Alcatel Idol 5

Análisis del Alcatel Idol 5

Valoración: 6,5 de 10

Sello de puntuación 6En el transcurso de la feria IFA se anunciaron algunos modelos de la marca Alcatel. Ya hemos podido analizar uno de ellos, que encaja perfectamente en la gama media de producto y que tiene por nombre Alcatel Idol 5. Contamos los resultados que hemos obtenido al darle uso de forma continuada y, como no, las opiniones que nos ha dejado.

Este es un modelo que llega con sistema operativo Android, concretamente la versión Nougat, y al contrario que en otras ocasiones con dispositivos de la firma, no existe mucho software adicional (bloatware), lo que es de agradecer. Además, salvo algunas excepciones como por ejemplo la aplicación de la cámara o el poder clonar algunas aplicaciones, no se ha implementado una gran personalización, aunque sí que cambian los iconos del sistema operativo. El caso, es que lo comentado en un principio la interfaz denominada Joy permite que se saque el máximo partido al hardware del Alcatel Idol 5 y que se tenga una experiencia casi pura al dar uso al smartphone.

Imagen posterior del Alcatel Idol 5

Os contamos las sensaciones que nos ha dejado el uso de este Alcatel Idol 5, siempre teniendo en cuenta que estamos ante un modelo de gama media, y si ofrece lo necesario para ser una respuesta sólida en el mercado.

Hardware del Alcatel Idol 5

Evidentemente no se puede esperar unos componentes de gran potencia en este smartphone, ya que ni su precio así lo permite ni es el objetivo que el fabricante tiene a la hora de colocarlo en el mercado. El caso, es que en el interior del Alcatel Idol 5 existe un procesador MediaTek MT6753 de ocho núcleos que trabajan a una frecuencia máxima de 1,3 GHz y que es compatible con arquitectura Cortex-A53. En su interior hay una GPU Mali-T720 MP3 que, ciertamente, es el elemento menos adecuado de los indicados y deja claro que en algunos momentos con los juegos más exigentes el terminal sufre un poco como hemos detectado en nuestras pruebas, pero esto no impide dar uso al dispositivo en un entorno lúdico sin muchos problemas.

Resultado en Basemark del Alcatel Idol 5

En lo que tiene que ver con la memoria, aquí sí que nos ha convencido bastante lo que ofrece el Alcatel Idol 5, ya que los 3 GB de RAM (tipo LPDDR3) son más que suficientes para que el sistema operativo y diferentes aplicaciones se ejecuten con solvencia y en condiciones de multitarea. Aparte, el almacenamiento es de 16 GB, que sin ser una barbaridad cumple con el expediente y, además, es posible ampliar esta opción con el uso de tarjetas microSD. Al utilizar el Alcatel Idol 5, comprobamos que la velocidad con la que se leen y escriben los datos es mayor de la esperada, lo que incide positivamente en la experiencia de uso, que ya os decimos que es bastante buena y que para el usuario medio es más que suficiente en el día a día.

Os dejamos a continuación los resultados en las pruebas realizadas con el Alcatel Idol 5 y que son las habituales en MovilZona:

En lo que tiene que ver con la conectividad, al utilizar el terminal con redes WiFi comprobamos que el funcionamiento es correcto, sin llegar a destacable. Todo lo contrario, ocurre con el Bluetooth, donde el emparejamiento es muy sencillo y efectivo, incluso con coches, y la transferencia cumpliendo con las distancias, bastante correcta sin problemas de cobertura y de dar uso a las antenas LTE. Aquí hay que comentar un par de “peros” que hemos detectado en el Alcatel Idol 5. El primero es que no dispone de NFC, lo que es algo decepcionante, lo mismo que ocurre al utilizar conexión microUSB, que no es precisamente la interfaz más actual.

Resultado autonomía del Alcatel Idol 5

En lo que tiene que ver con la autonomía, hay que indicar en primer lugar que la batería que se incluye en el Alcatel Idol 5 es de 2.800 mAh, quizá algo escasa pese a que ni la pantalla ni el resto del hardware son especialmente “tragones”. Es cierto que es posible llegar al final del día si no se abusa mucho del uso del terminal, pero en caso contrario las cosas cambian un poco -en especial si se producen muchos cambios de brillo, al menos esto es lo que hemos detectado-. En definitiva, se cumple aquí, cierto, pero no se destaca especialmente en ningún apartado específico, como por ejemplo la recarga.

Pantalla del Alcatel Idol 5

Este apartado es bastante curioso, en nuestra opinión, por diversas razones como vamos a comentar. Lo primero es conocer que en el Alcatel Idol 5 se incluye un panel IPS que tiene unas dimensiones de 5,2 pulgadas y que su resolución asciende a Full HD. Esto permite que la densidad de píxeles supere los 400 ppp, lo que asegura una buena definición, y hemos comprobado que esto se cumple fielmente.

Pantalla del Alcatel Idol 5

Al comprobar la calidad de la pantalla lo primero que nos ha llamado la atención es que los colores son bastante fiables y que no hay tendencias extrañas -por ejemplo, los blancos no amarillean en exceso- , por lo que de primeras hay que decir que las cosas fueron bastante bien. Pero, al salir a la calle, detectamos que el brillo no es especialmente potente, lo que incide en la experiencia de visualización, ya que no es precisamente la mejor que hemos visto. En lo que tiene que ver con los ángulos de visión, se cumple, pero nos hubiera gustado que fueran algo mejores, y no olvidamos que estamos ante una gama media.

El panel, con acabado 2.5D, se integra bien en la carcasa los marcos teniendo en cuenta del segmento del mercado que hablamos, es correcto y cumple sin desentonar (pero no supera el 70% de ocupación del frontal). Con una respuesta táctil perfecta y con opciones de gestión en el apartado Pantalla de los Ajustes del Alcatel Idol 5, este componente esencial en los smartphones tiene una nota de bien, ya que hay un avance respecto a generaciones anteriores, no hay duda, pero todavía le falta un poco. Eso sí, las huellas apenas se quedan marcadas en el panel.

Diseño del Alcatel Idol 5

Pues, lo cierto, es que nos ha convencido bastante el Alcatel Idol 5, ya que se han depurado las características de anteriores generaciones y, por lo tanto, se tiene la sensación de tener un terminal mucho más caro en la mano de lo que realmente es el Alcatel Idol 5. Buen trabajo, donde no falta el metal como material de fabricación y una ergonomía bastante bien conseguida (aquí ayuda que el peso del Alcatel Idol 5 como se ve en su ficha es de sólo 155 gramos) y que confirmamos que no cuesta nada utilizar el smartphone durante largos periodos de tiempo -y con un buen agarre, por cierto-.

Lector de huellas del Alcatel Idol 5

Estructuralmente el dispositivo no tiene grandes novedades, como corresponde a su grama de producto, pero lo que se ha incluido es útil y eficiente. Por ejemplo, los botones hardware están bien acabados, con una buena resistencia a la presión y, lo mejor, con un anclaje perfecto y que demuestra que se busca superar a la competencia. No le falta a este modelo un lector de huellas que está ubicado en la parte trasera en un lugar que es muy cómodo para darle uso y, sin ser el elemento más rápido del mercado, la respuesta es correcta y no se tiene una mala sensación.

La parte frontal no tiene mayores sorpresas más que confirmar que los marcos de la pantalla son adecuados, así como la integración que es más que correcta, y se demuestra que se busca ofrecer un buen acabado (y se consigue, la verdad). La parte trasera destaca por ofrecer un sensor integrado que apenas sobresale de la parte posterior. Por cierto, los altavoces están ubicados en la parte inferior, con una calidad aceptable y quizá algo más potentes de lo esperado, pero se tapan con facilidad.

Puerto USB del Alcatel Idol 5

Por cierto, hay algo que destacar en la pantalla del Alcatel Idol 5 en cuento se ve: incluye un botón software integrado en este elemento que, al pulsarlo, muestra diferentes acciones directas que se pueden realizar. Es una ayuda, y es positivo que se pueda colocar en cualquier lado simplemente con arrástrarlo, y la verdad es que con el paso del tiempo se demuestra útil. Un buen añadido y que recuerda un poco al menú de los Galaxy Note 8.

En definitiva, el Alcatel Idol 5 es un modelo correcto, que no tiene mucho que envidiar a su competencia directa, y que claramente ha evolucionado desde la generación anterior. Y, todo esto, es positivo.

Cámara del Alcatel Idol 5

Pues aquí hay luces y sombras, nada nuevo en la gama media de producto. Para la cámara principal se ha incluido un sensor que alcanza los 16 megapíxeles interpolados con una apertura de F:2.0 y flash de doble tono que, en principio, supone un salto evolutivo. Y es así, pero no se avanza tanto como para destacar en su segmento del mercado ya que hemos encontrado momentos en los que sufre bastante el sensor.

Cámara trasera del Alcatel Idol 5

Nos explicamos: cuando la luminosidad buena el Alcatel Idol 5 hace fotos de calidad y, además, muy rápido ya que el enfoque es casi instantáneo. Buena decisión y representación de los colores son la norma, pero esto cambia según la luz va empeorando, como ya es habitual en la gama media. En interiores ya se comienzan a intuir los problemas, ya que incluso encontramos dificultades con el enfoque. Y, por la noche, incluso se añade ruido que resulta evidente (el Mono Noche integrado lo que hace es pastelear la imagen). ¿Cuál es la razón? Pues lo habitual: un rango dinámico mejorable e, incluso, el balance de blancos no es precisamente el mejor.

Esos son ejemplos de lo que podrá conseguir con el Alcatel Idol 5 que, ciertamente, en algunas condiciones ofrece unos resultados más que dignos:

La aplicación Cámara no es la propia de Android y se incluyen algunas opciones, como por ejemplo las referentes al HDR, que se tendrá que utilizar de forma habitual, y lo cierto es que no está especialmente mal y es positivo que trabaja con una buena fluidez. Por cierto, que con los selfies (sensor de 8 Mpx) los resultados que se consiguen con el Alcatel Idol 5 no están mal, y comparativamente nos parecen incluso mejores que con el elemento principal.

Si te preguntas por los vídeos, a continuación puedes ver uno que demuestra lo que conseguirás con este smartphone que, como queda claro, no tiene estabilización óptica:

Conclusión

Lo primero es indicar que con el Alcatel Idol 5 se ha dado un salto evolutivo más que correcto en la gama de producto de esta compañía, ya que ofrece avances tanto en hardware como en diseño, en este último caso creemos que se ha acertado más. No se tiene problema con las aplicaciones habituales, y la personalización Joy integrada nos deja un buen sabor de boca, aunque cambie cosas como los iconos. Es un terminal completo y solvente.

Menú en pantalla del Alcatel Idol 5

Evidentemente hay apartados donde le queda por avanzar a la firma, como en la cámara (pero que no es nuevo lo que le ocurre siendo un gama media), así como en la pantalla que en exteriores no es de lo mejor que hay en el mercado. Pero, en conjunto, es un buen dispositivo el Alcatel Idol 5, que cumple sobradamente para el día a día habitual.

Lo mejor

  • Memoria bastante rápida
  • Buena experiencia de uso

Lo peor

  • Pantalla con poco brillo
  • La cámara sufre bastante con malas condiciones lumínicas

Puntuación del teléfono Alcatel Idol 5


Opiniones



Los campos con * son obligatorios.