellas o el chip NFC. Completo, no hay duda.

Evidentemente no todo puede ser perfecto, como por ejemplo que no dispone de conexión USB tipo C o que con los juegos sufre algo más de lo esperado. Pero, lo cierto es que no está mal este modelo por el precio que tiene, aunque bien es cierto que, en la siguiente generación, tal vez, elegir una pantalla Full HD sea todo un cierto, cómo es que el sistema operativo que utiliza no tenga casi modificaciones.

Lo mejor

  • Amplia autonomía
  • Sistema operativo sin modificaciones
  • Incluye carga rápida

Lo peor

  • Puerto de carga microUSB
  • Rendimiento ajustado con juegos en tres dimensiones

Puntuación del BQ Aquaris V


Opiniones



Los campos con * son obligatorios.